Banxico, en su más reciente reunión para definir la política monetaria, mantuvo la tasa objetivo en 8.25%. 

La decisión fue unánime y, en general, el voto disidente con respecto al tono halcón del comunicado de marzo revelado en las minutas correspondientes no se tradujo en un comunicado más paloma esta vez, de acuerdo con los analistas del grupo financiero Citibanamex. 

Para los analistas de Citibanamex, el creciente dilema que enfrentan los miembros de la Junta de Gobierno entre un crecimiento económico en debilitamiento y persistentes riesgos al alza para la inflación se volvieron más evidentes en el comunicado de mayo, en el cual se dio un mayor énfasis a estas últimas preocupaciones.

Aún cuando Banxico subrayó la mayor debilidad de la actividad económica, no profundizaron mucho sobre este punto, contrario a las expectativas de los analistas de Citibanamex y a la luz de argumentos hechos en esa dirección en comunicaciones recientes.

En contraste,  sí destacaron varios aspectos que muestran sus preocupaciones sobre la inflación, incluyendo:

i) Que aun después de eliminar los efectos estacionales que típicamente llevan a incrementos en la inflación de servicios, las cifras de inflación anual aumentaron.

ii) Los niveles persistentemente altos y los incrementos recientes de la inflación subyacente; iii) aumentos recientes en las expectativas de inflación de corto y mediano plazo. 

iv) una mayor prima de riesgo inflacionario en los instrumentos financieros en el margen.

Adicionalmente, ahora reconocen en Banxico que las revisiones salariales recientes en algunos sectores ya han rebasado las ganancias en productividad, lo cual eventualmente podría llevar a presiones de costos.

Finalmente, aumentaron la lista de riesgos al alza para la inflación, diciendo ahora que es posible que la mayor holgura de la economía podría no traducirse en menores presiones inflacionarias a la luz de las persistentes presiones al subíndice subyacente, una cuestión que implicaría un proceso de convergencia menos eficiente.

A pesar de lo anterior, la Junta sí enfatizó que los incrementos recientes en la inflación subyacente y general son temporales, lo cual leemos como la voluntad de los miembros de “dejarlos pasar”.

 Por ahora, no habrá ajustes 

En general, la lectura de Citibanamex respecto al comunicado de Banxico está en línea con su cambio reciente de pronóstico que pospone un eventual recorte en la tasa de política de junio a septiembre de este año.

Aunque no piensa que la reciente sorpresa al alza en las cifras de inflación cambie su trayectoria para el resto del año, como al parecer también lo considera Banxico, los niveles actuales de inflación general anual de 4.4% ciertamente no son conducentes a un inminente recorte de tasa.

El cambio en septiembre

La Junta necesitará ver más evidencia de que el incremento reciente es, en efecto, temporal. Aun así, dice Citibanamex, tendrán que buscar pronto una ventana de oportunidad para empezar a bajar cuidadosamente la tasa y anticipar así preocupaciones del mercado respecto a una actividad económica en desaceleración con condiciones globales más holgadas.

Citibanamex espera también leer las minutas para ver si persiste un voto disidente sobre el tono del comunicado. Por lo pronto, reiteran el nuevo pronóstico de un recorte de 25pb a la tasa en septiembre de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.