La aceleración del Producto Interno Bruto (PIB) registrada en el cuarto trimestre del 2014 se extenderá durante este año en respuesta al mejor desempeño de la economía de Estados Unidos. Se estima que el país vecino del norte crecería 2.9 por ciento en este año y la economía mexicana tendría un crecimiento cercano a 3.5 por ciento, así lo indicó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.

PIB-Mxic

“La economía mexicana tuvo un desempeño favorable en el cuarto trimestre de 2014 por el impulso de la demanda externa, el cual se espera continúe durante el presente año, aunque el consumo privado se mantiene todavía débil. Para 2015 se prevé un crecimiento económico de 3.5 por ciento anual resultado de un crecimiento en Estados Unidos de 2.9 por ciento y un peso mexicano más depreciado que apoyaría las exportaciones y limitaría las importaciones”, apuntó.

029n1eco-1

Además, el economista en jefe dijo que sería favorable que los sectores público y privado realicen un mayor esfuerzo para impulsar la inversión y los programas de infraestructura, con el objetivo de acelerar el crecimiento de la actividad económica.

La institución financiera estimó que el recorte al gasto, anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tendrá un efecto margina en el crecimiento del PIB en la medida en que éste se concentre en gasto corriente y ante la baja contribución que el gasto público ha tenido en el crecimiento del PIB.

Respecto a la inflación, el economista en jefe dijo que ésta resultó menor a la esperada y se mantendrá cercana a la meta del Banco de México (Banxico) de 3.0 por ciento durante la mayor parte de este 2015. Esta caída en la inflación, explicó Serrano,  es consecuencia principalmente de la dilución del efecto del aumento impositivo de 2014, y los mejores precios en los servicios de telecomunicaciones tras entrar en vigor la eliminación del cobro de larga distancia nacional.

“La institución financiera espera que una vez que la economía muestre signos de mejoría, se vea claridad sobre el inicio y magnitud de subidas de la tasa de la política monetaria de Estados Unidos, y en ausencia de caídas adicionales en el precio del petróleo, el peso podría apreciarse hacia niveles alrededor de 14 pesos por dólar”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here