El próximo gobierno federal contará con suficiencia presupuestaria para mantener el equilibrio macroeconómico del país, aseguró el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

De igual manera, dijo que podrá cumplir los compromisos de campaña, considerar obras prioritarias y pagar el servicio de la deuda.

En un mensaje en redes sociales, López Obrador dijo que en los próximos días se completará el presupuesto 2019, y que está contento porque alcanzará para cumplir sus compromisos con el ingreso programado.

El anuncio de López Obrador ocurre en medio ocurre cuando las expectativas en el ámbito empresarial y en los mercados financieros, generadas por la cancelación del aeropuerto de Texcoco (NAICM), se encuentran en su nivel más bajo.

La moneda mexicana frente al dólar recuperó en la última jornada semanal en México, para cerrar en 20.09 y el viernes en los mercados que operaron se cotizaba en 20.00 pesos por dólar.

Los índices bursátiles el jueves se recuperaron fuertemente de una jornada previa de drástica caída; así el IPC recuperó 3.42 por ciento y el Biva 3.17 por ciento.

El cambio en la confianza de los empresarios también fue reflejado en los resultados de la encuesta mensual del Banco de México, levantada previo a la consulta, cuyos resultados muestran una baja en las expectativas, pero mucho más cautas a las expresadas en los mercados y el discurso tras la declaración de cancelación del NAICM.

De manera adicional, entre las instituciones financieras los temores se siguen extendiendo, es el caso de Scotiabank que redujo su pronóstico de crecimiento para el país de 2.1 por ciento a un rango 1.8-1.5 por ciento en 2019.

No crecerá la deuda en términos reales

López Obrador señaló que atenderá los gastos fijos en 2019, que detalló en 725 mil millones de pesos de intereses de la deuda del país.

Además, las participaciones federales a estados y municipios por 703 mil millones de pesos.

Otros son Adefas por 36 mmp, los servicios personales: 1.25 billones de pesos, y pensiones y jubilaciones por 928 mmp.

Dijo que no generará déficit, es decir, no crecerá la deuda en términos reales; tampoco habrá aumento de impuestos ni se crearán otros nuevos.

No habrá gasolinazos, se van a mantener los precios de los energéticos, sólo se va a agregar el componente de inflación, aseguró.

Se refirió al modelo de austeridad que seguirá su gobierno, cuya legislación avanza en el Congreso.

Obras de infraestructura en 2019

En cuanto a obras de infraestructura, AMLO mencionó la vía del tren en Istmo; la rehabilitación de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos y el Tren Maya.

Además, la rehabilitación de las refinerías y la construcción de una. Para esta refinería, en tres años, prevé una inversión de 160 mmp. “Vamos a empezar con 50 mmp el año próximo”.

Otros proyectos son la producción de energía eléctrica, conectar todo el país con internet, garantizar atención médica gratuita y de calidad y medicamentos sin costo.

“Vamos a garantizar recursos para la seguridad pública” y anunció que la semana próxima dará a conocer el plan nacional.

Plan de Bienestar para programas sociales

Expuso que el próximo año se destinará una parte importante del presupuesto en compromisos adquiridos con la población vulnerable del país.

Por ejemplo, 12 mil millones de pesos serán dirigidos al pago de becas para personas adultas mayores.

Así como un monto similar para personas con discapacidad en situación de pobreza.

Además, se invertirán 35 mil millones de pesos para estudiantes de nivel básico.

Otro sector de beneficiarios serán 300 mil jóvenes universitarios del país, quienes recibirán una beca de 2 mil 400 pesos mensuales.

Igualmente, se considera entregar una beca de 800 pesos mensuales a todos los estudiantes de preparatoria.

En cuanto al programa de empleo para jóvenes de 18 a 29 años, se incluye en el Presupuesto 2019 el pago de 3 mil 600 pesos mensuales para 2 millones personas.

Otros rubros es el apoyo a damnificados por los sismos, así como otro apartado para desarrollo de colonias urbanas marginadas, especialmente para dotar de servicios básicos.

También se considera el programa de siembra de árboles frutales y maderables con el que se generarán 200 mil empleos el año próximo.

El presidente electo agregó que serán construidas 100 universidades públicas en las zonas más pobres del país.

Habrá recursos para otorgar precios de garantía a granos básicos, así como un programa de entrega de fertilizantes “en las zonas más apartadas.

A ello se suma el programa de crédito ganadero a la palabra y sin intereses, a pagar en tres años con las crías.

Gobierno federal atenderá peticiones de los estados

López Obrador se refirió a obras específicas relevantes en varios estados que están incluidas en el presupuesto, como:

Las presas El Zapotillo en Jalisco y Santa María en Sinaloa; los hospitales de Ciudad Juárez, Ticul, Yucatán, así como uno del ISSSTE, en Torreón.

Otras son, la carretera que comunica Sonora, desde Navojoa hasta Nogales y el tren Toluca-Ciudad de México

Igualmente, el nuevo gobierno federal emprenderá obras nuevas como la modernización de un sistema de riego para Aguascalientes y la ampliación de la carretera con Zacatecas.

Así como la construcción de la vía Canelas-Tamazula, en Durango, y otra de Badiraguato (Sinaloa) a Guadalupe y Calvo (Chihuahua).

Asimismo, se prevé apoyar a Quintana Roo para resolver el problema del sargazo.

En Nuevo León, una nueva presa que hará llegar agua a la zona conurbada, la compra de vagones para el metro en Monterrey y la ampliación de reclusorios.

Expectativas económicas se debilitan

Mientras tanto, entre los empresarios las dudas en torno al próximo gobierno han venido en ascenso, como lo refleja la encuesta mensual de Banxico, que fue levantada antes de la consulta sobre el NAICM.

Las expectativas de los economistas del sector privado entre septiembre y octubre se invirtieron de esperar una mejora a un empeoramiento en el clima de negocios.

Es de hacer notar que este indicador se había mantenido desde julio con expectativa de mejora para el clima de negocios.

Una expectativa de mejora por parte de los especialistas de economía sólo se presentó en cuatro de las últimas 22 lecturas.

En términos generales las expectativas de los economistas, de acuerdo con la encuesta se para octubre se deterioraron ligeramente en cuanto a inflación, PIB y tasa de fondeo.

Scotiabank baja su pronóstico de crecimiento

Al igual de los análisis de otras instituciones financieras, Scotiabank expuso la incertidumbre que provoca la decisión de cancelar el proyecto aeroportuario de Texcoco.

Con dicha base, expuso que reduce su pronóstico de crecimiento para la economía del país en 2019 a entre 1.8 y 1.5 por ciento desde 2.1 por ciento.

En una nota titulada Comenzando con el pie izquierdo: La impensable cancelación de Texcoco, Scotibank expone sus argumentos, que se sintetizan en los siguientes puntos.

Cancelar el Nuevo Aeropuerto en Texcoco resulta una decisión muy desafortunada que tendrá consecuencias negativas para el panorama económico de México.

Comienzan a surgir muchas preocupaciones entre los inversionistas y el sector privado, ahora que enfrentan una mayor incertidumbre sobre futuras decisiones de política con una confianza mermada en el nuevo gobierno.

Se ha producido un punto de quiebre dentro de la percepción de riesgo y de las expectativas de México.

Las abruptas reacciones de las variables financieras revelan un mayor nivel de riesgo para los activos financieros mexicanos.

El tono contencioso contra los mercados financieros no ayudará a producir un ambiente positivo para la economía mexicana.

Distintos actores económicos relevantes expresaron su preocupación y desacuerdo, mientras otros aún están por reaccionar. Las calificadoras podrían tomar algunas medidas con respecto a la perspectiva de la deuda soberana, e incluso degradarla.

Se esperan algunos ajustes negativos a los pronósticos macroeconómicos de los analistas del sector privado.

Estaremos revisando nuestro marco macroeconómico con un sesgo negativo, recortando nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2019 de 2.1 por ciento a un rango entre 1.5 y 1.8 por ciento.

Algunas otras implicaciones aún en proceso de definición incluirían mayores tasas de interés, más acciones restrictivas de política monetaria y una menor inversión extranjera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here