El presidente de la empresa Oceanografía, proveedora de servicios marítimos de Pemex, se encuentra ya en el extranjero mientras la Procuraduría General de la República (PGR) giró una orden de presentación contra el empresario acusado de fraude por al menos $600 millones de dólares (mdd) en perjuicio de Citigroup y su filial Banamex

Una fuente cercana al empresario confirmó que habría salido del país y que se teme se libre una orden de aprehensión en su contra durante las próximas semanas.

ABRE-oceanografia-RDFundada en 1966 en Campeche, la firma Oceanografía era el proveedora de barcos más importante de Pemex en operaciones costa afuera y plataformas.

El grupo financiero Citigroup Banamex denunció minusvalías por casi $300 mdd luego de que Petróleos Mexicanos inhabilitó por más de 21 meses a Oceanografía por presentar documentos falsos que le permitieron obtener recursos por adelantado dejando como garantía los pagos de la paraestatal en obras que ni siquiera habían concluido.

Oceanografía perdió, de esta forma, contratos que tenía vigentes hasta el 2016. El gobierno federal, a través del Servicio de Administración y Enajenación de Activos, tomó ya el control de la administración de Oceanografía para no detener operaciones de barcos estratégicas para Pemex. Ahora, además, el SAE da prioridad al pago de proveedores y nómina sobre los intereses de algunos bancos como Banamex que no cuentan con garantías.

La orden de aprehensión contra Amado Yáñez, como en el caso del expresidente de Mexicana de Aviación Gastón Azcárraga, se libraría por el delito de lavado de dinero, es decir, por el uso de recursos de procedencia ilícita “Oceanografía habría utilizado dinero que defraudó a Banamex para otros propósitos, lo que cuadraría el delito de lavado”, explicó un abogado vinculado con la PGR.

Yáñez compró durante los dos últimos años al menos tres equipos de futbol, con lo que buscaba diversificar sus actividades empresariales. La inversión en estos propósitos superó los $50 mdd, recursos que se habrían restado al capital de trabajo que necesitaba Oceanografía para seguir operando sin incurrir en mayores deudas bancarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here