La calificadora HR Ratings estimó que el efecto restrictivo de la política monetaria sobre el crédito al consumo (particularmente el crédito de nómina y tarjetas de crédito), sumado a la persistencia inflacionaria en noviembre y a la depreciación del tipo de cambio, son factores que mantendrían el crecimiento anualizado del consumo privado por debajo del 2% t/t en noviembre.

HR Ratings recordó que el consumo privado decreció 1.45% mensual (m/m) en octubre de 2018, siendo esta su caída más alta en lo que va del 2018. Lo anterior fue producto de un retroceso en el consumo de bienes nacionales y de bienes importados. Por su parte, frente al trimestre finalizado en julio, el indicador del consumo privado mostró una desaceleración provocada por el descenso en el consumo de bienes nacionales y una pérdida de dinamismo en el consumo de servicios domésticos, mientras que el consumo de bienes importados repuntó fuertemente.

La caída del consumo privado en octubre y su desaceleración trimestral anualizada podrían indicar un debilitamiento del sector terciario para el cierre del 4T18; lo que, aunado al mal desempeño de la producción industrial de noviembre, conlleva a un escenario poco favorable para el PIB del 4T18, el cual pronosticamos crezca alrededor de 0.33% trimestral anualizado (t/t).

El consumo privado descendió a 1.45% m/m en octubre frente a su avance de 0.40% m/m en septiembre, como producto de un retroceso de 3.01% en el consumo de bienes nacionales. Por su parte, el consumo de servicios avanzó en 0.34% m/m en octubre, sin embargo, este incremento no fue suficiente para contrarrestar la fuerte caída en el consumo de bienes nacionales; lo que se vio reflejado en el descenso de 1.51% m/m del componente conjunto de bienes y servicios domésticos.

Por otro lado, el consumo de bienes importados continúo retrocediendo en octubre, posiblemente como efecto de la depreciación de 7.9% en el tipo de cambio peso/dólar en noviembre.

Analizando la evolución de este indicador en términos del promedio móvil de tres meses, podemos notar también un debilitamiento, nuevamente impulsado por un retroceso en el consumo de bienes nacionales. Al trimestre finalizado en octubre, el indicador del consumo privado se desaceleró a 1.36% anualizado con respecto a su avance de 2.89% t/t del trimestre inmediato anterior (julio), mientras que el consumo de bienes domésticos descendió en 0.82% t/t. De igual forma, la desaceleración mostrada en el consumo de servicios (2.62% t/t en octubre vs. 5.40% t/t en julio) impactó a la baja el dinamismo del consumo privado total 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.