Los tendencias en las TIC están ofreciendo nuevas soluciones que impactan en aprovechamiento de las inversiones que las hacía muy demandadas y esperadas por las empresas. El experto Carlos Mejía nos presenta una alternativa global más reconocida.

Carlos Mejía*

Cuando hablamos de soluciones de tecnología, normalmente asumimos que los diseños de las mismas están focalizadas a nichos particulares y con alcances o usos limitados; y eso es normalmente correcto, sin embargo, cada vez más la industria empieza a diseñar y desarrollar soluciones con propósitos más generales y con beneficios de interés en los costos para las empresas.

Un ejemplo de estas nuevas soluciones lo encontramos en la denominada hiperconvergencia, que si bien tuvo sus orígenes en una solución limitada a escritorios virtuales ha venido desarrollándose hasta convertirse en una solución que faculta a las empresas a manejar sus aplicaciones de misión crítica.

Integración de componentes como si fueran uno

Una descripción de alto nivel de una solución de hiperconvergencia, sería la integración de tres componentes principales: a) servidores (tres como mínimo), b) switch de red de alta capacidad (al menos uno) y un hipervisor (aplicativo central de la solución), que trabajan como si fueran un solo elemento.

De acuerdo al reporte de Market Monitor más de 55 por ciento de las organizaciones la han comenzado a implementar, llegando a generar hasta 371 millones de dólares durante el 2017 y al ver los beneficios que una solución como esta pueda traer al negocio, empieza a tomar sentido.

Reducción de costos y mayor productividad

En una investigación realizada por IDC denominada “El valor comercial de la modernización de la infraestructura con sistemas hiperconvergentes” donde revisa el desempeño en empresas de Estados Unidos, Alemania y Australia de diferentes sectores (educación, gobiernos, desarrollo de software, distribución) después de un año de haber implementado una solución de hiperconvergencia se encontró que la reducción de costos y el incremento en productividad imputables a esta solución IDC calculó un beneficio anual de 150 mil 776 dólares por cada 100 usuarios.

El 50 por ciento del beneficio es hacia a productividad del negocio, mientras que 20 por ciento a productividad en el área de TI, otro 20 por ciento a la reducción del tiempo perdido por caídas de los sistemas y el 10 por ciento restante en reducción en los ambientes de infraestructura de la empresa.

Flexibilidad y adaptabilidad, ventaja adicional

Ya tan solo con este valor de retorno, pudiera pensarse que la solución es suficientemente interesante al poner a la empresa en una mejor posición de costos, para ser más competitivos en el mercado, sin embargo, hay que mencionar un factor que, desde mi perspectiva, es aún más valioso la agilidad para adecuar la infraestructura a las necesidades del negocio: incrementar, decrementar, abrir o cerrar los diferentes ambientes para hacer frente a los constantes cambios y requerimientos de los clientes, tanto internos como externos, es donde la hiperconvergencia ha encontrado su justificación para tener tan buena aceptación en el mercado.

Esto no ha pasado inadvertido por las principales empresas de hardware a nivel mundial, pues hoy en día prácticamente todas ofrecen al mercado soluciones de hiperconvergencia. IBM, Dell, HP, Cisco estén certificándose como productos aptos para soportar soluciones hiperconvergentes, ya sea con aplicativos propios o aliados con los principales hipervisores del mercado: VMWare, Nutanix, Hyper-V.

Tendencia a la accesibilidad de más empresas

Si bien, el valor de adquisición de estas soluciones al momento está al alcance de empresas medianas o grandes, pues el modelo tradicional aun no permite una renta por una fracción de la solución para hacerlo accesible a la pequeña empresa, en un corto plazo más de alguna empresa de servicios pondrá modelos de servicios administrados donde el pequeño empresario pueda tener sus aplicaciones primarias.

Hoy en día gerentes de sistemas, directores de operaciones o dueños de empresas están buscando mecanismos que potencien su negocio o los posicione con mejores costos frente a la competencia y sin duda muchos de ellos encontrarán en la hiperconvergencia la solución que les permita lograr esto.

 

* Carlos Mejía es socio y director comercial de OFI.com.mx. Ingeniero Industrial y de Sistemas por el ITESM, teniendo una maestría en la misma institución en Sistemas de Calidad y Productividad. En 1997, inició su carrera en la industria electrónica, trabajó en IBM por 20 años, tiempo en el cual se desempeñó en Guadalajara en áreas muy diversas de la empresa desde gerente de proyectos de Soluciones Complejas de servidores, Desarrollo de Soluciones para Clientes hasta Desarrollo de Ofrecimientos de Almacenamiento (Rol Global). A principios del 2017, fue invitado como socio en la apertura de OFI en México, donde lleva la responsabilidad de director comercial.

Más de hiperconvergencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.