“El mayor temor de los administradores de fondos son las caída del mercado de bonos y del banco central”, dijo Michael Hartnett, estratega en jefe de inversiones en BofA Merrill Lynch, en su análisis de su encuesta mensual a los administradores de fondos.

Por su parte, Ronan Carr, estratega de renta variable europea del mismo banco, indicó que “los inversionistas esperan que la inflación de la Eurozona aumente y consideran a la política monetaria demasiado estimulante, lo que pone a prueba el poder de señalización del banco central”.

“Demasiados inversionistas ven a la Reserva Federal como un catalizador negativo”,  insistió Hartnett.

Los hallazgos más sobresalientes señalan que en el mes anterior, el balance promedio de efectivo cayó a 4.9 por ciento desde 5.0 por ciento, aunque permanece por encima del promedio de diez años de 4.5 por ciento; la liquidez se ve favorecida por  consecuencia de una expectativa pesimista de los mercados (25 por ciento) y su preferencia por efectivo sobre activos de bajo rendimiento.

Sigue creciendo el número de los inversionistas que consideran a la política monetaria global como “muy estimulante”, llegó a 48 por ciento neto, que es el registro más alto en porcentaje de los encuestados desde abril 2011.

Los inversionistas consideran una caída en el mercado global de bonos (28 por ciento) y un error de política de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo (27 por ciento) como los mayores riesgos de cola para el mercado.

Aunque 42 por ciento de los inversionistas ven el impacto de la reducción de la hoja de balance de la Reserva Federal en 2017 como un evento intrascendente (non-event), otros, que suman  31 por ciento, lo ve como un evento de riesgo “risk-off”, lo que aumenta los rendimientos y baja las acciones

Las expectativas de que las ganancias corporativas mejorarán, cayeron a 41 por ciento neto, el nivel más bajo desde las elecciones de Estados Unidos. Con respecto a los ingresos, 22 por ciento de los inversionistas encuestados no ven una mejora substancial dentro de los últimos doce meses.

El Nasdaq a largo plazo encabeza la lista por tercer mes consecutivo sobre la cotización más saturada, con un desempeño estable de 38 por ciento.

La colocación en renta variable de Estados Unidos cae a 20 por ciento neto de valoración desfavorecedora; la última vez que los inversionistas valoraban de una forma baja el mercado de Estados Unidos fue en enero del 2008.

Los inversionistas son escépticos con respecto a una mejora en Europa: 51 por ciento neto esperan que la economía europea se fortalezca dentro de los próximo 12 meses, por debajo de 61 por ciento neto del mes pasado.

La asignación de renta variable de Japón sube a 18 por ciento neto de visión favorecedora, en comparación con 1 por ciento neto de valoración favorecedora del mes pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here