OFCM

Hace mucho tiempo, cuando todo estaba oscuro y en tinieblas, Quetzalcóatl pidió a los dioses lanzarse al fuego para crear el Sol y la Luna. Sin embargo, ambos resultaron tan brillosos que no se diferenció el día de la noche. Fue entonces que Tochin, uno de los primeros conejos de Teotihuacán, fue lanzado a lo que sería la Luna para aplacar así la luz de ésta. Desde entonces, la liebre habita en ese cuerpo celeste.

Esta es la leyenda que cuenta la obra Tochin, El Conejo de la Luna, cuento sinfónico que retoma la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) y que ofrecerá al público infantil y familiar este domingo 4 de mayo en el Foro Las Tazas del Bosque de Chapultepec, como parte del inicio del segundo segmento de su Temporada 2014.

El músico percusionista y miembro de la OFCM, Antero Chávez, será el narrador en este Concierto Familiar que comprende el cuento sinfónico que escribió el compositor mexicano Leoncio Lara Bon.

“La pieza –explicó Antero Chávez– se basa en el cuento que escribió la guionista y escritora mexicana Paola Jauffred Gorostiza y que retoma una de las leyendas del México antiguo, recogidas por Fray Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España”.

El músico resaltó la importancia de “la política de apertura” de la Filarmónica en cuanto al fomento, interpretación y promoción de la música de repertorio infantil para orquesta.

Por su parte, José Areán, director artístico de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, explicó: “No sólo la estrenamos nosotros sino que también la comisionamos; es una obra que gracias a la Filarmónica fue escrita, pues se la pedimos directamente al compositor”.

Lo anterior, argumentó, debido a que existen contadas obras nuevas dedicadas de manera específica a niños y jóvenes, por lo que el repertorio en esta materia es siempre limitado y escasamente variado. “Aparte de Pedro y el lobo, de Sergei Prokofiev, y la Guía orquestal para jóvenes, de Benjamin Britten, entre otras pocas obras, no existe mucho material sinfónico para un público infantil”, aseguró José Areán.

Sostuvo entonces que es “muy importante que generemos material basado en nuestra mitología y creo que es muy importante que desde el punto de vista de México se comisione esta obra para que tenga un impacto en la gente, que lo pueda escuchar y la sienta suya”.

Al respecto, Antero Chávez calificó de “muy importante” que los niños se acerquen a la música de orquesta y para ello se haga la combinación de cuento con música, pues permite a los menores conocer, adentrarse e interesarse en este tipo de música.

“Muchas veces la mayoría de los niños no ha ido a escuchar una orquesta sinfónica y no sabe qué es una filarmónica y estos cuentos los atrae; se fijan mucho en los instrumentos, ponen atención y les interesa. Qué mejor manera de acercarlos que con los cuentos”, sostuvo.

Recordó que en la primera presentación de Tochin –en octubre de 2012– “hubo muchos niños encantados y que querían ver de nueva cuenta el cuento del conejo”. Me queda claro, defendió, que es un gran acierto, ya que “a las personas hay que empezar a pescarlas desde su niñez para que tomen el gusto por la lectura, la música, el teatro y, en general, las diversas expresiones del arte”, consideró Antero Chávez.

Para el inicio del segundo segmento de la Temporada 2014, la OFCM también tiene programada la interpretación de la obertura de la música incidental para Las avispas, pieza del compositor británico Ralph Vaughan Williams y que está basada en una de las comedias más notables de Aristófanes.

“Es una pieza que escribió Ralph Vaughan para la obra Las Avispas, una obra clásica griega que a su vez tiene las proporciones, la cantidad de tiempo y de ilustración que se necesita para que sea entretenida por los niños que nos acompañen y además deje al público contento”, describió José Areán.

El director artístico de la agrupación capitalina informó que ambas piezas (Tochin y Las avispas) se interpretarán en un concierto especial en uno de los espacios más tradicionales para la Orquesta: el Foro Las Tazas que se localiza en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec y que durante mucho tiempo fue el escenario habitual de la orquesta. “Aquí se hicieron conciertos durante varios años y ahora estamos recuperando esta tradición”, dijo Areán.

La presentación de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México será a las 12:30 horas este domingo 4 de mayo en el Foro Las Tazas del Bosque de Chapultepec, con entrada libre y la experiencia se repetirá el domingo 11 de mayo, con la colaboración de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, a través de la Dirección del Bosque de Chapultepec.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here