Empresas-Verdes

Martha Andrés Román/IPS

El planeta celebra el Día Mundial del Medio Ambiente con el compromiso asumido por 151 países de entregar más de cuatro mil 400 millones de dólares para enfrentar problemas que dañan al entorno.

Esos recursos, acordados en México pocos días antes de la celebración del 5 de junio, durante la V Asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), estarán destinados a impulsar proyectos globales de protección a la naturaleza durante el periodo 2014-2018.

Reunidos en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, científicos, autoridades gubernamentales y miembros de organismos internacionales coincidieron del 25 al 30 de mayo último en la necesidad de inversiones para evitar que crezcan los daños provocados por la actividad humana.

Durante las diferentes jornadas de trabajo, los participantes concordaron en que se está agotando el tiempo de contener el cambio climático y frenar la destrucción de la biodiversidad.

Para el director del Proyecto del Milenio de las Naciones Unidas, Jeffrey Sachs, hasta la fecha se está perdiendo esa batalla, pues el clima se sale de control y queda muy poco espacio para introducir transformaciones.

Necesitamos un accionar muy claro y contundente a fin de garantizar que no acabemos con el planeta, y es un acuerdo que debe comenzar con Estados Unidos y China, los mayores emisores de gases de efecto invernadero, expresó.

Por su parte, la presidenta y directora general del FMAM, Naoko Ishii, indicó que este un momento decisivo para todos, pues el orbe está buscando soluciones al cambio climático, que parece ser el reto más grande de la humanidad.

Según la alta funcionara, en la reunión en la que participaron cerca de mil 500 delegados se autorizó una cantidad histórica de cuatro mil 400 millones de dólares para el FMAM, el principal mecanismo financiero internacional de iniciativas en defensa de la naturaleza.

Pero señaló que esos recursos no son suficientes para abordar las urgencias presentes en el mundo sobre la materia.

De hecho, los expertos consideraron que se necesita mucho más, pero como no existe ese capital, exhortaron a gobiernos, empresas y sociedad civil a ser creativos y a participar en estrategias que ayuden a combatir los principales problemas medioambientales.

El presidente del Panel Intergubernamental sobre cambio climático, Rejendra Pachauri, estimó que el costo de reducir los niveles de carbono es muy modesto, pues representa un 0,06 por ciento del consumo mundial total de bienes y servicios.

Durante su intervención en la cita, el Premio Nobel de la Paz en 2007 se refirió a la evidencia científica e irrefutable sobre los graves impactos que el calentamiento global provocará a nivel ambiental, social y económico, con daños, expresó, para los más pobres entre los pobres.

Oficina verde

Los asistentes indicaron en que un acuerdo político sin financiamiento no tiene posibilidad de ser implementado, por lo que es pertinente la existencia de foros de este tipo.

En ese sentido, el canciller mexicano, José Antonio Meade, manifestó que el FMAM debe incluirse en el proceso destinado a definir la agenda de desarrollo posterior a 2015.

Al decir del titular de Relaciones Exteriores, ese mecanismo sirve como instrumento monetario de las convenciones ambientales multilaterales y otros acuerdos vinculados con el entorno, la diversidad biológica y el combate contra la desertificación.

También aporta recursos para enfrenar los efectos del mercurio, los contaminantes orgánicos persistentes y sustancias que agotan la capa de ozono, agregó.

De acuerdo con Meade, ello se traduce en la posibilidad de que asuntos preocupantes encuentren el financiamiento y, a la vez, se identifiquen programas piloto y acciones concretas útiles para alcanzar los objetivos planteados en los diferentes espacios.

Tenemos la oportunidad de conformar un plan interrelacionado que, en efecto, sea transformador, y atienda las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la exclusión y la degradación ambiental, señaló ante los delegados.

Consideró que de la cumbre sobre cambio climático, la cual se celebrará en Lima, Perú, en diciembre próximo, no puede concluir sin la base de un acuerdo que permita ejecutar de las próximas convenciones sobre el tema, el cual debe ser concretado en la cita de París 2015.

Según Meade, México está comprometido con el logro de pactos ambiciosos en la cumbre francesa, donde espera que se decida la movilización efectiva de capital monetario para enfrentar los desafíos actuales.

Como conclusión de la asamblea, las secretarías locales de Hacienda y de Medio Ambiente señalaron en un comunicado conjunto que los recursos acordaros en la cita permitirán impulsar en el cuatrienio proyectos con un valor de al menos 26 mil millones de dólares.

Se necesita mayor inversión para alcanzar un crecimiento verde y así contribuir a reducir la pobreza y avanzar hacia sociedades más incluyentes, manifestó en la clausura  Juan José Guerra, titular de la segunda de esas dependencias.

A su vez, varios especialistas lamentaron que las políticas públicas, incluso en países pobres, tiendan a proteger a las empresas trasnacionales otorgándoles beneficios fiscales, cuando se trata claramente de las principales contaminadoras.

Por eso, remarcaron que el dinero para costear programas medioambientales debe proceder del pago de impuestos de compañías dedicadas a la extracción de hidrocarburos.

En tanto, más de 200 representantes de la sociedad civil de 80 naciones emitieron una declaración en la cual recomendaron que los proyectos a financiar por el FMAM involucren a mayores sectores de la población, incluidos los jóvenes y las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here