dolares

México es el mayor receptor de remesas de América Latina y el Caribe y alcanzó el cuarto sitio en el mundo con 22 mil millones de dólares (mmd) en 2013, según datos del Banco Mundial.

Los envíos de remesas en 2013 hacia México se ubicaron abajo de India (71 mmd), China (60 mmd) y Filipinas (26 mmd), de acuerdo con los datos del Anuario de Migración y Remesas 2014, elaborado por BBVA Bancomer, el Consejo Nacional de Población (Conapo) y la Fundación BBVA Bancomer.

El principal país de origen de remesas a nivel global fue Estados Unidos, con un monto de unos 128 mil millones de dólares, el cual representó el 23.3 por ciento del total mundial.

En 2013 vivían en Estados Unidos 34.7 millones de personas de origen mexicano, de las cuales 11.8 millones nacieron en México y 22.9 millones eran descendientes de mexicanos, de segunda y tercera generación. En sólo cuatro estados se concentra casi el 70 por ciento de los inmigrantes mexicanos: California, Texas, Illinois y Arizona.

De los 11.8 millones de migrantes mexicanos en Estados Unidos, 7.7 millones formaron parte de la población económicamente activa: 91 por ciento estaban empleados y el 9 por ciento restante buscaba empleo.

El 64.6 por ciento de los migrantes mexicanos en Estados Unidos laboraba en el sector terciario. Durante el periodo 2000-2013, el porcentaje de mexicanos empleados en el sector terciario se incrementó de 51.2 por ciento a 64.6 por ciento; mientras que su participación en el sector secundario pasó de 36.6 por ciento a 30.6 por ciento y en el sector primario disminuyó del 12.1 por ciento al 4.8 por ciento.

La actividad económica en la que más migrantes mexicanos se encontraban ocupados en 2013 fue el alojamiento y el esparcimiento (17.6 por ciento), seguida por la construcción (17.0 por ciento), los servicios profesionales y administrativos (13.4 por ciento) y las manufacturas (12.9 por ciento).

La proporción entre hombres y mujeres se ha mantenido constante en los últimos ocho años, los hombres representaron cerca de 54.7 por ciento y las mujeres 45.3 por ciento del total.

La población migrante mexicana en ese país está en un proceso de transición hacia edades más adultas, en 2005, el 23.1 por ciento tenía 45 o más años de edad, mientras en 2013 esta cifra fue de 35.6 por ciento.

El nivel de escolaridad de los migrantes mexicanos ha ido en aumento, aunque sigue siendo relativamente bajo. En 2005, el 14.5 por ciento de ellos contaba con estudios de bachillerato o superior, y para 2013 llegó a 17.4 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.