Cinco asociaciones gremiales demandaron a la Cámara de Diputados aprobar en el actual periodo de sesiones la llamada Ley Fintech que le fue turnada por el Senado, donde fue aprobada por unanimidad y que detonará la inversión en proyectos innovadores en el país, promoverá la inclusión financiera y fomentará la competencia en el sector de los servicios financieros.

FinTech México, que agrupa a las empresas de tecnología financiera, la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (Afico), la Asociación de Agregadores de Medios de Pago (Asamep) y la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom) expusieron que durante dos años trabajaron con las autoridades reguladoras con la finalidad de establecer un marco regulatorio que dé certidumbre a la sociedad y los participantes, por lo que no sería conveniente desaprovechar la oportunidad de culminar en el periodo que está por concluir con su proceso legislativo.

Ley Fintech. Revista Fortuna
Contar con la legislación permitirá al sector de tecnológico de servicios financieros elevar su potencial en México.

Jorge Ortiz, presidente de FinTech México, recordó que han sido las propias empresas quienes han sido promotoras de establecer el marco legal y que el resultado, que fue aprobado la semana pasada por el Senado, permitirá convertir al ecosistema mexicano el más robusto de América Latina, al fortalecimiento de la industria y colocará al país como un referente en materia de regulación.

La iniciativa enviada en octubre pasado por el Ejecutivo contiene como aspectos centrales la normatividad de las actividades del dinámico segmento de entidades tecnológicas que están innovando en servicios con gran éxito en la inclusión de sectores excluidos por los modelos tradicionales, además de permitir su expansión en un ambiente competitivo.

Como un segundo aspecto de la legislación se encuentra regulación de la actividad de fondeo colectivo mediante plataformas tecnológicas, que expanden el acceso de la población a esquemas de deuda, de capital, de copropiedad o regalías, como no lo han tenido en el sistema financiero tradicional.

Si bien, los medios de pago electrónico ya participan de un marco regulatorio, participan en la ley de Instituciones de Tecnología Financiera, en tanto que son plataformas innovadoras y disruptivas de servicios de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónico en moneda de curso legal.

Finalmente, las criptomonedas forman parte de este marco legal, no como monedas de curso legal, pero sí como activos virtuales, en tanto representaciones de un valor digital verificable que, debido a la aceptación entre el público, es pertinente la reglamentación de las instituciones que intermedian con ellas.

La legislación que se discute es poco rígida, señaló Marc Segura, presidente de Afico, lo que garantiza un alto grado de durabilidad en el tiempo y que estará acompañada de una ley secundaria en la cual se refleje el estado de las necesidades específicas de operación y garantías para los participantes. Sobre ésta se ha avanzado, pero no hay las precisiones necesarias que sólo se podrán elaborar en cuanto esté aprobada la que está en proceso legislativo.

El sector fintech es una realidad en México y en el mundo, con cientos de empresas participando y con un crecimiento en su impacto económico muy por encima de cualquier comparación, al respecto Ortiz señaló que lo más conveniente para el país es contar con una legislación que lo regule y contribuya a detonar su expansión.

Ley Fintech. Revista Fortuna
Cinco gremios promotores de la Ley Fintech firmaron un exhorto a la Cámara de Diputados para pedir su aprobación en el actual periodo legislativo.

Por su parte, Adolfo Babatz, quien preside la Asociación de Agregadores de Medios de Pago, exaltó la forma en la cual se construyó la legislación, que fue mediante un acuerdo de todos los sectores. Hecho que no todas las leyes pueden presumir. Sin embargo, reconoció que su gremio se verá afectado por la aprobación de la Ley Fintech, ya que su ausencia ha dado lugar para que los agregadores de medios de pago capten inversiones hasta en 50 por ciento.

Es una ley fundamental para las empresas que operan con recursos de inversionistas institucionales, señaló María Ariza, directora general de la Amecap. Cuyos integrantes han apoyado desde 2010 a 48 statrup fintech con 280 millones de dólares y que las “venture capital” tienen disponibles otros 800 millones para emprendedores que las dedicadas a servicios financieros podrían aprovechar con la existencia de un marco regulatorio.

En su oportunidad Adolfo González, presidente nacional de la Asofom, expuso la importancia de dar celeridad a la aprobación de la Ley Fintech por parte de la Cámara de Diputados, ya que convertirá a México en un importante “hub” financiero internacional.

A manera de ejemplo, Jorge Ortiz expuso que dos empresas fintech en China invirtieron 5 billones de dólares en 2016, cifra tres veces superior al PIB de México, lo que refleja la dinámica que del sector y la oportunidad para el país de participar en esas corrientes de capital.

Las cinco organizaciones gremiales firmaron un exhorto que habrá de ser entregado a la Cámara de Diputados en el que solicitan concluir con el trámite legislativo de la la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera en el actual periodo legislativo que concluye el próximo viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here