Pocas noticias alegran los corazones de los amantes de la cocina española como el regreso de la chef Paulina Morel a la escena culinaria de la Ciudad de México. Tras habernos conquistado con su restaurante Maja, la joven chef ahora vierte su extraordinario talento en la cocina de TinoVino, ubicado en Paseo de las Palmas 525.

En el menú, dividido en tradicional y vanguardia, se ofrecen platos que delatan inmediatamente la inequívoca sazón de Paulina. Vale la pena ir con mucha hambre y probar de todo. Para empezar, nada mejor que pedir una pequeña selección de tapas y entradas y una copa de vino. La sobrasada es deliciosa y, hay otras como croquetas de jamón ibérico y croquetas de papa con trufa. Es casi obligado pedir el carpaccio de foie gras, un plato creativo, muy bien hecho y delicioso. La cecina es otra imperdible, buenísima.

Uno de los platos que muestra a toda luz el talento de Paulina es el fideo seco con almejas, servido con chorizo y azafrán y terminado con salsa de alioli; es sensacional y representa muy bien al trabajo de la chef. Entre los platos fuertes está el bacalao, un plato extraordinario muy bien cocinado. Para los tradicionalistas, la recomendación es el Cabrito, un clásico de la casa.

2.-MarisoRuedaF143

Un menú que no se pueden perder esta temporada es el del Sud 777, del chef Edgar Núñez. Se trata de platos creativos que reflejan un esmerado cuidado y respeto al producto, así como el gran trabajo del chef y una extraordinaria sencillez. Entre ellos está un bombón con aguacate, queso crema, chocolate y crema de Ocosingo. Sobresale el mamey con albahaca y consomé de jitomate clarificado, una sencilla preparación deliciosa que por sí sola refleja el ingenio de Edgar. En la lista también figuran unos excelentes capulines con aceituna negra y yuzu, son sensacionales, y unos muy buenos champiñones con crema de maní y dátil.

3.-MarisoRuedaF143

El bacalao es un gran plato, cocinado muy bien y acompañado de calabacitas y salsa de tatemado de chiles y foie gras; no dejen de probarlo. Los frijoles con cerdo constituyen una cálida sorpresa, se trata de la versión del chef de los frijoles puercos, muy bien lograda y cocinada.

1.-MarisoRuedaF143

Para quienes están en busca de un buen food truck, sigan el radar de The Lunch Box, del chef Philip Davie. Se trata de una gran propuesta de la cocina criolla de Nueva Orleans, una mezcla de influencias francesas, españolas, caribeñas, africanas y estadounidenses. El chef Philip logra transportar al paladar a las calles de Luisiana con platos como el Jambalaya, un tradicional preparado con arroz, especies, mariscos y carne. En este food truck se antoja pedir de todo, nada defrauda. El po’ boy de brisket, con 12 horas de cocción, es sensacional, se deshace en la boca y su sabor es sensacional. El gumbo, una sopa hecha a base de arroz y caldo, es muy recomendable para los crudos, es maravillosa. También hay postres, como los beignets, deliciosos.  The Lunch Box está en los parques México y España.

Por Marisol Rueda

*periodista de gastronomía.

Twitter: @marysolrueda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here