La Secretaría de la Función Pública inhabilitó por 2 años y 6 meses e impuso multas por más de 1 millón 51 mil 500 pesos a Lomedic, SA de CV, y a Laboratorios Solfrán, SA, propiedad del exsuperdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí. Ello, porque “falsearon información al participar en contrataciones públicas” e incumplir con la Ley de Adquisiciones.

De acuerdo con un comunicado de prensa, “las circulares que dan cuenta de las referidas sanciones fueron publicadas hoy en el Diario Oficial de la Federación, y son resultado de minuciosas investigaciones en las que se identificó que ambas firmas falsearon información al participar en contrataciones públicas”.

La SFP documentó que ambas farmacéuticas “manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando en realidad una persona que en ese momento era diputado federal era integrante de las mismas, lo que incumple con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público”.

Para la secretaria Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, el estricto cumplimiento de la ley es uno de los pilares para acabar con la impunidad y construir una nueva ética pública, apunta el comunicado de prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.