El sector del juego quiere seguir dando pasos adelante para su consolidación a nivel mundial. La seguridad es un aspecto clave, en el que todos los agentes quieren poner especial énfasis para así poder presentar un producto fiable, alejado de las voces críticas que lo quieren alejar de esta concepción que se busca.

En este sentido, el foco de actualidad se fija en el estrato de población de personas menores de edad, ya que ellos por ley, tienen prohibido el acceso a estas plataformas de juego. Todos los controles son pocos para que este aspecto se cumpla y por ello próximamente, la Sociedad de Apuestas y Loterías del Estado (SELAE), quiere implantar el sistema definitivo para dificultar aún más el posible acceso de menores a estos sistemas de juego. Esta novedad no es otra que el reconocimiento facial de los jugadores de casinos online que prevé la destinación de 2.500.000 de euros a la empresa que consiga ganar la licitación.

España quiere ser pionera mundial en la introducción de esta mejora basada en dos pilares básicos: la aportación de una imagen facial y una prueba de vida. Desmarcándose así, de países como Italia que quieren que la tarjeta sanitaria sirva también en estas plataformas para corroborar la edad del usuario en cuestión.

Este sistema propuesto, busca una empresa que lo materialice con la mayor celeridad posible, para ello se ponen en concurso dos millones y medio de euros, a fin de que la sociedad adjudicataria del proyecto pueda cumplir con todos los puntos exigidos por la SELAE.

El crecimiento del sector del juego, implica que la seguridad en este punto deba aumentar. Esta propuesta basada en la biometría puede cumplir con las expectativas buscadas por los empresarios, para huir de las críticas de los contrarios a un sector del juego, tan productivo económicamente hablando y en términos de empleo. La biometría ya está siendo usada en muchas otras herramientas de carácter innovador para poder asegurar que la seguridad se cumple en todos los lados del poliedro, y tener confianza plena en que los menores tienen muy difícil por no decir casi imposible, el acceso a estas plataformas de juegos de azar y apuestas online.

El reconocimiento facial es el futuro de acceso a cualquier recinto que nos rodee, ya sea online o físico. Prueba de ello son los próximos Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. En el acontecimiento con mayúsculas deportivo a nivel planetario, se va a implantar dicha medida para poder chequear a todos los voluntarios y personas que intenten acceder al recinto para realizar una función. Con ello se espera ganar en seguridad y celeridad a la hora del acceso a los diferentes estadios.

Por lo tanto, el sector del juego va un paso por delante de casi todo, y en la seguridad no quiere quedarse atrás, ahora que esta fruta va obteniendo la maduración óptima para ser un referente a nivel nacional en los próximos años, y ser uno de los referentes económico de España a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.