A partir de este día, los trabajadores con un sueldo de 2 mil 568 hasta 7 mil 190 pesos mensuales podrán solicitar un crédito hipotecario de mayor valor por parte del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

El Programa de Aumento de Montos máximos de Crédito fue aprobado por el Consejo de Administración del Infonavit en mayo pasado y hoy entra en operación.

Los trabajadores que se verán beneficiados con este programa son aquellos cuyos ingresos mensuales sean de 1.1 a 2.8 UMA´s (Unidad de medida y actualización), y es este grupo el que podrá acceder a un mayor monto de crédito.

 “Se trata de homologar el aumento al salario mínimo que se dio a inicios del 2019 al monto máximo del crédito. Es una actualización de la capacidad de compra de los trabajares acorde al salario mínimo”.

Por ejemplo, si un trabajador gana 2 mil 568 pesos mensuales, antes podía obtener un crédito por 231 mil 200 pesos para la compra de una vivienda, pero con el aumento al monto máximo, ahora le podrán prestar 269 mil 700 pesos, más lo ahorrado en su subcuenta de vivienda, les permitirá adquirir una casa o departamento de 409 mil 263 pesos.

El Infonavit estima que hay alrededor de 12 mil viviendas registradas en estos rangos de precios.

“Como se trata de vivienda económica, lo que se va a solicitar es que los desarrolladores tengan los mismos criterios que ha establecido la Comisión Nacional de Vivienda y la Secretaría de Desarrollo de Agrario, Territorial y Urbano en materia de vivienda social, es decir, que las viviendas se ubiquen dentro de los polígonos de contención urbana”.

Territorios beneficiados. Estas viviendas se ubican en los estados donde existe el mayor registro de empleos ante el IMSS, como Nuevo León, que concentra 20 por ciento de la oferta, seguido del Estado de México, la Zona Metropolitana del Valle de México, Chihuahua, Baja California, Coahuila y Guanajuato.

“En otros estados hay dos problemas: los empleos que se generan son con mayores salarios, por el tipo de servicios que se ofrecen; y la vivienda es más cara por el tipo de suelo que hay”, explicó el directivo.

La mayoría de los trabajadores que se ubican en este rango de sueldos labora en el sector de comercios, servicios y turismo.

“Particularmente en las maquilas hay trabajadores que ganan menos de 7 mil pesos y ahora van a tener este aumento particular de hasta 16 por ciento en el monto máximo del crédito”, precisó Martínez Velázquez.

Estos préstamos se pueden complementar con un financiamiento bancario para adquirir una vivienda de mayor valor o se pueden asociar en un crédito conyugal tradicional, pues aplica para cualquier tipo de pareja con un acta de matrimonio.

“Le recomiendo a los trabajadores que revisen el salario con el que cotizan, que estén dados de alta con el salario correcto y vean cómo pueden acceder a los nuevos montos máximos de crédito.

“Y si no están cotizando o no los tienen con el salario correcto, le exijan al patrón que lo haga porque el subregistro lleva a que no puedan ejercer su derecho a un mayor crédito”, indicó el directivo.

El arranque del programa se hizo en la Bolsa Mexicana de Valores, ya que las desarrolladoras de vivienda que cotizan en bolsa son las más interesadas en que haya este tipo de programas, pues genera confianza en los inversionistas y demuestra que para el gobierno federal la vivienda sigue siendo uno de los principales motores de la economía.

Los desarrolladores de vivienda que pueden colocar más unidades a través del programa son ARA, Vinte, Cadu, Ruba y Javer, entre otros.

Para este programa se verificará mucho la calidad de las viviendas para que tengan al menos dos recámaras, seis focos y aditamentos que permitan el ahorro de gas.

El Infonavit cuenta con un seguro de calidad en el que una aseguradora se encarga de revisar los estándares de la casa. Además, a través de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), existe una norma de contratos de vivienda, la cual establece una serie de medidas para evitar los vicios ocultos.

Para solicitar un crédito mediante el Programa de Aumento de Montos Máximos de Crédito se necesita ser derechohabiente del Infonavit, contar con una relación laboral vigente y reunir los 116 puntos que se calculan considerando edad, salario y antigüedad laboral.

Estos créditos serán otorgados en pesos, a tasa fija de 12 por ciento, con un plazo a 30 años, se pueden liquidar antes sin ninguna penalización o adelantar pagos sin cobro de comisión, y la autorización de consulta en el Buró de Crédito no es obligatoria.

El derechohabiente deberá acudir a un centro de servicio Infonavit CESI para obtener la carta de autorización de crédito, con vigencia de cinco semanas, y una vez formalizado el trámite en una notaría, el instituto deposita el monto solicitado.

Además, existe un complemento de pago que permite que, en niveles salariales bajos, la tasa sea menor a 12 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.