fondo. Revista FortunaEl próximo año estará marcado por una elevada incertidumbre que afectará las decisiones de los agentes económicos, que harán que toque fondo el debilitamiento hacia la mitad del año, estima la calificadora HR Ratings al dar a conocer su estimación de crecimiento para el cierre del presente año que la establece en 2.18 por ciento y la de 2018 que será de 1.95 por ciento, ambas en datos desestacionalizados.

Sin embargo, la agencia, está colocando muchas salvaguardas a su opinión, debido al conjunto de factores de riesgo que están puestos en la mesa y que sólo es cuestión de que les llegue su momento para conocer el tamaño de su efecto y el sentido que tendrán.

De hecho, HR Ratings corrige su pronóstico para 2017 que fijó en 2.37 por ciento dado a conocer en agosto. Para este cambio tan notorio da dos explicaciones. La primera es que entonces se utilizó como base el año 2008 y con la base 2013, que dio lugar a una revisión al alza del PIB en 2016, da “comparables más difíciles para 2017”, que de 2.67 por ciento se ha corregido al 1.95 por ciento mencionado. El segundo elemento consiste en los sucesos de septiembre que significaron un debilitamiento de la actividad.

fondo. Revista Fortuna

En términos generales, para 2018, HR Ratings supone un año de mucha incertidumbre que afectaría las decisiones de los agentes económicos tanto en el sector público (política de gasto y política monetaria) como a las personas morales con actividades empresariales y a las personas físicas.

Las elecciones a mediados de 2018 naturalmente implican un detonante de riesgo. También hay que considerar el movimiento en el tipo de cambio, el esfuerzo necesario de reducir el alto nivel de inflación, así como la necesidad de cuidar la tendencia del menor crecimiento mencionado, además de un posible incremento en los precios internacionales de las gasolinas, dado el contexto de liberalización total de precios, que impactaría de manera negativa la demanda agregada.

Por el lado externo, es necesario tomar en consideración las negociaciones relativas al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y los efectos sobre la inversión debido a los cambios en el régimen tributario de Estados Unidos que probablemente sean aprobados en los próximos días.

En este contexto, es posible que nuestro supuesto para 2018 de tasas de crecimiento anualizado resulte optimista, advierte la calificadora.

fondo. Revista Fortuna

Bajo las consideraciones señaladas, HR Ratings describe en la gráfica 1 la tendencia de debilitamiento sostenido de la economía mexicana desde su pico en octubre de 2015 hasta julio de 2018 del crecimiento real anual de los últimos 12 meses (UDM), cuando toque fondo e inicie una corta recuperación.

A pesar de que los choques externos fueron menos intensos y permitieron la recuperación del tipo de cambio en el segundo trimestre 2017, el choque interno en los precios deprimió la demanda agregada y como se aprecia en la tabla 2, el crecimiento trimestral del PIB fue muy decepcionante este año, por debajo del 2.3 por ciento anualizado en los primeros 9 meses del año, incluyendo la caída de 1.16 por ciento en el tercer trimestre 2017. En consecuencia, la tasa de crecimiento real ha ido disminuyendo en los últimos 12 meses lo que implica una estimación de 2.18 por ciento en cifras ajustadas por estacionalidad al cierre del año y de 1.95 por ciento en 2018.

fondo. Revista Fortuna

Pero sobre todas estas razones, la actividad económica vista del lado de la oferta continúa con un débil desempeño. Analizando el crecimiento anual del IGAE últimos 12 meses, se observa una desaceleración importante en el índice global, así como en el sector terciario; mientras que el sector secundario sigue cayendo, aunque parece que tocará fondo en los próximos meses.

La víspera la agencia S&P Global refrendó su calificación de riesgo para México en “BBB+” para compromisos de largo plazo en moneda extranjera, sin embargo advirtió sobre la necesidad de mantener la disciplina fiscal, así como evitar decisiones de política energética que eleven las obligaciones de deuda, entre otras medidas.

Según los datos de HR Ratings la economía mexicana había tocado fondo en el primer trimestre de 2013 y alcanzó su pico en el tercer trimestre de 2015.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here