Empresarios constructores del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) expresaron su satisfacción con el proceso posterior a la cancelación, tras dialogar con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Mientras tanto, cuatro calificadoras de valores expresaron su preocupación por la cancelación y tres de ellas modificaron la perspectiva de estable a negativa, pero mantuvieron la calificación crediticia en grado de inversión.

De igual manera, instituciones financieras han expresado su inquietud por el entorno que se ha cargado de incertidumbres, con “daño auto infligido e innecesario” como lo calificó BBVA Bancomer.

Por su parte, el dólar cerró la jornada en 20.31 pesos, lo que significó una caída más severa de la moneda mexicana; en cambio los mercados bursátiles tuvieron una ligera alza.

Para HR Ratings hay presión sobre la deuda neta

Considerando los recientes eventos en torno a la consulta del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y sus resultados, HR Ratings ratificó la calificación de la deuda soberana de México y modificó la perspectiva de estable a negativa.

Para la calificadora hay un deterioro inmediato en la percepción de inversión y riesgo del país, lo que ha llevado a una depreciación en el tipo de cambio que pondrá presión al alza sobre la cifra de deuda neta al cierre del año.

Además, señaló la agencia, complica mantener nuestro estimado para la deuda neta presupuestaria de 40.8 por ciento del PIB al cierre de 2018.

Ambiente de incertidumbre, advierte Fitch Ratings

La revisión de la perspectiva a negativa refleja el deterioro en el balance de los riesgos que enfrenta el perfil crediticio de México,

Desde su punto de vista encuentra un posible ambiente de incertidumbre y deterioro en las políticas bajo la próxima administración,

así como a riesgos crecientes de pasivos contingentes para el soberano provenientes de Pemex, frente a un escenario de desempeño económico persistentemente débil.

Aunque Fitch espera que la próxima administración continúe apoyando los aspectos fundamentales del marco de política macroeconómica –disciplina presupuestaria y autonomía del Banco de México–, persisten los riesgos relacionados con la postura fiscal del gobierno entrante.

Cambia S&P coloca a México en perspectiva negativa

Finalmente, S&P Global Ratings anunció que la revisión de perspectiva de la calificación soberana de México, para colocarla en negativa desde estable.

Para esta agencia, al igual que para otras calificadoras México mantiene grado de inversión. Los detalles de la revisión se darán a conocer este jueves.

Moody’s muestra preocupación

Si bien la calificadora Moody’s no hará por el momento una revisión de la calificación soberana de México, sí expresó su preocupación por los efectos negativos que podría tener en la confianza de los inversionistas la cancelación del NAICM.

Analistas de la calificadora reconocieron la intención del próximo gobierno por evitar daños a los inversionistas.

Sin embargo, expusieron que existe la posibilidad de un deterioro en las finanzas públicas del país.

Antes, Moody´s había revisado a la baja la calificación de los bonos del NAICM. El grado de los bonos pasó de Baa1 a Baa3, cercano al grado especulativo, comentó Citibanmex.

Diálogo con empresas contratistas

Durante la mañana de este miércoles, el presidente electo dialogó con contratistas del NAICM en la casa de transición a quienes reiteró su disposición de mantener la inversión en infraestructura y apego a la legalidad en la cancelación de los contratos.

En el encuentro estuvieron la directora general de ICA, Guadalupe Phillips y Alberto Pérez Jácome, director de Grupo Hermes Infraestructura.

Ambas empresas descartaron la intención de entablar litigios por la cancelación del proyecto en Texcoco y expresaron su intención de participar en las obras de infraestructura previstas por el gobierno próximo.

Recursos previstos en el presupuesto

El paquete económico 2019 incorporará los recursos necesarios para iniciar la modernización de los actuales aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca, así como para expandir la capacidad de la base de Santa Lucía, informó el próximo gobierno.

En este sentido, los derechos de contratistas e inversionistas serán respetados y atendidos, señaló un comunicado de la casa de transición.

Por ello, el paquete económico 2019 establecerá recursos para atender los compromisos y obligaciones relacionados con la cancelación del proyecto de Texcoco.

En concordancia con lo anterior, el paquete económico 2019 contendrá objetivos fiscales que fortalecerán la posición financiera del gobierno federal.

En concreto, el paquete considerará medidas de disciplina presupuestaria que se reflejarán en una meta de superávit primario de 0.8por ciento del PIB.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here