La compañía informó que solicitó la protección de los acreedores ante el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos en Nueva York. El director Ejecutivo, Eddie Lampert, y su fondo de cobertura, ESL Investments, tenían aproximadamente 2 mil 500 millones de dólares en deuda de Sears a partir de septiembre, resultado de múltiples intentos de mantener la cadena a flote. La cadena de tiendas departamentales llegó a ser el mayor minorista de Estados Unidos, ya que su reputación estaba basada en su garantía de devolución de dinero para satisfacer a sus clientes. Pero no fue capaz de mantenerse al día con los cambiantes hábitos de los consumidores, ya que sus rivales en línea atrajeron a los compradores y los esfuerzos de la firma por cambiar se vieron obstaculizados por montañas de deudas. Desde 2012, las pérdidas de la empresa han superado los 10 mil millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here