El soul acústico interpretado por la inglesa Andreya Triana, crea esa conexión melódica que solo el interno puede interpretar, escucharla te transporta a un ambiente profundo, relajante… mágico. Por su parte, otro viaje por las fusiones sincopadas nos lleva a la India, donde el percusionista Trilok Gurtu, nos hará un recorrido por el jazz, la lírica tradicional de Mumbai y algo de ecos del mundo. Por su parte, la banda alemana Haferflocken Swingers con su locura melómana, nos invita a mover los pies con su swing balcánico mezclado con rock and roll, surf y algo de jazz estilo Nueva Orleans.

1.-GlenMagañaF140

Pocas voces pueden agitar las emociones más profundas… y la cantante Andreya Triana logra esto, con su estilo al interpretar ese soul interno, el cual te atrapa entre su hechizo sonoro, mientras que los sonidos de la guitarra te adentran más a este suave ritmo afroamericano.

Desde muy pequeña esta cantante y compositora británica mostró un gran talento para la música, así como para la poesía, al permanecer durante horas en su alcoba escuchando música de varias partes del mundo y describiendo sus emociones en papel. En el año 2006, obtuvo un lugar en la Red Bull Music Academy en Australia, en el 2010 lazó su álbum debut Lost Where I Belong y el pasado 23 de marzo lanzó su segundo disco, Giants. Además, esta joven cantante ha realizado giras por América y Canadá, y ha participado en el Festival Glastonbury del 2009.

Respecto a los ecos de la India entrelazados con el jazz, el afamado percusionista Trilok Gurtu es un experto en la materia, al contar con más de 32 álbumes dentro de su trayectoria profesional, su música es algo así como una meditación hindú acompañada con ritmo roto. Además ha colaborado con artistas de la talla de Gary Moore, John McLaughlin, Bill Laswell y Pat Metheny, incluso en 1988 abrió un concierto para Miles Davis en Berkeley California, junto a Jonas Hellborg y es considerado como uno de los percusionistas más innovadores dentro de la escena jazzística internacional.

Por su parte, la banda Haferflocken Swingers, nativa de Berlín Alemania, aunque sus integrantes son de cinco nacionalidades diferentes, surge entre los ecos del vintage estilo Nueva Orleans, sonidos berlineses del punk-rock, klezmer, gypsy jazz y música balcánica, experimento melómano donde hasta el rock and roll y las big bands de los treinta sale bailando. Lo anterior se puede escuchar en sus dos discos Night Birds (2007) y Breakfast Flambé (2010).

Por Glen Rodrigo Magaña,  www.homoespacios.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here