La renegociación de TLCAN ha colocado a Canadá en la disyuntiva fast track; escenario que parecía previsible en todo caso para México hace 12 meses.

Colocar al gobierno de Justin Trudeau, a resolver en cuatro días, algo que las delegaciones de México y Estados Unidos acordaron a lo largo de seis semanas, parece esconder intenciones diferentes.

Sin embargo, la delegación encabezada por Chrystia Freeland no está obligada a dar un si o un no, simplemente con pedir al menos el mismo tiempo de conversaciones que se dieron México y EU, pondría en un escenario diferente toda la negociación.

Es experta en hacerlo. Algo similar hizo en negociaciones complejas en el pasado, cuando se mantuvo en la mesa de negociaciones y obligó a sus contrapartes a mantener las conversaciones.

Sin embargo, el acuerdo anunciado el lunes con México, le permite a la Casa Blanca ponerlo a consideración de los senados de EU y México, una vez que haya repudiado el tratado actual.

Por lo pronto, este martes Freeland fue recibida de manera breve por el representante comercial de Estados Unidos, Roberth Lighthizer en Washington, durante la cual éste insistió en el plazo que vence el viernes para alcanzar un acuerdo.

Freeland tenía previsto encontrarse con el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, posteriormente.

Sobre el acuerdo entre México y Estados Unidos, analistas del mercado presentaron sus consideraciones, que en general, muestran una extrema cautela, así como diferentes opiniones sobre los detalles conocidos.

Canadá, en la disyuntiva fast track; aceptas o rechazas. Revista Fortuna

Banorte

Resolución de temas bilaterales México-EU aumenta posibilidades de firma de TLCAN 2.0

EU y México resuelven temas en la renegociación del TLCAN

Tanto el presidente Donald Trump, como el Presidente Peña Nieto hablaron con medios de comunicación sobre el acuerdo alcanzado, felicitando a los miembros de los equipos de trabajo e invitando a Canadá de vuelta a la negociación.

Por su parte, el representante de comercio, Robert Lighthizer, dijo que es un acuerdo preliminar, sujeto a finalización e implementación.

Aquí vale la pena mencionar que el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, dijo que México firmaría el acuerdo aun si Canadá no lo hace.

De acuerdo a información del USTR, así como de la Secretaría de Economía, el acuerdo se alcanzó en los temas más controversiales. Estos incluyen:

  • Las reglas de origen en el sector automotriz;
  • la cláusula de terminación automática (Sunset clause);
  • mecanismos de solución de controversias;
  • estacionalidad en los bienes agrícolas;
  • protección de la propiedad intelectual; y
  • comercio digital.
Reglas de origen

En el primer tema, las reglas de contenido de origen aumentarían de 62.5 por ciento a 75 por ciento.

Adicionalmente, se establecería un requerimiento de que entre el 40 por ciento y 45 por ciento de los trabajadores mexicanos ganen al menos 16 dólares por hora (alrededor de 300 pesos, superando los niveles actuales de alrededor de 150 pesos).

Finalmente, los niveles actuales de aranceles bajo el criterio de la nación más favorecida (NMF) se mantendrán para las plantas ya establecidas, así como las que están en construcción, con el fin de que cumplan con los nuevos requerimientos.

En nuestra opinión, si bien es cierto que esto podría eventualmente restar competitividad a México, cabe mencionar que, con la revolución tecnológica, las tareas repetitivas estarán en manos de robots, con las empresas demandando mano de obra más preparada y, por lo tanto, con mejores remuneraciones.

Revisión del TLCAN cada 16 años

Uno de los temas principales que llevó a que se estancaran las negociaciones fue la cláusula de terminación automática (también conocida como Sunset clause), en la cual el gobierno estadounidense quería que se suspendiera el acuerdo cada 5 años.

Los negociadores accedieron a un periodo de 16 años, con una renegociación a partir del sexto año para decidir si prolongarlo otros 16 años o suspenderlo al término del primer periodo.

Destacamos que México se resistió a aceptar esta cláusula de terminación inmediata per se.

No obstante, el hecho de que el acuerdo de revisión se haya extendió por 16 años reduce sustancialmente la incertidumbre de las inversiones porque, entre otros, aísla el acuerdo del ciclo política dado que se mantendría más allá de los seis años, y de los cuatro –eventualmente ocho-, años que duran las presidencias en México y en EU, respectivamente.

Mecanismos de solución de controversias y estacionalidad en productos agrícolas.

En el primer tema, y a pesar de que el capítulo 19 lidia con el tema de solución de controversias, Robert Lighthizer comentó que México mantendrá los derechos de disputa en materia energética y telecomunicaciones.

Adicionalmente, la cláusula que quería introducir la administración estadounidense sobre la estacionalidad a las importaciones agrícolas fue eliminada.

Bajo esta previsión, EU habría impuesto restricciones a las exportaciones mexicanas de bienes agrícolas, particularmente en las cosechas estacionales, cuando ambos países podrían producir productos al mismo tiempo, esto como si tuviéramos estaciones diferentes (en términos climáticos).

Propiedad intelectual y comercio digital.

Algunas de las previsiones en cuanto al mejoramiento de la protección de la propiedad intelectual radican en una mejor aplicación de las leyes actuales y a la implementación de castigos más severos a la violación de estas leyes.

En cuanto al comercio digital, cabe destacar que estos fueron añadidos por primera vez, reflejando los cambios tecnológicos.

Canadá todavía tiene que aprobar este acuerdo para mantener el TLCAN

Cabe destacar que Canadá fue dejado de lado en esta negociación, lo cual ayudó a que se llegara a un acuerdo entre México y EU dada la naturaleza trilateral del acuerdo, si Canadá no aprueba los cambios acordados, el proceso de renegociación podría extenderse o inclusive podría llevar al fin del TLCAN, resultando en acuerdos diferenciados para EU.

Sin embargo, no creemos que esto vaya a suceder y que los tres países llegaran a un acuerdo en los próximos meses después de mayores discusiones.

En cuanto a lo que se acordó, un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá comentó que su país se siente alentado por el optimismo entre México y EU y que este progreso es necesario para finalizar la renegociación.

Acuerdo positivo y subsistiría como trilateral

En nuestra opinión, este acuerdo es positivo y se encuentra en línea con nuestra perspectiva de que el TLCAN se mantendrá.

Cabe destacar que, aunque creemos que los tres países se encuentran cerca de un acuerdo, todavía falta un largo proceso por recorrer.

En el caso de México, el Senado –que entra en sesión con una nueva composición el primero de septiembre–, tendrá que aprobar los cambios mediante una mayoría simple, el cual podrá ser firmado por el presiente en turno.

Dependiendo del tiempo, este podría ser firmado por Enrique Peña Nieto o por Andrés Manuel López Obrador.

Por parte de EU, la propuesta se debe llevar al Senado, quien tendrá un periodo de consulta de 90 días con las partes involucradas.

Una vez que se finalice este periodo, el Senado podría aprobar estas medidas mediante una mayoría simple, para después ser firmado por el presidente Trump.

En este contexto, consideramos que una de las victorias más importantes para México el día de hoy es que podrá mantener un marco legal común, al menos en términos de la relación con Estados Unidos, lo que refuerza también las instituciones del país.

BBVA Bancomer

Acuerdo Comercial México-Estados Unidos:
el mejor acuerdo posible bajo las circunstancias actuales

Open Center. Revista FortunaLos presidentes de México y EU han anunciado un acuerdo bilateral de principio y preliminar en materia comercial.

De ser aprobado por los congresos de cada país, este acuerdo sustituiría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que ha estado en vigor desde 1994.

De acuerdo con las representaciones comerciales de ambos países y las declaraciones de los actores involucrados en la negociación, los puntos centrales del acuerdo son los siguientes:

1 Reglas de Origen del sector automotriz.

El contenido regional pasa de 62.5 por ciento bajo las reglas del TLCAN a 75 por ciento bajo el nuevo acuerdo bilateral (menor a la propuesta original de 85 por ciento de EU).

Esto significa que tres cuartas partes de las piezas que conforman un automóvil deberán ser manufacturadas en EU o México para que puedan acceder a sus mercados sin cobro de aranceles.

De acuerdo con el Secretario de Economía de México 70 por ciento de los autos exportados ya cumple con esta nueva reglamentación y está previsto un periodo de gracia de entre cuatro y cinco años para aquellos que estén fuera de norma.

Si bien el incremento en el contenido regional es relevante, se ha descartado la propuesta de un contenido estadounidense exclusivo de 50 por ciento que la administración Trump había planteado en octubre pasado y que era claramente proteccionista y sin precedente en ningún acuerdo comercial en el mundo.

2 Cláusula salarial.

Se introduce una nueva regla que requiere que de 40 a 45 por ciento de las piezas de un automóvil sean manufacturadas en países en donde la mano de obra obtenga salarios de al menos 16 dólares la hora.

Esta nueva medida afecta únicamente a México, cuyo sector automotriz gana en promedio ocho dólares la hora en comparación con 29 dólares la hora para EU y Canadá.

3 Cláusula de expiración automática.

Se retiró de la mesa la propuesta de EU de terminar automáticamente el acuerdo comercial en caso de que alguna de las partes no confirmara su adhesión tras un periodo de revisión cada cinco años.

En su lugar el acuerdo bilateral tiene una vigencia de 16 años, con revisiones cada seis años a partir del año 2024.

Este fue uno de los principales puntos de desacuerdo en la renegociación del TLCAN, dada la incertidumbre que podría traer a la inversión.

Era un tema al que tanto México como Canadá se opusieron firmemente.

4 Cláusula de estacionalidad.

Se retiró de la mesa de negociaciones la propuesta de EU para que México sólo pudiera vender ciertos productos agrícolas en determinadas épocas del año.

El comercio agrícola permanecerá sin tarifas ni subsidios.

5 Resolución de controversias.

México accedió a eliminar el mecanismo de resolución de controversias (capítulo 19) vigente en el TLCAN.

Este capítulo establece que las diferencias comerciales entre empresas particulares y algún gobierno se resuelven en páneles independientes.

Con la eliminación de este mecanismo se puede prever que las controversias comerciales que surjan se resolverán en las cortes norteamericanas.

Los negociadores afirmaron que en el nuevo acuerdo algunos sectores, entra los que figura el energético, tendrán mecanismos de resolución de controversias ad hoc.

Valoración

En general consideramos que el acuerdo comercial entre México y Estados Unidos anunciado es positivo para las economías de ambos países, sobre todo en el caso mexicano, pues resultaba trascendente culminar una negociación con su principal socio comercial, al cual se destinan 80 por ciento de sus exportaciones y del que se recibe alrededor de 50 por ciento de la inversión extranjera directa.

No se trata de un acuerdo idóneo, pero dadas las circunstancias, parece el mejor acuerdo posible.

Esto considerando que un escenario alternativo y probable podría haber sido la imposición de un arancel de 25 por ciento a las importaciones de automóviles mexicanos o la cancelación del TLCAN.

Acuerdos en el sector automotriz

Respecto a los acuerdos alcanzados en el sector automotriz consideramos que son positivos ya que:

  1. el mayor requisito de contenido regional podría, en el mediano plazo, significar un mayor valor agregado mexicano en el sector;
  2. en el sector de autopartes existe espacio para que, aun con un aumento de los salarios a niveles de 16 dólares la hora, muchas empresas puedan seguir siendo competitivas, lo cual resultaría en mejoras laborales para los trabajadores mexicanos;
  3. en el caso de vehículos ligeros y autopartes, para aquellas empresas que no cumplan con las reglas de origen, podrán exportar a EU con un arancel de 2.5 por ciento.

Considerando la depreciación real que ha experimentado el peso, el sector sería más competitivo de lo que era hace un par de años aun enfrentando este arancel.

Sin embargo, para el caso de los camiones ligeros, puede darse una afectación importante ya que estos vehículos enfrentarían un arancel del 25 por ciento en caso de no cumplir con la regla de origen.

Riesgos en solución de controversias

En materia de resolución de controversias, la eliminación del mecanismo vigente en el TLCAN representa un riesgo para la economía mexicana, dada la ausencia de una instancia imparcial que dirima las disputas entre los particulares y el gobierno norteamericano.

El hecho de haber incluido al sector energético en el acuerdo es positivo, ya que refuerza la reforma energética lo cual significará, como hemos mencionado en otras ocasiones, un mayor ritmo de inversión y de creación de empleos.

Si bien Canadá no es parte del acuerdo, hay que recordar que México y Canadá contarán en cualquier caso con un acuerdo comercial moderno y adecuado en el marco del TPP del que ambos países forman parte.

Sin embargo, el acuerdo anunciado sería más potente y benéfico tanto para México como para EU si Canadá se suma al mismo.

Es positivo también que el sector agrícola permanezca abierto.

Esto minimizará la posibilidad de que alguno de los dos países imponga subsidios en el sector, lo cual resultaría en distorsiones y pérdidas en eficiencia.

Reacción del mercado

El peso mexicano registró una ligera apreciación de 0.78 por ciento al final del día, lo que representó una diferenciación positiva marginal respecto de las divisas de mercados emergentes.

En el mercado de deuda gubernamental la curva de rendimientos registró una modesta reducción de 3pb, mientras que el spread del CDS a cinco años cayó apenas 2pb.

Esto da cuenta que el mercado tenía en buena medida incorporado algún tipo de acuerdo y que se encuentra a la espera de mayores detalles.

Hacia delante consideramos que los activos domésticos podrían verse menos afectados en relación con otros emergentes ante episodios de mayor aversión a riesgos globales.

Conclusión

Tomando en cuenta que se trata de un acuerdo preliminar, el anuncio del acuerdo comercial es favorable para México, sobre todo considerando la alternativa.

Además, en un contexto en que la mayoría de las economías del mundo enfrentan un alto grado de incertidumbre en su relación comercial con EU es positivo que se haya eliminado esta fuente de incertidumbre.

Habrá que esperar la aprobación de los congresos de los países firmantes para poder cuantificar con certeza los beneficios en el mediano y largo plazo.

tensión bilateral. Revista Fortuna

Monex

TLCAN: EU y México alcanzan acuerdo

Se anunció que EU y México alcanzaron un acuerdo

Monex. Revista FortunaEl presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de México, Enrique Peña Nieto, anunciaron que las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los dos países llegaron a su fin.

Hasta el momento, se tiene un acuerdo preliminar al que aún falta por incorporar las modificaciones que convengan Canadá y EU.

Dentro de los cambios que se contemplan para el nuevo pacto, existen aspectos positivos y otros que implicarán un reto para la industria automotriz de nuestro país.

Los próximos días serán muy relevantes para tener mayor certeza sobre cuál será el futuro de la relación comercial en América del Norte.

Aspectos positivos

Dentro de los aspectos positivos que se anunciaron ayer son:

  1. disminuye incertidumbre: México tendrá tratado de libre comercio con EU, independientemente de lo que ocurra con Canadá;
  2. la exportación automotriz está protegida pese a lo que arroje la investigación de seguridad nacional en curso;
  3. se modifica la Sunset Clause: revisión del TLCAN cada 16 años, con una renegociación a partir del sexto;
  4. Capítulo 19: México mantendrá los derechos de disputa en materia energética y telecomunicaciones. Sin embargo, la negociación con Canadá definirá el destino del capítulo;
  5. Capítulos 11 y 20: se mantienen sin cambios; y,
  6. sector agrícola: se descarta la cláusula sobre la estacionalidad a las importaciones agrícolas.

Otros aspectos

Otros aspectos que se anunciaron son:

  • sector automotriz: las reglas de contenido de origen aumentarán de 62.5 por ciento a 75 por ciento, y no a 70 por ciento como se había estimado;
  • se plantea la integración de zona de salarios altos: el 40 por ciento de los autos se manufacturará con salarios altos (16 dólares por hora).
    De acuerdo con el Secretario de Economía, el 70 por ciento de las exportaciones actuales cumplen con ello, por lo que tendrán una tarifa de exportación de 0 por ciento.
    El 30 por ciento restante podrá exportar a una tasa de 2.5 por ciento (tarifa a nación más favorecida);
  • se mantiene la incertidumbre sobre si el acuerdo será bilateral: persiste el riesgo de que EU continúe impulsando esta posibilidad.
    Para que ello ocurra, EU tendría que salirse del acuerdo, lo que plantearía una controversia legal que se resolvería en los tribunales; y,
  • cambiar el nombre del tratado: Trump propuso cambiarlo a Acuerdo Comercial de Estados Unidos y México.

Implicaciones de los acuerdos anunciados en el sector automotriz

Incremento en regla de origen de 62.5 por ciento a 75.0 por ciento
  • Este incremento significará una mayor participación de los países que componen América del Norte en la industria mundial.

Sin embargo, el incremento tendría que darse de manera paulatina para que sea favorable y no cause distorsiones en el corto plazo.

  • Si no se da de manera gradual, implicará un incremento de los costos de bienes intermedios en el corto plazo, hasta que la región mejore su competitividad respecto al resto del mundo.

Por ende, éste se trasladará al precio final de los automóviles.

  • A pesar de la restricción a la producción de salarios altos, México podría beneficiarse de la ventaja comparativa que mantiene en este factor de producción respecto a EU y Canadá, toda vez que el arancel por incumplir con ello únicamente será de 2.5 por ciento, lo que representaría un incremento menor para el precio final de los autos que incrementar el costo de la mano de obra.
  • Actualmente, únicamente cinco marcas de las que más se venden en EU cumplirían con el contenido mínimo de 75 por ciento para gozar de un arancel de 0 por ciento.
  • Si los vehículos importados no cumplen con las reglas de origen del TLCAN, ingresará a EU bajo otras condiciones de importación.

Integración de zona de salarios altos

  • Las exportaciones automotrices de México a EU representan 26.9 por ciento del total.

De acuerdo con el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, 30.0 por ciento de éstas tendrán un impuesto de 2.5 por ciento, es decir, 8.0 por ciento de las exportaciones totales estarían sujetas a este impuesto.

  • Si este arancel se traslada por completo al consumidor final, el precio de los vehículos finales aumentará 2.5 por ciento.

Mientras la economía norteamericana se mantenga sólida, esperamos que el impacto en la demanda será marginal.

¿Qué sigue?

A pesar del anuncio del lunes, aún no está muy claro el futuro del TLCAN.

Si Canadá y EU no llegan a un acuerdo, es poco probable que el primero solicite salirse del tratado; en todo caso, lo tendría que hacer Estados Unidos.

Con ello, se caería en la misma controversia que se ha planteado desde hace meses: ¿Trump tiene la facultad legal para salirse del tratado? Algunos señalan que sí y otros que no.

De lo que si se tiene certeza es de que, si Trump envía la carta solicitando su salida del TLCAN, ya hay varias demandas legales preparadas para cancelar y/o frenar la iniciativa.

Si bien se está ejerciendo presión en la negociación sobre Canadá, el mecanismo legal para concretar la amenaza no está muy claro.

La película por ver con Canadá

Mientras tanto, suponiendo que EU se saliera del tratado, el acuerdo bilateral que alcanzó con México debería ser tratado como un convenio aparte, por lo que la administración de Trump tendría que iniciar nuevamente el proceso en el Congreso norteamericano.

Estos días podrían despejar las dudas; si se da una disposición real para negociar y Canadá y EU ceden en algunos aspectos, podríamos pensar en una resolución en el corto plazo.

Si no, parece que hacer a un lado a Canadá no será tan sencillo.

Los temas más candentes entre estos dos países son:

  1. el sistema de gestión de suministros de Canadá, que incluye la protección a la producción de productos lácteos; y,
  2. el mecanismo de resolución de controversias del Capítulo 19 del actual tratado.

HR Ratings

Clarosuros en la renegociación del TLCAN

Las recientes declaraciones anunciando que México y Estados Unidos han llegado a un acuerdo preliminar en la renegociación del TLCAN representan noticias positivas para México, especialmente tomando en consideración el impacto negativo que hubiera provocado una ruptura de la relación comercial.

Con base en la información disponible hasta el momento, el acuerdo tendría un efecto favorable en la confianza de los inversionistas.

HR Ratings consideró el escenario mencionado como uno de los supuestos para la calificación de deuda soberana de México, la cual ratificamos en HR A- (G) con Perspectiva Estable.

Es importante destacar que estas resoluciones no pueden ser consideradas como definitivas.

Los acuerdos anunciados no incluyen a Canadá y no está garantizado que este país aceptará los términos negociados; sin embargo, el acuerdo con México impone presión sobre los negociadores canadienses.

De acuerdo con la información pública, Canadá tiene que aceptar el acuerdo para este viernes, pero no queda muy claro qué pasaría si no acepta estos términos.

En este sentido, las declaraciones del presidente de Estados Unidos han abierto la posibilidad de una salida del TLCAN como tratado trilateral, para entrar en un acuerdo bilateral con México (The U.S. Mexico Free Trade Agreement).

Por otro lado, el presidente de México ha expresado su deseo de reincorporar las pláticas con Canadá para lograr una renegociación trilateral.

Valoración de los cambios

Los cambios acordados más relevantes de este acuerdo son:

  • La modificación de la cláusula de terminación anticipada del tratado (sunset clause, en inglés).

HR Ratings considera exitosa la negociación del equipo mexicano en esta cláusula, ya que implicaba una gran incertidumbre para los inversionistas extranjeros y el fundamento de un acuerdo comercial es disminuir la incertidumbre en la inversión.

  • Las reglas de origen en la industria automotriz.

HR Ratings considera que estas condiciones tendrán un impacto negativo en las exportaciones manufactureras, ya que se estima que del total de las exportaciones automotrices que se dirigen a Estados Unidos, aproximadamente 32 por ciento no podrá cumplir con las reglas de origen, por lo cual tendrían que pagar un arancel de 2.5 por ciento de nación más favorecida (NMF).

  • La propuesta de estacionalidad de productos agrícolas.

Está propuesta resultó muy polémica en su momento porque implicaba una pérdida de competitividad muy importante para el sector nacional agrícola, por lo que resulta positivo que este elemento se haya eliminado.

  • En términos de la resolución de controversias, el capítulo 19, podría quedar eliminado.

Únicamente se espera que Canadá se una nuevamente a las conversaciones para así poder eliminarse este capítulo de manera definitiva.

Panorama electoral en Estados Unidos

Tomando en cuenta el panorama electoral en Estados Unidos no hay garantía de que el Congreso de ese país aprobará el acuerdo, pero no hay duda de que las posibilidades disminuirían notablemente si se pierde la mayoría republicana.

En el escenario en el cual, a pesar de que se haya logrado un acuerdo, la aprobación o rechazo en el Congreso dependiera de una cámara de Representantes con mayoría demócrata, la introducción del requisito de un salario mínimo alto sería apoyado por los demócratas, pero no se sabe si este elemento sería suficiente para que los otros cambios del nuevo tratado sean autorizados por este partido.

Bajo impacto en la banca por TLCAN y elecciones. Revista Fortuna

Fitch Ratings

Acuerdo comercial preliminar positivo
para corporativos mexicanos

El acuerdo bilateral preliminar anunciado por los gobiernos de Estados Unidos y México es positivo para los corporativos mexicanos, de acuerdo con Fitch Ratings.

La agencia opina que este anuncio atenúa la incertidumbre en relación con el resultado final de las negociaciones y establece un marco para la toma de decisiones de inversión de largo plazo.

Este lunes, los gobiernos de Estados Unidos y México anunciaron de forma conjunta que alcanzaron un acuerdo preliminar para reemplazar el antes Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Canadá también se ha reincorporado a las negociaciones, con lo que este retomaría su estatus trilateral.

Se prevé que la implementación de la versión revisada del acuerdo será gradual, una vez que la legislatura de cada país lo apruebe.

Aproximadamente 41 por ciento de los emisores corporativos mexicanos calificados por Fitch mantiene operaciones en el exterior y 24 por ciento exporta.

Reto de mejorar la competitividad

El reto principal para las compañías en México en el largo plazo seguirá siendo mantener o mejorar la competitividad frente a participantes en otros países.

Históricamente, Fitch ha observado que los sectores con mayor riesgo por la derogación del TLCAN, ante la ausencia de un acuerdo revisado, son los de autopartes, manufactura diversificada y otros que carecen de diversificación geográfica, incluyendo el minorista, bienes raíces, transportes y energía.

Por lo tanto, la agencia considera positivo que se evitara la revocación completa del acuerdo en principio.

Las revisiones preliminares involucran al sector automotriz y la agricultura, pero serán los detalles finales los que determinen finalmente los efectos entre los sectores.

Las enmiendas propuestas incluyen incrementar el contenido mínimo automotriz producido en Estados Unidos o México a 75 por ciento desde 62.5 por ciento.

También se requiere que entre 40 por ciento y 45 por ciento del contenido automotriz sea fabricado por trabajadores con un salario mayor de USD16 por hora, así como un uso mayor de acero, aluminio, vidrio y plásticos provenientes de ambos países.

Los fabricantes que no cumplan con estos requisitos serán sujetos a un arancel de 2.5 por ciento.

De acuerdo con declaraciones públicas del gobierno mexicano, alrededor de 70 por ciento de la exportación automotriz de México ya cumple con estos requerimientos.

El resto tendrá un período de transición para cumplir con los nuevos requisitos y, mientras tanto, mantendrá su acceso al mercado de Estados Unidos.

Cadenas de valor regionales

Mantener las complejas cadenas de suministro regionales que se han desarrollado en los últimos 24 años será positivo para los fabricantes automotrices mexicanos.

Sin embargo, el requisito de que México se adhiera a los derechos laborales de conformidad con la Organización Internacional del Trabajo podría presionar los costos laborales de los corporativos mexicanos.

Los aranceles sobre los productos agrícolas comercializados permanecerán en cero y se eliminarán las barreras comerciales para productos de temporada exportados a Estados Unidos.

Suprimir los aranceles compensatorios en productos agrícolas debería reducir la volatilidad de precio para compañías que operan en el sector.

La duración del acuerdo propuesto será de 16 años, con una revisión cada seis años.

El período de revisión sustituye la cláusula de terminación de cinco años impulsada originalmente por el gobierno de Estados Unidos.

Baker McKenzie

Lo que falta, no es menos
importante: Manuel Padrón

Manuel Padrón, Socio de Baker McKenzie México expuso sus puntos de vista sobre el anuncio.

Es positivo que los gobiernos de México y Estados Unidos hayan alcanzado un acuerdo sobre TLCAN, pero para México no sería suficiente un acuerdo entre los dos países.

En sectores específicos, al parecer, se alcanzaron buenos acuerdos para México como la eliminación de la propuesta original de que 50 por ciento del contenido del vehículo tuviera que ser fabricado en Estados Unidos, al igual que haber llevado la petición original de fijar el salario de los trabajadores involucrados en la producción automotriz a 16 dólares hora, a que aplique sólo a 40 por ciento del valor del vehículo.

En productos agrícolas, pareciera que no habrá un veto temporal para México para exportaciones de este rubro; y en resolución de controversias, aparentemente se seguirán los procedimientos internacionales estándares.

Estas son noticias favorables para México.

Sin embargo, hace falta ver los textos del acuerdo para entender los términos finales de la negociación.

Respaldo transexenal de México

También es positivo el hecho de que este acuerdo da señales de que las negociaciones que habían sido avanzadas en los últimos meses son respaldadas por la nueva administración de México.

Y esta confirmación es crucial para el acuerdo.

No obstante, no es menos importante lo que falta, y es saber si Canadá se sumará al tratado.

México y Canadá son signatarios del renovado TPP (CPTPP), pero para llevar el comercio regional al siguiente nivel, haría falta un acuerdo entre los tres países, lo que se ha llamado un TLCAN 2.0.

Una vez se cierre la negociación, el Senado mexicano revisaría la propuesta para enviarla a aprobación del Presidente.

Considerando los resultados electorales, habría altas probabilidades de que el Senado mexicano apruebe el texto de la negociación, pero aún está por verse lo que pasará en la negociación con Canadá, que sorprendentemente no se ha dado simultáneamente con México y Estados Unidos”.

Washington

Base

El peso y el nuevo acuerdo
comercial con Estados Unidos

Finalmente, ayer lunes se dio un entendimiento de comercio entre Estados Unidos y México.

La Bolsa Mexicana de Valores reaccionó favorablemente al ganar 1.58 por ciento, al mismo tiempo que el peso se apreció.

Sin embargo, la apreciación del peso fue sólo moderada (0.70 por ciento o 13.3 centavos), como consecuencia de varios factores:

Avance significativo, aunque verbal

En primer lugar, aún y cuando representa un avance significativo, el acuerdo sigue siendo verbal.

Además, implica solamente a Estados Unidos y México, sin incluir a Canadá, que no ha estado presente en las últimas pláticas de renegociación del TLCAN.

Así, el acuerdo es de carácter bilateral y pareciera que Trump está orillando a que Canadá acepte las cláusulas o salga del tratado.

El escenario de un acuerdo bilateral con Estados Unidos representa un sub óptimo para México, ya que el mejor escenario incluiría a Canadá en la renegociación.

Canadá, socio comercial relevante para EU

En segundo lugar, el acuerdo tiene que ser aprobado por el Congreso de Estados Unidos y se especula que podría rechazarlo por dejar fuera a Canadá.

Vale la pena mencionar que 18.25 por ciento de las exportaciones de Estados Unidos tienen como destino Canadá, mientras que 12.78 por ciento de sus importaciones provienen de Canadá.

Lo anterior muestra que el comercio con Canadá es relevante para la economía estadunidense.

Incertidumbre sobre los beneficios efectivos

Como tercer punto, sólo se han publicado algunas pinceladas sobre el acuerdo logrado, por lo que existe incertidumbre sobre si es benéfico para la economía mexicana, tanto en el corto como en el largo plazo.

En particular, los puntos referentes a la industria automotriz y la cláusula 19 referente a la revisión y solución de controversias en asuntos antidumping y compensatorios, generan incertidumbre sobre el mercado.

Los aranceles a acero y aluminio subsisten

Finalmente, los aranceles al acero y al aluminio que Trump impuso a México debido a la demora en la renegociación del TLCAN no han sido eliminados.

La existencia de estos aranceles representa una barrera no sólo comercial, sino también psicológica en la relación con Estados Unidos y mantienen latente la amenaza que lanzó Trump hace unos meses sobre imponer aranceles a los productos automotrices provenientes de México.

El arancel sobre la industria automotriz sería un duro golpe para las exportaciones y la economía mexicana.

Escenarios para el peso

Para que el peso pueda apreciarse más tendría que haber señales claras de que Canadá se sume al acuerdo y/o que el Congreso de Estados Unidos esté de acuerdo con las cláusulas modificadas.

Si se da alguno de estos dos puntos, el tipo de cambio podría bajar hasta niveles de 18.50 pesos por dólar.

Pero, si se dan los dos (que se sume Canadá al acuerdo y señales de que el Congreso de Estados Unidos aprobará el acuerdo), el tipo de cambio podría bajar hasta el nivel de 18.30 pesos por dólar.

Si además se eliminan los aranceles al acero y al aluminio, el tipo de cambio podría bajar hasta niveles de 18.00 pesos por dólar, ya que la renegociación del TLCAN elimina la principal incertidumbre y especulación que ha aquejado al mercado cambiario en los últimos 22 meses.

No bastan para el “equilibrio”

Hay que recordar que el tipo de cambio peso-dólar muestra siempre un efecto de sobre reacción al alza y luego se ajusta lentamente a la baja, razón por la cual no se espera que se regrese al nivel de “equilibrio” a pesar de que se elimina la incertidumbre por la renegociación del TLCAN.

Además, existen otros factores que pueden seguir presionando al tipo de cambio, tales como la política monetaria de Estados Unidos, el precio del petróleo, aversión al riesgo a nivel internacional y efecto contagio de otras divisas de economías emergentes.

TLCAN aranceles de EU. Revista Fortuna

Ve por más

EU–México, primer paso hacia el TLC 2.0

Acuerdo bilateral México- EU

El presidente de EU anunció que su país y México alcanzaron un acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Además, hizo mención de que podría realizarse un cambio en el nombre del pacto, mismo que sería exclusivamente con México.

Por su parte, el Presidente de México, indicó que espera que Canadá se incorpore pronto a las mesas de negociación para lograr la completa renegociación del TLC esta semana.

Si bien no está confirmada la fecha de cuándo podría suceder, medios internacionales dieron a conocer que la representante líder de Canadá viajará a Washington, luego de interrumpir la gira de trabajo por Europa en la que se encontraba.

El Congreso de EU autorizó una negociación trilateral

Es de recordar que el Congreso de EU, aprobó a la administración de Donald Trump la renegociación del TLC de forma trilateral.

De ahí que la intención de pactar acuerdos por separado con México y Canadá, requeriría de una nueva autorización del poder legislativo (tanto de la Cámara de Representantes como del Senado).

Pensamos que diversos elementos podrían dificultar pactos comerciales bilaterales:

1) Conseguir el visto bueno del Congreso de EU podría tardar por lo menos 30 días, lo que retrasaría el proceso para conseguir la firma de México y Canadá con los mandatarios actuales,

2) Los congresistas estadounidenses han mostrado una postura en contra de esa propuesta.

3) Las empresas de los tres países, así como el gobierno canadiense y mexicano han comunicado la negativa de romper un pacto comercial entre los tres países que conforman la región de América del Norte.

¿TLCAN 2.0 esta semana?

El representante comercial de EU dio a conocer que buscaría entregar al Congreso este viernes, la intención de firma del TLC modernizado, lo que requeriría lograr consensos con Canadá esta misma semana.

Consideramos que la voluntad política de Canadá y EU, dictará el cierre del TLC 2.0.

Particularmente, temas como resolución de disputas (capítulo 19) y la protección de Canadá a sectores como el lácteo, serán los más controversiales.

En principio, la mayor incertidumbre, que ha permeado a los activos mexicanos por más de un año del inicio de la renegociación, posiblemente ya ha pasado.

Asimismo, aunque nos mantenemos a la espera de tener más información para evaluar las implicaciones en la economía de los cambios del TLC, la señal enviada hoy es positiva.

Citibanamex

Reacción positiva de mercados al acuerdo México-EU

México y EU alcanzan un acuerdo comercial.

mejora economía. Revista FortunaEn el marco de la renegociación del TCLAN, los gobiernos de los dos países anunciaron un acuerdo tentativo que cubre la mayoría de los temas controversiales que han surgido desde que hace un año los tres miembros del TLCAN comenzaron su renegociación.

Se resuelve el escollo del contenido regional con incrementos que en el caso del sector automovilístico aumentarían a 75 por ciento e incorporan una regla de contenido por trabajadores que reciban al menos 16 dólares por hora.

También se alcanza acuerdo sobre la controversial cláusula de caducidad con su extensión a 16 años y la opción de revisión al sexto año.

También se formalizan muchos de los elementos de modernización del acuerdo que tomaron forma durante las seis rondas formales de negociación (comercio electrónico, propiedad intelectual, entre otros).

Temas por definir

Quedan no obstante algunos temas por definir; el más inmediato y relevante es la incorporación de Canadá al acuerdo, que en este momento es nuestro escenario central.

De ello probablemente se desprendan más detalles sobre resolución de disputas y salvaguardas.

Otro aspecto a definir con mayor precisión es la ruta a seguir a partir de este punto: si el acuerdo bilateral construye sobre o bien pretende sustituir al acuerdo trilateral vigente y si ello tiene que ver con el proceso de finalización y aprobación legislativa del nuevo acuerdo.

En cualquier caso, se lograron resolver los temas que obstaculizaban un acuerdo y eso es de suyo, positivo

La reacción de los mercados hasta el momento es moderada

El peso cerró el mismo lunes en 18.76 frente al dólar, es decir una apreciación de casi 0.8 por ciento -el mejor desempeño frente a otras monedas emergentes.

Esto puede indicar que, o bien, están a la expectativa de mayores detalles sobre lo anunciado o tiene que ver con que el mercado había descontado ya esta noticia.

Hasta este momento nos inclinamos más por esta segunda posibilidad, pero se trata seguramente de un tema a seguir durante la semana.


Más de TLCAN

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.