A partir del año próximo, la cadena de restaurantes servirá en todas sus sucursales café producido en las comunidades indígenas de Tacaná y Motozintla.

A partir de marzo del 2020, todo el café que se sirva al público en las más de 200 sucursales de la cadena de restaurantes Toks provendrá de las regiones de Tacaná y Motozintla, dos de las principales zonas productoras del estado de Chiapas.

 Esto significará servir aproximadamente 120 millones de tazas y llegar a 35 millones de clientes al año, con lo que se busca aliviar la situación de las que también son regiones de alta marginación y donde el trabajo infantil es una realidad que se vive todos los días.

Desde el año 2003, Toks tiene en marcha el programa Proyectos Productivos, gracias al cual diversas comunidades indígenas se han convertido en proveedores de la cadena y cuyas sucursales funcionan como puntos de venta de sus productos entre los que se encuentran miel, granola, mole, chocolate y mermelada.

En el año 2016, la compañía se alió con la Cooperativa de Productores Orgánicos de Tacaná, Chiapas, ubicada en una reserva natural de la biosfera en las faldas del volcán del mismo nombre, en la zona limítrofe entre México y Guatemala, para integrar al café a este programa.

 Gustavo Pérez Berlanga, director de Responsabilidad Social Empresarial de Toks, explicó que la empresa se decidió por el café de Tacaná “a parte del tema de pobreza, exclusión y lejanía, por la migración” ya que era común encontrar en la zona a jornaleros provenientes de Guatemala, quienes son llevados en camiones de redilas a las fincas donde son explotados.

Además, al estar en una reserva de la biosfera, el proyecto demandaba una serie de lineamientos y cuidados desde el punto de vista ambiental.

Chiapas es uno de los principales productores de café orgánico del mundo porque los productores no contaban con los recursos suficientes para emplear agroquímicos “y eso, que era una desventaja, ahora es una ventaja”.

Ahora, “la intención es poner el café mexicano, chiapaneco, en lo más alto, tanto dentro como fuer de México; que se pague y se reconozca”, explicó en entrevista.

Actualmente, el 80% del café servido en los restaurantes Toks proviene de esta región pero, para marzo del 2020, será el 100% y se integrará también café de la zona de Motozintla.

José Verdugo Méndez, coordinador del proyecto y representante de los cafetaleros chiapanecos, explicó que la iniciativa de Toks les ha permitido no solo encontrar un mercado para su producción sino tener acceso a asistencia técnica y servicios de salud para la comunidad.

Además, el café se paga a precios superiores a los que se manejan en la Bolsa de Café, Azúcar y Cacao de Nueva York (CSCE, por sus siglas ene inglés) los cuales se encuentran en niveles mínimos históricos, lo que ha afectado en gran medida a campesinos de todos los países productores, incluido México.

Todo este proceso con la comunidad chiapaneca quedó plasmado en el libro Tacaná: Historia de una proyecto de café socialmente responsable en Chiapas, México el cual fue escrito por el propio Pérez Berlanga y que fue presentado este lunes 7 en la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem

Por Raúl Castro-Lebrija

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.