El cambio de régimen político encabezado por Andrés Manuel López Obrador sirve como telón de fondo para poner en entredicho muchas premisas económicas con las que operado el país desde hace varias décadas. La inversión, sin embargo, mantiene la cautela y la economía así como la generación de empleos podría comenzar a crujir.

Ahora, en el nombre de la Cuarta Transformación, una propuesta desde la alianza política conformada por los partidos Morena y del Trabajo propone utilizar para el financiamiento “productivo” y para emprendedores, las reservas internacionales que suman más de 174 mil millones de dólares.

Desde la Cámara de Diputados, el legislador Benjamín Robles propone una modificación al marco normativo del Banco de México para que, además de cumplir sus actuales funciones, el Instituto Central procure las condiciones monetarias y crediticias para garantizar la generación del máximo empleo, la estabilización de precios, tasas de interés moderadas y crecimiento económico.

La modificación al artículo 2 de la Ley del Banco de México también pide que se provea de los recursos de emisión primaria de dinero, en forma de crédito exclusivamente productivo, para los proyectos estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo y otros que el Poder Ejecutivo establezca”.

En otras palabras, que el Banco de México, utilizando sus reservas internacionales, se transforme prácticamente en un banco de desarrollo.

Morena junto con el PT y sus aliados tienen mayoría en el Congreso. Necesitarían tres cuartas partes de la Cámara de Diputados para que pase una iniciativa como esta porque aunque el Banco de México goza de autonomía, es el Poder Legislativo quien decide modificaciones a las leyes de los organismos independientes.

Pero no será tan sencillo porque una decisión como ésta podría tener grandes repercusiones para la estabilidad de variables como el tipo de cambio y, por supuesto, la inflación.

Es más, tendría que aclararse el origen y naturaleza de los recursos del Instituto Central. El mandato del Banco de México tendría que cambiar y ello pondría en entredicho prioridades como la política monetaria y  el combate a la inflación.

Las reservas internacionales, explica el economista Alfredo Coutiño, director general de Mood´ys Economy,  no son propiedad del gobierno.  Se acumulan reservas, agrega, porque da cierta seguridad  para quienes quieren invertir en el país.

El argumento de los legisladores de Morena y el PT es que resulta necesario poner a trabajar dichas reservas en beneficio del país.

Pero, el problema, es que las reservas están invertidas. El Banco de México las coloca en diferentes instrumentos de los mercados internacionales. Básicamente en bonos del Tesoro de los Estados Unidos mientras que otra parte las mantiene en reservas en oro para que no estén totalmente ociosas. Por ahora, el Subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher, considera que la economía no sufriría una crisis de fin de sexenio; sin embargo temas como las consultas para el aeropuerto y la posibilidad de modificar el mandato del Banco de México y sus recursos comienzan a poner nerviosos a los inversionistas.

¿Y la autonomía?

Al comprometer el mandato del Banco de México y sujetarlo  a  otros intereses más allá de la estabilidad de precios como promover el uso de crédito expansivo en beneficio de algunos sectores, el Instituto Central podría enfrentar serios conflictos.

Esto pondría en claro porque es importante la autonomía de Banxico y no asumir un mandato múltiple.

Johathan Heath, economista independiente con amplia experiencia en el diseño y análisis de indicadores económicos, consideró que Banxico debe mantener como prioridad su mandato centrado en la política monetaria y en la vigilancia de variables como la inflación.

En muchos países, dice Heath, el banco central ya no tiene un doble mandato sino un mandato prioritario. La estabilidad en precios, que debe vigilar el Instituto Central, es clave para el crecimiento económico y eso es muy valioso, dice Jonathan Heath, quien ha sido propuesto por el próximo titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa,  para ocupar un asiento en la poderosa Junta de Gobierno del Instituto Central.

La llegada de Heath al Banco de México, un puesto que deberá ser ratificado por la Cámara de Senadores, podría contribuir a fortalecer la autonomía del Instituto Central porque se trata de uno de los analistas más críticos ante los intentos de intervención por parte de la Secretaría de Hacienda en la época de Guillermo Ortiz.

Analistas como Jonathan Heath recuerdan que la inflación ha sido uno de los fenómenos que más afectan la estabilidad de la economía. El riesgo es grande porque resulta que durante el último año la presión en el precio de los energéticos ha ido en aumento afectando el precio de muchos servicios y mercancías. El año pasado la inflación terminó en niveles superiores al 6 por ciento encendiendo las alertas y focos rojos en muchos sectores.

Persiguiendo las promesas

En los días de una larga campaña, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, prometió transferencias de recursos para grupos vulnerables como adultos mayores, jóvenes sin empleo, y madres solteras.

Al llegar al gobierno, López Obrador ha impulsado una reducción de salarios para la alta burocracia así como ajustes en prestaciones como seguros de gastos médicos mayores. El monto necesario para cubrir estos compromisos supera, sin embargo, los recursos presupuestales con los que contaría su administración. Es por eso que se encuentra revisando cada peso que pueda utilizar para cumplir sus promesas.

Sin embargo, las reservas internacionales, en opinión de analistas, no deberían tocarse porque no sólo representan el respaldo para la emisiones de billetes y monedas – en otras palabras un control para la inflación – sino también la seguridad de que el país no será víctima de un ataque especulativo.

La modificación al artículo 2 de la Ley del Banco de México también pide que se provea de los recursos de emisión primaria de dinero, en forma de crédito exclusivamente productivo.

El argumento de los legisladores de Morena y el PT es que resulta necesario poner a trabajar dichas reservas en beneficio del país.

Claudia Villegas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.