La Reserva Federal decidió hoy recortar el rango de tasas de interés de fondos federales en 25 puntos base a 1.75 por ciento, sin unanimidad en la votación.

Tres miembros del Comité de Mercado Abierto votaron en contra de la decisión, con James Bullard prefiriendo un recorte de 50 puntos base, y Esther L. George y Eric S. Rosengren votando en favor de mantener la tasa de interés sin cambios.

De acuerdo con analistas de Intercam Casa de Bolsa, dentro de las nuevas proyecciones, los miembros no ven mayores movimientos a las tasas de interés durante 2019 y 2020, con sólo un alza proyectada para 2021.

El comunicado emitido por la Reserva no contiene cambios sustanciales con respecto al de julio y mantiene un tono suave, sugiriendo una pausa en el ciclo de bajas, pero aún comprometido con mantener la expansión. La decisión del recorte se justificó otra vez por la baja inflación y las implicaciones negativas que pueden tener la desaceleración y los riesgos globales para la economía de EE.UU.

En las votaciones y proyecciones destaca la división al interior del organismo. Cinco miembros consideran que las tasas de interés deberían cerrar el año 25 puntos base arriba del nivel actual, 5 consideran que el nivel actual es el indicado para cerrar el año, mientras que 7 de ellos aún contemplan un recorte más antes del final de 2019.

Para 2020 la división no desaparece, con 8 miembros esperando un nivel de tasas 25 puntos base por debajo del actual y 9 de ellos en el mismo nivel o mayor al actual. Esto sugiere que mayores recortes hacia adelante no están garantizados y que existirá un continuo debate dentro del organismo (basado en el desempeño de la economía) para decidir sobre la postura monetaria más prudente.

Santiago Flores, analista de Intercam Casa de Bolsa, indicó que la evaluación de la economía apenas vio cambios con respecto al comunicado de julio: reconocieron que el consumo ha crecido a un paso firme, pero la inversión y las exportaciones se han debilitado. El organismo sigue considerando como el escenario más probable un crecimiento sostenido, un mercado laboral firme e inflación cercana al objetivo de 2 por ciento; aunque la incertidumbre respecto a este resultado prevalece.

Agregó que las proyecciones de inflación y desempleo no fueron modificadas con respecto a las de junio, por lo que siguen esperando ver la inflación alcanzar su objetivo hasta 2021 y el desempleo mantenerse por debajo de 4 por ciento. No obstante, el crecimiento de 2019 fue revisado al alza (2.2% vs 2.1% prev.), junto con los de 2021 (1.9% vs 1.8% previo).

En conferencia de prensa, Jerome Powell, Presidente del FED, aseguró que el recorte es para mantener a la economía fuerte y como un seguro ante los riesgos globales. Además, dijo que la política monetaria en el futuro cercano dependerá de la evolución de la economía. Con respecto a la reciente volatilidad en el mercado de dinero estadounidense, decidieron ajustar a la baja (20 puntos base) la tasa de interés sobre las reservas y 5 puntos base en las operaciones de recompra; se comprometió a que, con el paso del tiempo, la FED proveerá al sistema de las reservas necesarias para su correcta operación. Los mercados reaccionaron con una muy ligera apreciación del dólar (DXY) a nivel global.

Explicó que ni la Bolsa Mexicana ni las tasas de interés de mercado en México vieron movimientos importantes, lo que sugiere que la decisión ya era anticipada por los mercados. “Considerando que, la inflación todavía permanece lejos del objetivo de la Reserva Federal, y ante una desaceleración sincronizada de la economía mundial, sumado a la cristalización de posibles riesgos como guerra comercial y eventos geopolíticos, pensamos que el organismo podrá recortar la tasa en una ocasión más. Sin embargo, recortes más agresivos son difíciles de incorporar sin un escenario de recesión”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.