Ruta Gastronómica

Marisol Rueda*

Marisol

Los restaurantes de Polanco han dado un gran ejemplo de unión y fuerza para enfrentar los estragos que las fallas en las obras de rehabilitación de la avenida Presidente Masaryk les han causado durante los últimos meses.

Las obras, que en total tendrán una duración aproximada de 18 meses, presentan retrasos y una serie fallas en la planeación que han afectado sensiblemente a muchos comercios de Polanco. Los daños van de un descenso de hasta 60 por ciento en la facturación hasta despidos de personal y cierre de algunos locales.

 

En algunos restaurantes, por ejemplo, la falta de clientes los obligó a reducir en más del 50 por ciento su plantilla de meseros.

El proyecto de rehabilitación de la avenida es realizado a través de un esquema financiero que involucra al gobierno central, al delegacional y a la iniciativa privada,  y contempla la construcción de nuevas banquetas, renovación del mobiliario urbano, rehabilitación de la infraestructura subterránea y volver a la zona más verde. El delegado de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, ha prometido que Masaryk se convertirá en la avenida más cosmopolita de la Ciudad de México y estará a la altura de la Quinta Avenida de Nueva York.

Los restauranteros están conscientes de los beneficios que la obra va a traer a la zona, pero ya es difícil enfrentar los daños que sufren a causa de los errores en los trabajos que rehabilitarán 3 kilómetros de la avenida, sobre todo, con la falta de apoyo que hasta ahora han tenido por parte de las autoridades. No es para menos, las obras han ahuyentado a un buen número de visitantes de Polanco, una colonia que, junto con Bosques, Lomas, Anzures y Las Granadas, genera casi el 3 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, según datos de Víctor Hugo Romo.

A pesar del temporal, los restaurantes de Polanco resisten, se organizan. Así ha surgido Cocinando Polanco, una iniciativa que convoca a los comercios afectados a trabajar en equipo y a llevar a cabo actividades en conjunto para atraer a las personas y demostrar que Polanco sigue funcionando.

Entre los restaurantes que forman parte del movimiento figuran Anatol,?Anona Neobistro,?Astrid y Gastón,?Bar Tomate,?Biko,?Cuines,?Denominación de Origen DO,?Dulce Patria,?Guzina Oaxaca,?Jaso,?Kaah Siis,?La EnoTK,?La Excéntrica,?Marché Dumas,?Panadería DaSilva,?Pujol?y Quintonil y la chocolatería Que Bo!

Las actividades que organizan van desde cenas con chefs invitados hasta catas, promociones, cenas maridaje, degustaciones y cenas a varias manos, ente otras. Hacen malabares para bajar sus precios. “Hacemos muchos eventos al costo para que los meseros tengan propinas, estamos organizando eventos de todos”, explica Mikel Alonso, chef del restaurante Biko.

El restaurante Kaah Siis, por ejemplo, para este mes organiza cenas con vino mexicano y tardes de postres y té; La Excéntrica tendrá comidas con cervezas artesanales y paella, y tardes de mezcales; La EnoTK ofrecerá tardes de aperitivo italiano con el corte de jamón máquina Berkel, una cata de aceto balsámico y parmesano con vino italiano y talleres para cocinar pasta fresca. Anona Neobistro tendrá cenas a seis manos con chefs invitados y Jaso realizará el 22 de julio una cena maridaje con la Bodega Errázuriz, entre otros eventos.

Short rib sous vide 48 horas de Anona Neobistro

Short rib sous vide 48 horas de Anona Neobistro

Cocinando Polanco es una buena oportunidad para conocer a precios asequibles lo que grandes cocineros y chefs están haciendo en la escena gastronómica de la Ciudad de México y, con ello, apoyar este movimiento. La información general, el calendario y las vías de acceso a los restaurantes se comunican en www.cocinandopolanco.mx

*Marisol Rueda es periodista de gastronomía.

Twitter: @marysolrueda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here