El robo de celulares es el delito más cometido en el país y genera ganancias de alrededor de 6 mil millones de pesos anuales a las bandas criminales, aseguró el PRD en la Cámara de Diputados.

robo-celular-1

Al citar información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la diputada perredista Joaquina Navarrete Contreras, señaló que en 45 por ciento del robo a transeúntes se les despoja de su teléfono móvil.

La sustracción de los teléfonos celulares, no sólo se traduce en una pérdida patrimonial, mayor o menor para la víctima, sino que pone en riesgo la información personal, familiar y laboral, la cual es usada para la comisión de otros delitos como el secuestro, robo de identidad y extorsión, advirtió.
La legisladora afirmó que es necesario reformar el Código Penal Federal con el propósito de adicionar un artículo  para que cuando una persona se apodere de un teléfono celular con violencia, se le imponga una pena de dos a cinco años de prisión y de 500 a mil días de multa, sin menoscabo de las penas aplicables a los otros delitos que cometa.
La iniciativa turnada a la Comisión de Justicia también plantea aplicar la misma pena a la persona que trafique con celulares y en el caso de que el móvil sea usado para la comisión de otros delitos, la pena prevista para éste, se aumentará en una cuarta parte.
Se establece una sanción de cuatro a siete años de prisión y de mil a 2 mil días de multa a quien duplique, altere, reprograme o modifique el número de identidad de equipo móvil internacional (IMEI) o cualquier otro código de identificación de un teléfono celular.
Finalmente, manifestó que estas reformas deben ser seguidas del fortalecimiento de las campañas contra el robo de celulares y un cambio en la actitud y capacitación de los ministerios públicos, para facilitar la presentación de este tipo de denuncias y hacer expeditas las averiguaciones previas.
Edgar Amigón Domínguez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here