Imagen Banxico. Revista FortunaLa confianza de los consumidores ligó en octubre su cuarto mes en niveles récord, desde julio el índice se ha mantenido por encima de 100 puntos.

Como en ningún otro momento del año los consumidores siguen pensando en viajar, adquirir automóviles o equipar el hogar.

Además, la confianza presenta signos de estabilización, con ligera baja desde su máximo en julio, que mostraba señales de euforia.

De manera específica, la variación mensual fue un avance de 1.2 por ciento respecto a septiembre, con cifras desestacionalizadas.

El comparativo mensual había tenido dos lecturas consecutivas a la baja en los meses previos.

En lo que respecta a la comparación anual el incremento fue de 16.5 por ciento, comparado con el mismo mes de 2017.

Es de resaltar la diferencia que se percibe entre la situación esperada para el país y para los hogares, que indica una elevada expectativa nacional en los próximos 12 meses.

Consideraciones de Invex

Consideramos que el dinamismo actual del mercado laboral y el aumento de remesas apoyarán el consumo, aunque los altos niveles de inflación, especialmente en gasolinas, y el aumento de los costos de endeudamiento merman la capacidad de compra.

La confianza de los consumidores se mantiene en niveles históricamente altos, aunque la agenda económica del nuevo gobierno es una fuente de incertidumbre.

Los indicadores muestran cierto entusiasmo por los cambios que pueda introducir el nuevo gobierno, aunque no descartamos una materialización de expectativas más realistas respecto a las promesas de campaña.

Consideraciones de Banorte

El optimismo alude a que el consumo se mantendrá como el principal motor del crecimiento.

El indicador se ubicó significativamente por encima de nuestro pronóstico y el consenso de mercado, considerando que retrocedería en parte por una dilución del optimismo electoral y la debilidad del peso mexicano durante el periodo de realización de la encuesta.

Sin embargo, los consumidores parecen mantener un fuerte optimismo.

Ante salarios reales al alza y un mercado laboral con poca holgura, ahora creemos que es más probable que este indicador se mantenga en niveles altos al menos el resto de este año, con un ritmo de reversión a la media más lento al que anticipábamos antes del reporte.

En este sentido, es más probable que los indicadores que se refieren a la situación actual y futura de los hogares continúen relativamente fuertes en el corto plazo.

Por otra parte, el componente de expectativas del país podría continuar revirtiendo a la media ante la dilución gradual del optimismo electoral en un contexto de mayor incertidumbre global y local, aunque aún elevado en términos absolutos dado el fuerte repunte que registró en julio pasado.

Expectativa

Hacia delante, creemos que la confianza se mantendrá encima de su promedio de largo plazo, apoyando al consumo como el principal motor del crecimiento para la economía mexicana, seguido del sector externo que continuaría favorecido por el dinamismo de la economía de EU.

Consideraciones de Scotiabank

El IGAE avanza con fuerza, pero mantiene debilidades. Revista FortunaEn el décimo mes del año el índice de confianza del consumidor mejoró tanto en su comparativo anual como mensual, lo que le asigna una lectura positiva a este indicador, impulsado por el avance generalizado de prácticamente todos sus componentes, tanto con cifras originales, como ajustadas por estacionalidad.

No obstante, destaca que el componente desestacionalizado de percepción sobre las condiciones económicas del país previstas para los próximos doce meses, el único en haberse contraído, acumuló tres bajas mensuales continuas, dando señales de cautela en la perspectiva económica del consumidor, ante la natural incertidumbre asociada con el próximo cambio de gobierno.

Consideraciones de Citibanamex

El sentimiento respecto a la situación presente y futura de la familia continúa avanzando en relación a octubre, en tanto que respecto al país, solo presentó avance el índice referido a la situación actual, en tanto que la perspectiva cayó 1.1 por ciento respecto a octubre pero vale la pena mencionar que este índice está 43.2 por ciento por arriba del observado el año pasado.

Finalmente, los consumidores mexicanos son más optimistas que hace un año respecto a las posibilidades de compra de bienes de consumo.

Se desploma la inversión fija en agosto;
baja 3.4% mensual y 2.2% anual

A diferencia de la opinión de los consumidores con altas expectativas, los inversionistas muestran extremada cautela y pintan de rojo el indicador.

Así, en agosto la inversión física presentó una caída real de 3.4 por ciento frente al mes previo, con cifras desestacionalizadas.

Por componentes, los gastos en maquinaria y equipo total se redujeron 3.4 por ciento y los de la construcción 2.9 por ciento, de acuerdo con el reporte del Inegi.

En su comparación anual, la inversión fija bruta descendió 2.2 por ciento en términos reales en el mes en cuestión.

En su interior, los gastos en maquinaria y equipo total decrecieron 2.5 por ciento y los de construcción lo hicieron en 1.5 por ciento con relación a los del octavo mes de 2017, con series desestacionalizadas.

Consideraciones de Banorte

A pesar de una menor incertidumbre a nivel local después del acuerdo comercial entre México y EU en agosto, la tendencia general de la inversión fija bruta no parecería mostrar una fuerte recuperación.

En este sentido, cabe destacar que un solo dato no marca tenencia, por lo que seguiremos vigilantes a las señales que emanen de éste indicador en los próximos meses para ver si un menor riesgo en este frente tiene un impacto en las decisiones de inversión en los próximos meses.

A pesar de esto, la confianza empresarial en términos de las expectativas sobre las condiciones futuras del país, disminuyó tanto en septiembre como en octubre, particularmente en manufactura y comercio.

Expectativa

La inversión podría mantener cierta atonía ante un entorno externo complicado dados mayores riesgos al crecimiento por tensiones comerciales y condiciones financieras más astringentes.

A pesar de las señales de una mejoría tentativa el mes previo, este reporte modera nuestra perspectiva de un impacto positivo de la disminución de la incertidumbre en el frente comercial sobre la inversión.

En este contexto, los datos de agosto parecerían reafirmar que prevalece la debilidad, particularmente en el sector doméstico ya que las importaciones de maquinaria y equipo continúan mostrando cierto dinamismo.

Sin embargo, la reciente depreciación del tipo de cambio podría tener un efecto adverso en este último componente.

La confianza empresarial ha mostrado una mayor contracción de lo que observado en los consumidores, particularmente en el componente de expectativas sobre las condiciones futuras del país.

Finalmente, las condiciones financieras a nivel global han mostrado un apretamiento como resultado de una postura más hawkish de los principales bancos centrales mientras que las tasas de interés locales también han aumentado de manera considerable, lo que constituye un reto adicional para los proyectos de inversión en términos de la tasa interna de retorno requerida.

Consideraciones de Citibanamex

Si bien acumulada al mes de agosto la inversión física en México ha crecido 2.3 por ciento respecto al mismo periodo del año previo, la cifra reciente confirma una desaceleración del gasto en los últimos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.