Los efectos del cambio climático como la sequía, las inundaciones, huracanes, entre otras situaciones, no sólo afectan a los hogares, sino también son una fuente de riesgo para el sistema financiero global, de acuerdo con el primer reporte de la Red de Bancos Centrales y Autoridades Supervisoras para Enverdecer el Sistema Financiero (NGFS, por sus siglas en inglés).  El grupo de 18 bancos centrales, incluido el Banco de México, advierte que los riesgos físicos del cambio climático pueden dar lugar a grandes pérdidas financieras, provocando desde efectos micro hasta daños sistémicos más amplios.

“Las instituciones financieras pueden verse afectadas directamente por el riesgo físico, por ejemplo, por la reducción del valor de los activos y las garantías, aumentando los daños del asegurado o interrumpiendo sus propias operaciones comerciales. Si las pérdidas están aseguradas, pueden afectar directamente a las compañías de seguros a través de reclamaciones más altas”, indica el reporte.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here