Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria. Revista FortunaLa tendencia a la baja de la inflación en mayo se vio presionada por alzas en los energéticos de manera señalada el gas LP y las gasolinas, además de varios servicios.

Con los mencionados movimientos, los precios al consumidor reportados por el Inegi disminuyeron 0.16 por ciento mensual, reducción menor a la de un año antes cuando bajó 0.12 por ciento. A tasa anual bajó ligeramente de 4.55 por ciento en abril a 4.51 por ciento en mayo.

En lo que se refiere al componente subyacente se elevó en 0.26 por ciento mensual, con la ayuda de los servicios con 0.30 por ciento mensual, mientras las mercancías subieron 0.21 por ciento.

A tasa anual, la inflación subyacente bajó a 3.69 por ciento desde 3.71 por ciento en abril pasado.

Presionan los energéticos contra la caída inflacionariaEn cuanto al componente no subyacente, presentó una baja mensual de 1.38 por ciento, resultado de caídas en frutas y verduras (-2.69 por ciento) y en energéticos (-2.39 por ciento). De entre estos, destacaron la electricidad (-22.32 por ciento), el limón (-40.88 por ciento), el huevo (-7.58 por ciento) y el jitomate (-11.93 por ciento).

Entre las alzas más sobresalientes estuvieron el gas doméstico LP, 7.22 por ciento y la gasolina de bajo octanaje con 1.08 por ciento.

A tasa anual, este componente bajó su caída a 6.99 por ciento frente a 7.07 por ciento del mes anterior.

Consideraciones de Scotibank

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria. Revista FortunaPara Scotiabank la evolución mostrada fue resultado de un alza poco usual en los servicios que impulsó el componente de precios subyacente, en tanto que los mayores precios en gas doméstico LP y gasolinas atenuaron la baja en electricidad relacionadas con las tarifas preferenciales de temporada.

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria

Consideraciones de Monex

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria. Revista FortunaLa débil baja de la inflación registrada en mayo deriva del avance del componente subyacente, el cual estuvo influido en mayor proporción por los precios de los servicios, sobre todo los relacionados con los servicios turísticos, hoteles y tarifas aéreas.

Adicional, se observó cierta presión por los precios del gas LP, las gasolinas y algunas frutas y verduras.

En el componente de mercancías si bien algunos bienes aun presentan incrementos, de manera generalizada se observa una menor incidencia sobre el indicador general.

En la última encuesta de expectativas económicas realizada por Citibanamex, 12 de los 26 analistas encuestados, incluyéndonos a nosotros, espera que Banco de México incremente la tasa de referencia en 25 puntos base en su próxima reunión de política monetaria que se celebrará el 21 de junio.

Este incremento consideramos que estará justificado por la reciente depreciación de la moneda mexicana, el incremento en la tasa de referencia de la Reserva Federal que ya damos por descontado, y el aumento en el precio de los energéticos.

Aportaciones de Finamex

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria. Revista FortunaQuincenalmente en la segunda de mayo con el INPC aumentó 0.26 por ciento con respecto a la primera quincena, en tanto que la subyacente fue 0.16 por ciento en el periodo, observó Finamex

Los genéricos con mayores incidencias en la quincena fueron gas doméstico LP, pollo y gasolina de bajo octanaje; mientras que los genéricos con menores incidencias fueron huevo, limón y plátanos.

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria

Consideraciones de Banorte

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria. Revista FortunaBanorte considera que la inflación seguirá presionada por los precios de los energéticos, compensado por una tendencia a la baja en promedio en los precios de los productos agrícolas.

Adicionalmente, estima presiones temporales sobre los elementos subyacentes como resultado de la volatilidad observada en el tipo de cambio.

“En este contexto, mantenemos nuestra expectativa de una inflación de 4.3 por ciento a finales del año”, señaló Banorte.

Consideraciones de Invex

Presionan los energéticos contra la caída inflacionaria. Revista FortunaLa inflación mantiene una tendencia a la baja, aunque el repunte de los precios del petróleo seguirá presionando las gasolinas y los servicios de transporte, mientras que la debilidad del peso podría frenar la desaceleración de la inflación en mercancías.

Asimismo, no se pueden descartar choques adicionales a los volátiles precios agropecuarios.

Esperamos que la inflación general cierre el año en 4.3 por ciento, mientras que la subyacente se ubicaría dentro del rango objetivo de Banxico con una tasa de 3.5 por ciento.
No obstante, consideramos que el escenario para la inflación se ha deteriorado y se mantiene sesgado al alza.

La acumulación de presiones sobre el peso podrían inclinar la balanza para que Banxico decida incrementar la tasa de referencia en su próxima reunión.

De cualquier como, consideramos que la posibilidad de un recorte en las tasas al cierre del año se ha reducido considerablemente, por lo que ahora esperamos que la tasa de fondeo cierre el año en 7.50 por ciento.

Más de inflación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.