El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informó que a diario se pierden, por robo, 6 mil barriles de combustibles, muy lejos de los 80 mil con los que inició su administración.

En conferencia de prensa celebrada esta mañana en el Palacio Nacional, el titular de Poder Ejecutivo celebró que, además, “no sólo se roban mucho menos”, sino que los pobladores ya no acuden a recolectar el combustible cuando se presenta una toma clandestina.

Dijo que se han detectado y sellado más tomas que en los gobiernos pasados. Pero, aseguró, no es porque haya más robo, “sino porque ahora sí se está atendiendo el problema”.

Explicó que Hidalgo es el estado que, “por mucho”, presenta el mayor número de tomas clandestinas en el país, “incluso después de la tragedia” de Tlahuelilpan. Señaló que la entidad está “muy por encima” de otras donde el problema persiste, como Guanajuato, Jalisco, Veracruz y Puebla. Por ello, ha ordenado que en aquella entidad se incremente en ciento por ciento el número de soldados y marinos que cuidan los ductos.

Informó que a las 3 de la mañana de este día se atendió una toma clandestina en Azcapotzalco, Ciudad de México, que “parecía como una alberca”.

Zósimo Camacho

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here