Por Álvaro Cepeda Neri*

I.- “El capitalismo nunca caerá por sí solo. Habrá que derribarlo. La acumulación de capital no cesará de por sí, sino que habrá que interrumpirla. La clase capitalista nunca cederá voluntariamente su poder, sino que habrá que arrebatárselo”. Escribe David Harvey, autor de: El enigma del capital y las crisis del capitalismo, citando la lapidarla frase del multimillonario capitalista Warren Buffet: “Ciertamente hay una guerra de clases; pero es mi clase de los ricos, la que está ganando”. Y en ocho capítulos nos cuenta esa historia sin final a la vista: El terremoto. Cómo se reúne el capital, El capital busca trabajo, El capital acude al mercado, La evolución del capital, La geografía cambiante del capitalismo, Destrucción creativa del territorio; y dos preguntas: ¿Qué hacer? y ¿Quién lo va hacer? Tiene un apéndice cronológico de las principales crisis del capitalismo de 1973 al 2009; otro sobre: Innovaciones financieras y auge de los mercados de derivados en Estados Unidos de 1973 al 2009, y una sección de fuentes y lecturas recomendadas. También es autor de: El nuevo imperialismo; Espacios de capital; Ciudades rebeldes y, París, capital de la modernidad. Pero su: Breve historia del neoliberalismo es una joya de investigación y crítica al sistema económico que ha impulsado a la globalización con sus fisuras por el enfrentamiento a punto de estallar entre ricos y pobres. Este choque “ha suscitado zozobra y revueltas tales que hasta el FMI ha tratado de advertir a los gobiernos más inclinados hacia la derecha de que corren el riesgo de provocar una importante rebelión social”.

exlibrisII.- David Harvey nos ofrece un muy racional examen del capitalismo, sus capitalistas y los flujos del capital que “si se ve éste frenado o, peor aún, si se interrumpe o bloquea, nos encontraremos con una crisis del capitalismo en la que la vida cotidiana no puede proseguir de la forma acostumbrada”. Algo de eso está pasando con la circulación del capital, y las economías han tenido que apurar sus reformas con “programas de ajuste estructural”, y los bancos centrales “inundando sus economías… con exceso de liquidez, con la esperanza de que… sean capaces de curar una enfermedad que exige diagnósticos e intervenciones más radicales”. Tras las crisis de 1973 y 2008 –ésta “sin duda, la madre de todas las crisis”–, está el desastre griego escoltado por las crisis de España, Portugal, Irlanda e Italia de la Europa controlada por la férrea mano nazi alemana de la Merkel. Y las de Argentina, Brasil, Venezuela y Chile, que lidera México (rescatada por el préstamo clintoniano 1994-1995). Todas han sacudido desde 1929 (John K. Galbraith: El Crac del 29), a este sistema económico asido al libre mercado; que combate a sus críticos y con represiones violentas a las protestas-revueltas contra la austeridad social. La acumulación sin final del capitalismo crea las desigualdades, porque “debe reconocerse… que no es lo mismo desarrollo que crecimiento” y el crecimiento económico es lo que ocupa y preocupa al capitalismo.

III.- Otra vez el capitalismo-capital-capitalistas está al borde de una gran crisis general-globalizadora; y los devastadores financieros-banqueros precipitan otra crisis sobre la inconclusa del 2008; por lo que sin un “crecimiento del 3 por ciento anual, algo que se acepta empírica y convencionalmente como condición necesaria para su funcionamiento satisfactorio, el capitalismo se está haciendo cada vez menos sostenible”. Con más síntomas de agotamiento, el sistema está en la mira de la lucha de clases entre los multimillonarios, millonarios y ricos contra los pobres: trabajadores, campesinos, migrantes, empleados, jornaleros, mineros, indígenas quienes –según el autor– están en el umbral de “la absoluta necesidad de un movimiento anticapitalista revolucionario cuyo objetivo fundamental debería ser asumir el mando social sobre la producción como sobre la distribución de los excedentes… Un movimiento político así, social, puede iniciarse en cualquier parte”.

Ficha bibliográfica:

Autor:             David Harvey. Con traducción de Juanmarí Madariaga

Título:             El enigma del capital y las crisis del capitalismo

Editorial:         Akal.-2012

 

 

*cepedaneri@prodigy.net.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here