El otro día platicaba con Claudia Villegas, directora de la revista Fortuna, sobre la valiosa aportación laboral de las mujeres mexicanas. De cómo en muchos casos, toman la batuta en la familia, empresa o comunidad. Así que inspirada en el tema, hoy les contare sobre cuatro diseñadoras que han usado como insignia de identificación sus valores, para crear sublimes joyas que comunican historia, cultura y amor a su país…Y que además, son generadoras de trabajo.

EL AGUA, LAS NUBLES, LA TIERRA Y EL AIRE, SON LOS PROTAGONISTAS.

Existen lugares privilegiados que ostentan una belleza natural sin igual. Por algo se dice que en cada fragmento de la madre tierra Dios nos regaló un trozo del cielo, y cuando contemplas la colosal belleza de Hierve el Agua, Oaxaca, conformado por una serie de cascadas petrificadas, lo confirmas. Es un mágico espacio en donde te conectas con nuestro origen: el agua. Y así como de sus aguas nacen dos manantiales que purifican el alma para rendir tributo a la magnificencia de la naturaleza, Ileana Rojas se inspira en los elementos: agua, nubes, tierra y aire para crear innovadoras joyas.

Y es que Oaxaca en sus diferentes matices tiene mucho que contar. Es sensibilidad y colorido. Arte, cultura y tradición, sin olvidar la destreza y creatividad de los orfebres oaxaqueños de Oro de Monte Albán, guiados por Ileana Rojas, cuarta generación de una familia joyera, quien en sus creaciones voltea hacia sus raíces, incorporando diferentes componentes además de la plata, que revelan la herencia que corre en sus venas, fusionando la joyería clásica y actual, para diseñar piezas que comuniquen la importancia del acervo cultural y riqueza natural de Oaxaca. Una muestra de ello es Antá, colección que conserva su legado portentoso y une el pasado y el presente, por medio de materiales como el oro y la plata y los fusiona con ónix y turquesa, para acompañar a la mujer amante de la joyería contemporánea.

Cada pieza es hecha  artesanalmente por orfebres oaxaqueños en el único taller de joyería avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) que elabora reproducciones de joyería en oro y plata; destacando las piezas más emblemáticas de la Tumba número 7, de Monte Albán, México. Cada joya se realiza a través de dos procesos utilizados desde épocas antiguas: el tejido de filigrana y el vaciado a la cera perdida.

HISTORIAS PARA GENERAR CONCIENCIA Y RESPETO A LA BIODIVERSIDAD

Ubicada en el estado de Chiapas, al sureste de México, La Selva Lacandona es una de las Reservas ecológicas, más valiosas del país, que hoy corre peligro. La destrucción de esta zona lleva décadas, pero desde el 2000 su flora y fauna han padecido ataques severos. Flora María Sánchez, creadora de su firma de joyería, busca hacer un llamado a voltear a ver lo que ahí se vive exponiendo su preocupación y tomando como referencia 11 causas, 11 especies y 11 elementos. La arquitecta, diseñadora y activista social diseño la colección “Lacandona”, cuyas joyas son decoradas con diferentes piedras preciosas con la misión de expresar su sentir. Desea generar conciencia de la biodiversidad y cultura de la tierra. Cabe mencionar que su marca forma parte de la comunidad Endeavor siendo considerada una empresa de impacto por la importancia social de las causas que toma como inspiración.

ARTE DESDE EL ALMA

Los diseños de Carmen Díaz no son simples joyas: son historias que muestran su esencia de lucha. Bhagavati es una firma de joyería 100 por ciento mexicana en donde cada pieza es la historia de la persona que la luce y se nutre con su esencia propia y enseñanza de vida. A través de su logo, representado por una flor de loto (flor sagrada que nace en el pantano y florece ante la adversidad) transmite la esencia de la mujer que luce sus diseños y que tiene esa fuerza interna para salir adelante y enfrentar cualquier adversidad. Emociones, sentimientos, fortalezas e incluso obstáculos se ven reflejados en cada joya de Carmen, creada en oro y plata, y que convive en armonía con cuarzos, turmalinas y gemas; diseños dirigidos a la mujer interesada en un crecimiento personal y desarrollo espiritual. Mujeres que saben que “Nada es Perfecto”, y que quizá necesitan “Cerrar Ciclos”. Tienen intuición y desean “Empezar de cero”.   

GENERADORA DE EMPLEO

Janeth Quintanilla Leal plasma su sello distintivo en cada uno de sus diseños. Integrando amuletos con propiedades protectoras, que atrae la buena suerte, la fortuna y la prosperidad, a través de cada pieza confirma que el trabajo en equipo es la base del crecimiento y la prosperidad de una mujer. Para ella colaborar en la difusión de la labor artesanal que realizan las mujeres de Guanajuato (estado en donde vive desde hace algunos años) con deseos de superación, es una prioridad. Los brazaletes JQL creados por Janeth han logrado una destacada proyección no solo en México, sino en Estados Unidos, Medio Oriente, Centro América y Europa. Cada pieza es tejida artesanalmente, a la medida exacta de la muñeca de su futura dueña y luce los símbolos especiales de acuerdo a su necesidad espiritual o personalidad. Es así como: herraduras, llaves, mariposas, el trébol de cuatro hojas, libélulas o tijeras, visten de energía, esperanza y colorido cada creación.

 *Twitter @claudiaazcona claudia_azgar@hotmail.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.