Los aranceles que Estados Unidos impuso a las importaciones de acero y aluminio para México, Canadá y otros países que debían entrar en vigor este martes, fueron pospuestos un mes.

Sin embargo, la administración de Donald Trump anunció a pocas horas de su aplicación que la exención temporal se extiende hasta el 1º de junio, debido a los avances en las negociaciones comerciales que mantiene.

A la vez, informó que otros países evitan las cuotas por haber alcanzado acuerdos en principio, es el caso de Argentina, Australia y Brasil.

De acuerdo con Reuters, funcionarios del gobierno de Trump han dicho que en lugar de los aranceles, los países que exportan acero y aluminio deberán acordar cuotas diseñadas para lograr protecciones similares para los productores estadounidenses.

Pero Canadá, México y la Unión Europea han insistido en que no aceptarán cuotas para obtener exenciones permanentes a los aranceles.

Una fuente familiarizada con la decisión dijo que no habrá nuevas prórrogas más allá del 1o. de junio para evitar los aranceles, reportó la misma agencia.

acero. Revista Fortuna

EU presiona con acero y aluminio, admite Lighthizer

De esta manera las cuotas compensatorias Washington mantiene como espada que amenaza las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuyos avances han sido prácticamente nulos por más de un mes.

De hecho, siguen apareciendo propuestas para destrabar algunos de los seis puntos de mayor desacuerdo, sin embargo, el tiempo avanza y los escenarios políticos están en evolución.

El uso de los aranceles al acero y al aluminio como mecanismo de presión al TLCAN por parte de Washington fue confirmado por Robert Lighthizer este martes ante la US Chamber of Commerce.

Encuentro en el que, además, el representante comercial de Estados Unidos advirtió que hay dos semanas para alcanzar un acuerdo de renegociación, de otra manera “probablemente las conversaciones se suspenderán” hasta después de las elecciones en EU.

No sólo eso, un nuevo Congreso estadunidense “podría tener diferentes prioridades sobre lo que quiere en un trato”, según Lighthizer. Lo cierto es que México sí tendrá un gobierno diferente.

Este martes, el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, reiteró que la disputa sobre el acero y el aluminio está completamente separada de las negociaciones del TLCAN.

acero. Revista Fortuna

EU insiste en reglas de origen y salarios equilibrados

Mientras tanto, en el terreno de las negociaciones Estados Unidos insiste en su modelo de reglas de origen para la industria automotriz, que es uno de los temas que más distancia ha impuesto a las partes.

Aunque en este momento Estados Unidos ha presentado una segunda concesión, luego de reducir de 85 a 75 por ciento el contenido regional de los automóviles, ya que Reuter tuvo acceso a información que considera conceder un plazo de cuatro años para su cumplimiento.

No obstante, donde lo negociadores encuentran mayor dificultad es en la parte de remuneración de la mano de obra en México, donde la propuesta estadunidense actual plantea que haya un salario de 16 dólares por hora para 40 por ciento del valor de vehículos de pasajeros ligeros y 45 por ciento de las camionetas.

Según estudios de la industria, en México, los salarios en las plantas de ensamblaje en promedio son inferiores a seis dólares por hora, mientras que en las de autopartes es la mitad.

acero. Revista Fortuna

Con nueva propuesta y sin tanta urgencia

Este martes, en Los Pinos Ildefonso Guajardo dijo que México llevará a la reunión de la semana próxima en Washington un planteamiento en respuesta a la propuesta estadounidense

Con menos urgencia que Lighthizer, Guajardo, sin descartar nada, dijo que es prematuro asegurar que se tendrá un acuerdo en los próximos días.

No se puede decir que una negociación está concluida hasta que todos sus temas estén resueltos, aseguró Guajardo.

Por tal razón, “la posición de México nunca ha sido la de tener un acuerdo de principio”.

Agregó que, México no sacrificará la calidad del acuerdo, que “es fundamental antes que los plazos perentorios, como son las elecciones”, por tal razón “los incentivos están alineados para alcanzar compromisos que beneficien a los tres países”.

Incluso, señaló, que México todavía realiza consultas con la industria automotriz sobre las demandas estadounidenses y que respondería la próxima semana.

El lunes Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo que esa organización elaboró una nueva propuesta sobre el contenido regional en América del Norte que será llevada a la próxima reunión de ministros.

Respecto a la nueva propuesta de Washington, Solís dijo que dadas las condiciones de la industria automotriz regional, “preocupa porque no es alcanzable” y “no es realista”.

Si bien, la distancia en el tema de reglas de origen la distancia es lejana entre las partes, existen otros temas por resolver, que son las compras gubernamentales, la cláusula conclusión quinquenal (sunset), la estacionalidad para productos del campo y solución de controversias, principalmente.

Más de TLCAN

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here