El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, abogaron por que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) beneficie a los tres países firmantes, durante una conversación en la que refrendaron sus intenciones de convergencia en temas bilaterales, regionales y globales.

Ambos gobernantes sostuvieron una conferencia telefónica este miércoles, mientras en Montreal representantes comerciales se encuentran renegociando los términos de una modernización del tratado exigida por el presidente estadounidense Donald Trump, quien mantiene el propósito de que el TLCAN debe beneficiar a su país.

México y Canadá, además de integrantes del TLCAN suscribirán en marzo el Tratado Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés) cuyo texto fue concluido la víspera, al lado de otras nueve naciones.

El presidente Peña Nieto señaló que este Tratado refrenda “nuestro compromiso con la diversificación de los lazos comerciales del país y permitirá a México una mayor integración con los países signatarios, particularmente de la región Asia-Pacífico”, de acuerdo con un comunicado oficial.

Estrecha comunicación México-Canadá

Durante la conversación, Peña Nieto y Trudeau acordaron continuar con la estrecha comunicación con el fin de intercambiar impresiones frecuentemente sobre los principales temas bilaterales, regionales y globales.

La sexta ronda de negociaciones, en la que se encuentran las delegaciones de los tres países firmantes del TLCAN, fue calificada como decisiva, ya que se espera que logren acuerdos en temas de la mayor relevancia, sobre los que han tenido posiciones encontradas.

El lunes el gobierno de Estados Unidos dio a conocer la aplicación de “salvaguardas” a productos de importación de varias naciones, entre ellas México y Canadá, que afecta sus exportaciones a ese país de lavadoras domésticas, que es de 30 por ciento, y a los páneles solares, por 20 por ciento.

México estudia acción legal

México estudiará las posibles acciones legales contra la decisión de Washington, según anunció el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, por considerar que afecta las reglas comerciales internacionales vigentes. Canadá no ha dado a conocer su posición al respecto.

La disposición de protección comercial tuvo una respuesta de Whirlpool, que es la empresa promovente de la controversia, al dar a conocer la ampliación de su planta laboral en Estados Unidos.

Por su parte, la coreana LG, fabricante de lavadoras afectadas por el gravamen, dio aviso a sus clientes minoristas el incremento del precio de sus productos en el mismo monto en que fue establecida la “salvaguarda”.

Más de Tratados comerciales

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here