UNAM1

El Subprograma de Incorporación de Jóvenes Académicos de Carrera de la UNAM establece un límite máximo de edad (37 años para los hombres y 39 para las mujeres) para ocupar las vacantes generadas por el Subprograma de Retiro Voluntario por Jubilación y por la Reasignación de Plazas de Profesor o de Investigador Emérito.

El pasado 12 de noviembre, 1 día después de su publicación en la Gaceta UNAM –órgano oficial de difusión de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)–, entró en vigor el Programa de Renovación de la Planta Académica de la UNAM y el Subprograma de Incorporación de Jóvenes Académicos de Carrera a la UNAM.

Los documentos, signados por Eduardo Bárzana García, secretario general de esta casa de estudios, buscan que jóvenes graduados sean quienes cubran las vacantes generadas por el Subprograma de Retiro Voluntario por Jubilación y por la Reasignación de Plazas de Profesor o de Investigador Emérito. Esto, con la finalidad formal de que la UNAM cuente con “una planta académica equilibrada en términos de experiencia y juventud”.

Por ello, el escrito de apenas tres cuartillas establece como uno de los requisitos que los candidatos a ocupar dichas vacantes sean menores de 39 años de edad para el caso de las mujeres, y de 37 para el de los hombres.

Este programa de renovación docente no pasó inadvertido para quienes ya imparten cátedra en esa institución educativa, no obstante que éste se dio a conocer a escasos días del cierre del ciclo escolar 2013-2014, justo cuando la carga académica aumenta como consecuencia del periodo de exámenes y evaluaciones finales.

Los primeros en manifestar públicamente su inconformidad con el contenido del mismo, sobre todo con el establecimiento de una edad máxima para acceder a estas plazas, fueron los académicos del bachillerato.

En una carta entregada a la Rectoría y a la Secretaría General de la UNAM el pasado 22 de noviembre, los profesores de asignatura del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Azcapotzalco, quienes ese mismo día realizaron un mitin frente a la sede de la Rectoría, apuntan que lejos de promover “un verdadero equilibrio entre la planta académica en términos de experiencia y juventud”, el programa resulta “excluyente y discriminatorio de los profesores y profesoras de asignatura en activo mayores a los 37 y 39 años, respectivamente”.

En el mismo sentido se pronuncian los profesores de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), según consta en una carta dirigida a José Narro Robles, rector de la UNAM, fechada el 20 de noviembre de 2013: “al establecer un límite de edad para tener derecho a participar en un programa docente donde se desempeñan labores propias de la UNAM se está sentando un grave precedente de discriminación laboral por motivos de edad”.

Los académicos que imparten clases en el nivel medio superior califican de inequitativo y discriminatorio, pero también de ilegal, al Programa de Renovación de la Planta Académica y al Subprograma de Incorporación de Jóvenes Académicos de Carrera de la UNAM. Aseguran que es contrario a la Legislación Universitaria, al Contrato Colectivo de Trabajo del Personal Académico de la UNAM 2013-2015, a la Ley Federal del Trabajo, a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos e, incluso, a la legislación internacional en materia de derechos humanos y laborales.

Por ejemplo, en el caso del Contrato Colectivo de Trabajo del Personal Académico 2013-2015, el Programa atenta contra su cláusula 16, que establece que “en ningún caso y bajo ninguna circunstancia podrán exigirse mayores requisitos que los estipulados en la legislación aplicable para el ingreso, definitividad y/o promoción a las diversas categorías y niveles que puede tener el personal académico, o las equivalencias o similitudes que establezcan los órganos competentes integrados de acuerdo con la Legislación Universitaria, los que no podrán ser superiores a los establecidos por la misma”. Y es que ninguno de los artículos que conforman el Estatuto del Personal Académico (EPA) de la UNAM, particularmente los relativos a los requisitos de ingreso del personal académico, se pronuncia respecto del límite de edad.

Los docentes de la ENP recuerdan al rector universitario el contenido de su Programa de Trabajo para la UNAM 2011-2015, en el que se compromete a defender los principios que caracterizan a la Universidad pública por excelencia, tales como “la promoción de la equidad y la justicia”, así como a “definir y establecer criterios orientados a erradicar cualquier tipo de discriminación”.

(La información completa aparece publicada en la edición 126 de Fortuna)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here