Desde Thomson Reuters nos invitan al análisis sobre la equidad de género e invitan a reconfigurar la forma de hacer economía para pasar de una que genera desigualdad a otra que le apuesta a la paridad sustantiva y a la igualdad de género.

Adrian Owen,
Líder del segmento de instituciones financieras de Thomson Reuters en Ibero-América

Equidad de género, calidad de vida y rentabilidad. Revista Fortuna
Adrián Owen

En años recientes, nos hemos exigido un compromiso para reducir la brecha de equidad de género. Hacer una reflexión al respecto nos lleva a identificar este tema como una prioridad no sólo de justicia social, sino como una estrategia económica también. Con la puesta en marcha de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, en el que el número cinco busca lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas del mundo, el tema ha generado gran expectativa a nivel global.

Para México, este tema es de gran importancia ya que de acuerdo al último reporte de igualdad de género del Foro Económico Mundial, México pasó del lugar 66 al 81 de los 144 países analizados. De hecho, el país tuvo sus peores calificaciones en el rubro de participación económica y oportunidades laborales para las mujeres (lugar 124 de 144).

Equidad de género, calidad de vida y rentabilidad. Revista Fortuna

Revertir el retorceso

Para Thomson Reuters como compañía global, es muy relevante trabajar para reducir esta diferencia. De hecho, a finales de 2017, 32 por ciento de los puestos de liderazgo en la compañía estaban ocupados por mujeres, y nuestro objetivo es llegar a 40 por ciento en 2020.

Contrario a lo que se suele pensar, la equidad de género no es un tema de mujeres, sino un tema que involucra a toda la sociedad y es sumamente relevante para la productividad de las empresas, la competitividad del país y el crecimiento económico. Por ejemplo, en su último estudio sobre mujeres líderes en la banca, el Fondo Monetario Internacional encuentra correlaciones positivas entre la estabilidad y el aumento de las utilidades de las instituciones financieras con mayor representación femenina. Fortalecer el compromiso por esta igualdad se refleja en beneficios para todos, porque en conjunto generamos una mejor calidad de vida.

Equidad de género, calidad de vida y rentabilidad. Revista Fortuna

Igualdad de oportunidades

Hablar de igualdad de género implica una igualdad en oportunidades para favorecer al país desde diferentes sectores; en un reciente encuentro que realizamos sobre el tema para nuestros empleados, nos enteramos de que en la renegociación del TLCAN el gobierno federal, por ejemplo, ha hablado de la creación de un capítulo sobre género para implementar políticas públicas y remover barreras para la participación de mujeres en el ámbito de comercio internacional; también supimos que, según Manpower, han identificado que las empresas más diversas e inclusivas logran tener una mejor marca empleadora y atraer más talentos; finalmente, por su lado, el Banco de México ha recibido la certificación EDGE (Economic Dividends for Gender Equality), como un reconocimiento al compromiso de la institución con la Igualdad de Género en el ámbito laboral.

Es decir, la iniciativa privada y pública se han propuesto firmemente empujar el tema de género para construir una especie de paraguas que vaya permeando desde arriba hacia abajo, a través del cual se genere conciencia y se rompan falsas creencias que han frenado el crecimiento igualitario. Sin embargo, desde el nivel empresarial surge una pregunta clave: ¿cómo involucrar más a los hombres en este tema? En primer lugar, se debe reconfigurar la forma de hacer economía para pasar de una que genera desigualdad a otra que le apuesta a la paridad sustantiva y a la igualdad de género. En ese sentido, sumar esfuerzos, como crear programas de patrocinio con el apoyo de los hombres, es esencial en la creación de oportunidades para las mujeres, entendiendo que éstas se transformarán en un mayor rendimiento empresarial.

Equidad de género, calidad de vida y rentabilidad. Revista Fortuna

Apostar por el desarrollo social

Invertir en equidad de género es apostar por el desarrollo social, pero también el económico. La equidad de género es el recurso más valioso dentro de cualquier industria, tanto del sector público como el privado. No invertir tiempo y esfuerzo en maximizar dichos recursos, sería un grave error. Hagamos diagnósticos y fijemos metas para implementar procesos que nos harán alcanzarlas y busquemos corresponsabilidad tanto hombres como mujeres para lograr un México mejor.

Thomson Reuters es el proveedor líder mundial de noticias e información para mercados profesionales. Nuestros clientes confían en nosotros para acceder a la inteligencia, la tecnología y la experiencia que necesitan para encontrar respuestas fiables. La empresa opera en más de 100 países hace más de 100 años. Las acciones de Thomson Reuters cotizan en las Bolsas de Valores de Toronto y Nueva York (símbolo: TRI). www.thomsonreuters.com

Más de equidad de género

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here