Naturaleza

Sergio Roldán*

En este mismo espacio he podido compartir algunas ideas sobre el desarrollo sustentable y cuidado del medio ambiente, que sin duda parten de una ideología individual, pero también de una filosofía institucional derivada de la experiencia de más de 7 años a la cabeza de proyectos que establecen vínculos estrechos entre la iniciativa privada y la sociedad civil organizada con Pronatura México, organización líder en el trabajo de protección y conservación de la biodiversidad desde hace más de 32 años, pero sobre todo, principal catalizador del desarrollo de la sociedad en armonía con la riqueza natural de nuestro México.

He comentado también que, desde un punto de vista armónico con la sustentabilidad, nuestra sociedad en general puede parecer y actuar como un joven rebelde, sin mayores responsabilidades o percepción del abuso que hacemos a nuestro patrimonio nacional. Es decir, nuestra sociedad pareciera un joven en plena pubertad que tiene, como he dicho antes, la seguridad de contar con un suministro permanente de recursos sin límite en exigencia o fin.

Sin embargo, con el paso del tiempo, al madurar como individuos vemos con mayor responsabilidad, la consecuencia de nuestros actos y la imperiosa necesidad de contar con mejor información que nos permita tomar decisiones que conlleven beneficios en lugar de inconvenientes, y así la sociedad en México está en camino de madurar y contar con mejores elementos para conducir los actos colectivos en acciones conscientes, responsables, que deriven en beneficios a largo plazo para la comunidad.

Y no me refiero a dejar la responsabilidad a las próximas generaciones sino todo lo contrario, es necesario generar, buscar y encontrar información de mejor calidad, con valor científico, para ser compartida socialmente, en lo colectivo, y empezar a trabajar en equipo. Desarrollar profesionistas y profesionales enfocados en garantizar un crecimiento económico con menor daño ambiental.

México es sin duda un país en crecimiento y es catalogado incuso como un “país en desarrollo”. Este es un concepto que hemos llevado tatuado por siglos en cada acción de nuestra vida cotidiana y en muchas ocasiones se convierte en el pretexto perfecto de algunos para justificar la carencia en el profesionalismo de sus actividades, es el clásico “ya merito”, el “así que se quede” e incluso un “al fin que hay de sobra”.

Y sí, en México gozamos de grandes tesoros naturales “de sobra”, lugares ricos en yacimientos de agua, sitios colmados con frutos (para muchos extranjeros exóticos manjares) y paisajes consagrados por un multicolor en biodiversidad, pero sobre todo, México ha sido bendecido por gente entusiasta y comprometida que desafortunadamente carece de la información adecuada para tomar mejores decisiones. Es la oportunidad de cambiar paradigmas y evolucionar de ser un país en “vías de desarrollo” a ser un “país en desarrollo sustentable”.

En 1987, el concepto “desarrollo sustentable” fue presentado formalmente por la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas como una alternativa al desarrollo socioeconómico tradicional, causante de graves daños ambientales al planeta. Y México cuenta con  todos los elementos necesarios para construir la fórmula de transformación sistémica a favor del bienestar social con fortalecimiento económico en equilibrio con la calidad de nuestro medio ambiente.

México debe dejar de ser visto, incluso desde el interior, como un país de mano de obra barata. En lugar de ello, es indispensable fomentar la profesionalización de nuestras capacidades y apostar por un crecimiento responsable con una planeación holística para el futuro, de manera que colectivamente decidamos a dónde dirigir nuestro país y en qué condiciones queremos resguardar nuestros más preciados tesoros ambientales.

La información sobre nuevas tecnologías, eco-tecnias, tendencias globales, estándares internacionales, por mencionar algunas, es primordial para el desarrollo sustentable de nuestro país; contar con una sociedad más informada y con mayor sensibilización sobre los temas de eficiencia, ahorro de agua y de energía; pero también de respeto y cuidado a los recursos naturales… recursos de todos.

Economía-verde-UNAM[1]

Si bien existen metas y objetivos hacia la sustentabilidad desde el sector gubernamental, la sociedad, las grandes y pequeñas empresas; los hogares y los individuos podemos, como comunidad por sí misma, alcanzar objetivos tan ambiciosos como la reducción en el consumo de agua hasta en 18 por ciento, el ahorro en uso de energía hasta en 44 por ciento y por consecuencia de estas acciones, más otros simples cambios de hábitos, se puede alcanzar una reducción hasta de un 52 por ciento en la generación de Gases Efecto Invernadero, que eventualmente desincentivarán el famoso cambio climático, qué vaya que ha afectado a nuestra sociedad.

Estos objetivos son claramente alcanzables, pero además acarrean grandes beneficios para la sociedad, para cada uno de nosotros, para nuestros hogares y para las empresas. Beneficios tangibles, claros y concisos que se reflejan directamente en nuestros bolsillos, pero sobre todo en la posibilidad de contar con mejores condiciones ambientales a favor de la misma comunidad.

México crece con nuestras acciones, maduramos y somos más responsables como sociedad con cada una de las decisiones que tomamos. El impacto que ejercemos desde nuestro espacio de influencia, en casa, en la escuela, en el trabajo, en la empresa, incluso desde algún sitio de influencia en el sector gubernamental. El trabajo es de todos, el compromiso de todos es el estar mejor informados para tomar mejores decisiones e incluso así poder trabajar en equipo por un bien común.

La sociedad mexicana va madurando y debe profesionalizar su actuar con perspectiva global para generar un beneficio local, pero para lograr esto es indispensable actuar desde lo local para impactar en lo global. Basta de seguir caminando como sociedad de forma egoísta, procurando exclusivamente el beneficio individual. Nuestra sociedad, nuestro México, debe crecer y madurar como un grupo, un equipo bien formado, fundamentado y organizado. México puede alcanzar grandes metas, lograr grandes objetivos, llenarnos de grandes satisfacciones en lo colectivo si se hace como una gran sociedad organizada.

*Comunicación de Pronatura México, A.C.

Twitter: @PronaturaMéxico @GreenKeyMéxico

www.pronatura.org.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here