El desempleo en el país presentó en diciembre de 2018 su segunda alza consecutiva, así como un incremento en la ocupación en el sector informal, de acuerdo con la información publicada por el Inegi.

Así, un incremento mensual de la desocupación, con datos desestacionalizados, de 0.26 por ciento llevó el índice a 3.6 por ciento de la PEA.

Mientras que, en la comparación anual de la misma serie, presentó una variación porcentual de 0.22 por ciento, que había registrado 3.3 por ciento en diciembre de 2017.

En tanto que la ocupación en el sector informal, que son unidades económicas fuera de normatividad oficial, llegó a 27.5 por ciento de la población ocupada.

Ello representa un avance mensual de 0.1 por ciento mensual y de 0.8 por ciento anual, en la serie desestacionalizada.

En cuanto a la informalidad laboral, representó 56.8 por ciento de la PEA, inferior en 0.3 por ciento al mes previo, pero superior en 0.1 por ciento al dato de diciembre de 2017.

En cuanto a la base de comparación, que es la tasa de participación, que es la PEA como porcentaje de la población mayor a 15 años, se mantuvo sin cambio respecto al mes previo, en 59.7 por ciento, sin embargo aumento 0.4 por ciento en relación con diciembre del año anterior.

Por entidad federativa, Tabasco presentó el nivel de desempleo más elevado, al llegar a 7.9 por ciento, desde 6.7 por ciento en diciembre de 2017.

En contraparte, Veracruz registró el mayor descenso en el año al pasar de 3.8 por ciento al finalizar 2017 a 2.7 por ciento.

En tanto que Guerrero presentó la tasa de desocupación más reducida con 1.3 por ciento.

Otras entidades con altos niveles de desempleo, de acuerdo con el informe del Inegi son la Ciudad de México (5.2 por ciento), Tlaxcala y México (4.1 por ciento)

Cierra 2018 con desempleo y la informalidad en aumento. Revista Fortuna
Informalidad en aumento. Foto Cuartoscuro.

Consideraciones de Banorte

Hacia delante, creemos que medidas como el incremento al salario mínimo en 2019, que resultó por arriba del promedio, limitarán la posibilidad de una disminución en la tasa de desempleo en los próximos meses, incluso tomando en cuenta el estímulo fiscal en la frontera norte.

Adicionalmente, es probable que el crecimiento global y local moderen su ritmo de avance en 2019, lo que en el margen podría impactar la demanda laboral, sobre todo en el sector manufacturero.

Por el contrario, la implementación de ciertos programas de inclusión laboral, tal como el de Jóvenes Construyendo el Futuro, podrían ayudar a mitigar estos efectos.

En conclusión, este reporte aumenta nuestra convicción de que la tasa de desempleo ya alcanzó su mínimo del ciclo (de 3.19% en mayo de 2018), esperando una trayectoria moderada al alza en la tasa de desempleo durante este año como resultado de los factores antes mencionados, a pesar de que se mantendría en niveles relativamente fuertes en comparación con su promedio histórico de largo plazo.

Consideraciones de Invex

Los datos marcan un deterioro al cierre del año, aunque en promedio se observó una mejora en las métricas de participación, desocupación e informalidad laboral durante el 2018.

Además, esperamos que el crecimiento la masa salarial real siga apoyando el consumo.

No obstante, la persistencia de cierta incertidumbre en el sector privado y la restructuración del gobierno lastrarán la creación de empleo y presionará ligeramente la tasa de desocupación durante este año.

Consideraciones de Scotiabank

El IGAE avanza con fuerza, pero mantiene debilidades. Revista Fortuna

Aunque la tasa de desocupación original ascendió por segundo mes continuo, siguió reportando todavía un nivel históricamente bajo, al igual que desestacionalizada, propiciando que, en promedio anual y para ambos casos, registrara su menor nivel en los últimos 14 años, resultados que coinciden con el positivo desempeño que en 2018 mantuvo la creación de empleo.

Sin embargo, la moderación en la generación de empleo y el aumento de la tasa de desempleo en diciembre, podrían estar señalando un menor dinamismo económico y reflejando el recorte de plazas en dependencias públicas, asociado con las medidas de austeridad y reorganización de la nueva administración.

Consideraciones de Monex

Monex. Revista Fortuna

Los datos de empleo han sorprendido al alza durante el primer mes del gobierno de la nueva administración.

A la luz de los acontecimientos recientes, será complicado que la variable alcance los niveles bajos de años pasados, pues además de las señales de desaceleración económica en el mundo y en Estados Unidos, habrá que tomar en cuenta las presiones adicionales que la baja en el ritmo de producción por el desabasto de gasolina en estados manufactureros durante las recientes semanas puedan añadir.

Sin embargo, los programas sociales anunciados por el gobierno federal podrían servir de contrapeso en el mercado laboral, en caso de que su implementación sea adecuada.

Consideraciones de Citibanamex

La tasa de desocupación registró el mayor incremento mensual desestacionalizado en 4.5 años.

Al cierre de 2018, la tasa de desocupación nacional se ubicó en 3.56 por ciento de la PEA, mayor en 0.26pp a la del mes anterior y la más elevada en los últimos dos años.

En el mismo periodo, la tasa de desocupación urbana ascendió a 4.41 por ciento, mayor en 55pp a la de noviembre pasado.

A pesar de estos incrementos, durante 2018 la tasa de desocupación nacional desestacionalizada promedió 3.33 por ciento y la urbana 3.97 por ciento, las menores para un año completo desde que se publica la ENOE con la metodología actual (2005).

Ello, junto con la menor generación de empleos formales, podría apuntar a que las condiciones del mercado laboral comienzan a relajarse, si bien desde niveles de poca holgura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.