Cuando vi la entrevista que le realizaron al jugador de futbol Javier “El Chicharito” Hernández, creador de la frase: Imaginemos cosas chingonasme dio gusto que muchos mexicanos encontrarán en sus palabras una insignia de esperanza. Esta columna está dedicada a todas aquellas personas con visión optimista, que creen en su futuro, que no se prohíben soñar, sino que trabajan sin interrupción para alcanzar sus metas. Y como ejemplo, las siguientes emprendedoras que al inicio de su profesión, imaginaron y proyectaron…¡¡¡Y lo están logrando!!!

Esperanza por un país mejor

Mónica Olivier y Diana Gaya son las fundadoras de Ernestina & Macorina una firma 100% mexicana que diseña prendas de mujer y que busca posicionarse como una plataforma de soporte para las promesas del diseño de modas en nuestro país, convocando a diseñadores de diferentes estados de la republica a crear prendas temáticas con fines altruistas.

“El nombre nace en honor a mi abuela Ernestina, una mujer que me enseño desde pequeña el significado de ayudar a los más desamparados. Me decía que con pasión y tenacidad todos los sueños se pueden lograr”, me comenta Mónica Olivier, diseñadora de la firma, quien al igual que muchos jóvenes desean vivir en un país mejor, y ante el escenario internacional que en México se esta respirando, decidió apoyar a través de su firma, a niños migrantes (por medio de “Young Center for Inmigrant Children’s Rights) destinando las ganancias de la venta de una singular playera inspirada en la frase que hizo célebre Javier “El Chicharito” Hernández: “Imaginemos cosas chingonas”.

“Como mexicanas y emprendedoras, la expresión nos dejó una huella profunda. Significa creer que es posible realizar todo lo que te propongas. Estamos convenidas que somos un país de gente “chingona” y que para alcanzar tus metas solo necesitas idealizarlas, tener determinación y trabajar”, finalizo Mónica Oliver.

Pasión por la vida y el trabajo

Andrea y Norma Angélica Camarena Jiménez nacieron en el municipio guanajuatense San Francisco del Rincón, Guanajuato (capital del sombrero desde la época colonial). Son co-fundadoras de María Donatello una firma de sombreros artesanales con delicados detalles confeccionados con insumos hechos totalmente en México como: palma de trigo, tela y cintas decorativas bordadas, que expresan entusiasmo por la vida. Su nombre nace en honor a su abuela María a quien le rinden un homenaje y les inculco valores como: amor, gratitud y pasión. Deciden crear sombreros cuando a Norma Angélica le detectan cáncer de piel, pues debe cuidar más de lo normal su dermis de la exposición a los rayos UV, utilizando un sombrero de ala ancha. La experiencia dejo una huella de aprendizaje en su vida lo que las motivo a crear una línea de sombreros con la misión de concientizar a la gente de su estado sobre la importancia de protegerse de los rayos del sol. Sus primeros diseños fueron elaborados con distintos materiales; incluso con algunos que encontraron en su casa. Posterior, comenzaron a colaborar con artesanas de Chiapas, y más tarde con artistas de Puebla de origen Otomí. Hoy sus icónicos sombreros adquieren una importante proyección y son usados por bloggers, celebridades y mujeres que buscan cuidar su piel y lucir fashionistas ya sea en la playa, el campo o la ciudad.

Buena fortuna

Relacionada con la prosperidad y venerada por muchos, Fortuna era, en la mitología, la deidad de la suerte. Para la mexicana Adriana Pastrana, creadora de la firma de joyería 100% mexicana Raoa; la fortuna va más allá de gozar de ventura o poseer riquezas materiales; representa la esperanza y el valor que nos ayuda a vencer obstáculos, construir un futuro,  lograr abundancia y vida eterna.

La última letra de cada integrante de la familia de Adriana da origen al nombre Raoa (Salvador, Isabella, Mauro y Adriana), representando el sólido lazo de respeto y unión que la impulsan a ser mejor. Con una historia de 10 años, Adriana combina en sus diseños plata esterlina (llamada también plata esterlina 925, plata de ley 925 o simplemente plata) con incrustaciones de zirconias, para crear joyas-talismán que además de expresar moda transmiten energía espiritual. Sus propuestas son tan creativas, que famosas como Marisol González, Sherlyn y Daniela Magun lucen sus coloridos ojitos-amuletos de protección y buena fortuna.

Prosperidad

La piedra llamada ojo de tigre es un cuarzo empleado desde la antigüedad como amuleto o símbolo de buena suerte. En el mundo de la moda, ojo de tigre es el nombre de una marca de accesorios concebida por María José Fragoso Martínez originaria de Veracruz y María José Llanjo Miranda; oriunda de Tuxtepec Oaxaca.

A través de aretes, diademas y prendedores creadas con materiales como: perlas, piedras naturales, conchas de mar y piel sintética e inspirados en diferentes elementos de la naturaleza como: flores, insectos, hojas, estrellas de mar, peces y frutas, sus creadoras desea comunicar un sentimiento de armonía, equilibrio y prosperidad para el mundo.

“La mujer que usan nuestra joyería es auténtica, ama lo que hace, respeta su entorno y busca proyectar su fuerza interior; esa energía la hace segura, determinante e inolvidable”.

POR CLAUDIA AZCONA

Twitter @claudiaazcona

claudia_azgar@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.