La economía estadunidense se debilitó en el primer trimestre del año al reportar un crecimiento de 2.3 por ciento.

El avance estuvo apoyado en por la inversión privada que lo hizo en 7.3 por ciento y las exportaciones que aumentaron 4.8 por ciento.

Pese a que el consumo se desaceleró a sólo 1.1 por ciento, el ingreso disponible se elevó 6.2 por ciento.

Los gastos gubernamentales avanzaron 1.2 por ciento a tasa anualizada; en tanto que las importaciones crecieron 2.6 por ciento.

Lo cierto es que representa un menor ritmo respecto al trimestre previo, cuando el crecimiento fue de 2.9 por ciento.

Mientras tanto, la inversión fija también se desaceleró creciendo a una tasa de 4.6% trimestral anualizada desde 8.2% reportado el trimestre previo.

Este primer reporte, publicado por la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés) será revisado con una base más amplia que se dará a conocer el 30 de mayo.

Atención a la evolución de los precios

Desde la perspectiva de Monex, si la propensión a consumir aumenta en los próximos meses, como es previsible, se generarán presiones sobre el nivel general de precios, lo que incentivará a la Fed para seguir con el proceso de normalización de la política monetaria.

Por su parte, Banorte opinó que, si bien el dato mostró una desaceleración importante, resultó por arriba de lo estimado y cabe recordar que suele haber una desaceleración en la actividad económica en el primer trimestre del año.

Esperamos un repunte especialmente en el consumo, apoyado por la fortaleza del mercado laboral, la aprobación de la reforma fiscal y los elevados niveles de confianza de los consumidores, para llegar a 3.4 por ciento en el segundo trimestre, agregó Banorte.

En cuanto a las presiones inflacionarias, Banorte estima especialmente relevante el repunte en el índice de precios PCE core de 1.9 por ciento en el cuarto trimestre de 2017 a 2.5 por ciento en el primero de 2018.

Por tal razón, los reportes de precios serán clave en las próximas acciones del Fed, concluyó Banorte.

Costos laborales en nivel histórico

Por otra parte, el Departamento de Trabajo estadunidense reportó un incremento de los costos laborales de 0.8 por ciento en el primer trimestre.

El aumento que significa su nivel máximo de los salarios y compensaciones desde 2007, en el cuarto trimestre de 2017 dio una lectura de 0.6 por ciento de aumento.

De esa manera la tasa interanual de crecimiento llegó a 2.7 por ciento desde 2.6 por ciento en el cuarto trimestre.

Más de la economía de EU

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here