El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) alcanzó un nivel de 6.69 por ciento a tasa anual en la primera quincena de diciembre, el más alto desde agosto, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Este dato representa una aceleración en los precios al consumidor respecto a la segunda quincena de noviembre, cuando la inflación registró un nivel de 6.67 por ciento a tasa anual.

inflación. Revista Fortuna

Desde enero, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 +/- 1 punto porcentual).

La tendencia anual en los precios siguió presionada por el índice no subyacente, en particular por los energéticos y las frutas y verduras, mientras que la inflación subyacente moderó su alza, principalmente por un menor incremento en los precios de las mercancías.

En el agregado, el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, llegó a 4.9 por ciento.

Lectura negativa para analistas

Para los analistas de Scotiabank, el dato representa una lectura negativa y el consenso esperaba un dato en torno a abajo de 0.40 por ciento.

En la primera quincena de diciembre, los precios al consumidor crecieron 0.44 por ciento comparados con su nivel en la quincena anterior, superando lo esperado por el consenso de analistas (+0.37 por ciento) y la variación en igual quincena de 2016 (+0.42 por ciento). A tasa anual, la inflación sube entre quincenas sucesivas de 6.67 por ciento a 6.69 por ciento (+3.48 por ciento en 1Q-Diciembre, 2016).

El segmento de precios subyacente se incrementó en 0.43 por ciento, también por arriba de lo esperado (+0.35 por ciento), no obstante, menos que un año antes (+0.47 por ciento). Al interior del segmento, la mayor alza se observó en los servicios (+0.56 por ciento), particularmente en “otros servicios” (+1.25 por ciento), si bien los de vivienda se encarecieron en 0.07 por ciento; las mercancías subieron sus precios en 0.27 por ciento, lideradas por las de tipo no-alimenticio (+0.29%), seguidas por alzas en los alimentos procesados (+0.25 por ciento).

Por genérico específico del segmento, destacaron al alza el transporte aéreo (+41.12 por ciento), los servicios turísticos en paquete (+12.40 por ciento), el autobús foráneo (+2.65 por ciento), y los automóviles (+0.39 por ciento). A tasa anual, la inflación subyacente se aligera entre quincenas sucesivas a 4.90 por ciento desde 4.95 por ciento (+3.46 por ciento en 1Q-Diciembre, 2016).

El segmento no subyacente subió sus precios en 0.46 por ciento (+0.26 por ciento en 1Q-Diciembre), impulsado por el costo de los energéticos (+0.44 por ciento), y por las frutas y verduras (+1.06 por ciento). A nivel de genéricos, subieron destacadamente el jitomate (+19.56 por ciento), la gasolina de bajo octanaje (+0.44 por ciento), el gas doméstico LP (+0.83 por ciento) y el huevo (+2.03 por ciento). A tasa anual alcanzó 12.20 por ciento (+11.97 por ciento en la quincena previa y +3.55 por ciento en 1Q-Diciembre, 2016)

Finalmente, Finamex modificó sus pronósticos al alza. Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado, estima que la inflación cierre 2017 en 6.7% para la general y 4.9% para la subyacente, por arriba de nuestro último pronóstico de 6.5% y 4.8%, respectivamente.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here