Pemex acaba de anunciar uno de los más grandes yacimientos ubicados en los últimos 15 años. El hallazgo se presentó en la cuenca de Veracruz, en el bloque autóctono de la plataforma de Córdoba, y representará un volumen de 350 millones de barriles que se sumarán a las reservas totales de hidrocarburo con las que cuenta nuestro país a través de la petrolera.
Otra característica es que el nuevo yacimiento está ubicado estratégicamente: muy cerca de los campos de producción y, por lo tanto, cerca de los sistemas nacionales de ductos, las grandes troncales de distribución. Esta situación resulta relevante porque facilitará las labores de producción y transporte. En otras palabras, en un tiempo récord podría enviarse ese gas y aceite a los centros de consumo, según funcionarios del área de exploración de la petrolera.
Antono Escalera, director de Exploración de Veracruz, aceptó en una entrevista para el programa de radio Salud, Dinero y Amor que se transmite por Grupo ACIR (Siempre88.9 de FM)  que éste hallazgo no se compara con el que se registró hace muchas décadas en la zona de Cantarell. Aunque, reconoce, que se trata del principal descubrimiento de los últimos 15 años, Cantarell sigue siendo un parteaguas en materia de producción para Pemex. 
Lejos del gran pozo de Cantarell
Cantarell, como usted saben, se ubicó como el segundo yacimiento más grande del mundo sólo superado por Arabia Saudita. Si bien, el pozo de Cosamalopan es infinitamente inferior, la importancia de su descubrimiento es que se estiman 350 millones de barriles pero en tierra, lo que facilita su producción. Son más de 1,500 millones de barriles lo que se encuentra en el subsuelo pero Pemex es realiza y considera que la explotación real no superaría los 350 millones. Respecto a la producción de la Cuenca de Veracruz, que se explota desde hace 50 años, resulta que representa un 30 por ciento. Respecto al total de reservas totales del país, este descubrimiento significa el dos por ciento.
Así, a finales de 2018 y principios de 2018 los mexicanos ya podrían obtener gas y aceite de su producción. Por ahora, Pemex se prepara con la operación de un pozo delimitador que le permitirá acelerar las estimaciones de producción del nuevo hallazgo de la petrolera. Será hacia el primer trimestre del año cuando el pozo delimitador se encuentre en operación para definir el perfil exacto de producción. Lo interesante es que Pemex espera nuevos descubrimientos que no son resultado de la casualidad sino de las exploraciones iniciadas en la década de los cincuentas. Un nuevo bloque autóctono en esta zona costera podría generar nuevos descubrimientos. Además, la nueva tecnología que se utiliza para la exploración de pozos está incrementando la posibilidad de nuevos descubimientos. Antes de encontrar este pozo en Cosamaloapan se exploraron al menos 12 pozos con herramientas tridimensionales en los que no se tuvo éxito. 
 
Si usted quiere escuchar la entrevista con el Director de Exploración de Pemex dé click en este enlace en el programa del 9 de noviembre:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here