Universitarios 29 de septiembre de 2000Foto: Archivo / proceosofoto / DF

Los padres de familia esperan que la inversión que hacen al enviar a sus hijos a la universidad les pague buenos intereses, según un reporte de HSBC.

El estudio El Valor de la Educación: Un trampolín para el éxito señala que al menos 3 de cada 5 padres de familia (57 por ciento) consideran que si sus hijos asistan a una buena universidad tendrán las habilidades para competir en el lugar de trabajo, mientras que el 40 por ciento cree que además les ofrecerá acceso a mejores oportunidades en la vida.

De acuerdo con la encuesta realizada a más de 4 mil 500 padres de familia en 15 países, indica que el 99 por ciento de los padres mexicanos encuestados quiere que sus hijos tengan educación universitaria y el 69 por ciento tiene la expectativa de que sus hijos estudien un posgrado.

“Con base en la investigación, es claro que los padres en todos los países todavía consideran que una buena educación puede mejorar las oportunidades y perspectivas de los hijos en un mundo cada vez más globalizado y competitivo”, explica Simon Williams, director global de Banca Patrimonial de HSBC.

Los resultados de la encuesta indican que la educación es una prioridad en México, pero el 54 por ciento de los padres hubiera deseado haber ahorrado para la educación de sus hijos en una etapa más temprana. Actualmente, el 92 por ciento de los padres paga por la educación de sus hijos; 11 por ciento tiene becas y 5 por ciento de los jóvenes contribuye a pagar su propia educación.

El 71 por ciento de los padres encuestados en México cree que la educación en el país carece de los más altos estándares de calidad, si se le compara con la mejor educación disponible en otros países. Consideran que Estados Unidos ofrece la calidad más alta en educación, seguido de Japón, Alemania, Canadá y China.

El 33 por ciento de los encuestados está dispuesto a enviar a sus hijos a estudiar la preparatoria al extranjero y el 86 por ciento la universidad en otro país. Los padres de familia que tienen ingresos por arriba de los 20 mil pesos mensuales están más abiertos a enviar a sus hijos a estudiar la preparatoria al exterior.

En México, el costo promedio de una carrera universitaria es de cerca de 650 milpesos. Si una persona comienza a ahorrar para la educación de sus hijos a los 30 años, con un pago mensual, sin invalidez total y permanente, y sin descuentos, tendría que destinar 1 mil 700 pesos mensuales durante 18 años, indica HSBC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here