fraude ciberneticoEn una corte de apelaciones del Quinto Circuito del Sur de Texas, el síndico Steve Smith desahoga los pendientes y saldos que involucran el caso de la quiebra del grupo financiero Interamericas y de la comercializadora Pueblo Corporation que fundaron e impulsaron integrantes de la familia Pimienta Huerta.

En enero de 2012, uno de sus miembros y principal administrador, Hugo Enrique Pimienta Blanco, fue sentenciado por un tribunal federal a siete años y seis meses de prisión por el fraude que involucró al menos 300 millones de dólares.

Hugo Pimienta violó, de acuerdo con el Segundo Tribunal Unitario Penal del Distrito Federal, la Ley de Instituciones de Crédito al realizar captación ilegal en el mercado mexicano ofreciendo altos rendimientos a inversionistas mexicanos, un mecanismo similar al de los bonos rusos: altos réditos y riesgos muy pero muy elevados, estrategia que los banqueros suizos a través de sus famosos Axiomas de Zurich pondrían en tela de juicio.

Pimienta Blanco y varios miembros de su familia estuvieron vinculados directamente con la bancarrota del grupo financiero Interamericas con sede en Houston que mantenía una participación en el grupo Intercam que preside Eduardo García Lecuona y que ahora también controla los activos y marcas de la institución que operó como el Banco Regional de Chihuahua que pertenecía a Banregio que preside Manuel Rivero.

Intercam ahora concentrado en el negocio bancario pero que, por muchos años compitió con intermediarios como Consultoría Internacional en el segmento de compra y venta de divisas, se enfrentó a la necesidad de explicar al síndico Steve Smith cuál era el nivel de participación que tenía Interamericas de los Pimienta Blanco en su capital. Fue el año pasado cuando García Lecuona se reunió con Steve Smith para deslindar cualquier responsabilidad en la liquidación de activos que se realiza en varias cortes de Estados Unidos para hacer frente a los pasivos que dejo la captación irregular en la que incurrió la familia Pimienta, descendientes directos del General Victoriano Huerta.  Al final, Steve Smith registró que Intercam habían sido involucrados indirectamente en los negocios irregulares de Interamericas y que la contingencia en el caso ascendería a no más de 20 millones de pesos.

En febrero de 2003 publique un reportaje en el que, de acuerdo con documentos y testimonios de inversionistas y familiares defraudados, Hugo Pimienta y sus familiares tenían en ese año residencias en California, Beverly Hills, una comercializadora en Laredo, Texas con un total de 6,500 metros en bodega; una flotilla de más de 30 trailers; una agencia aduanal y acciones mayoritarias del grupo financiero Interamericas. También me confirmaron la participación de Los Pimienta en la comercializadora Contactos Universales y en la cadena de mueblerías Maple. Sus vínculos empresariales llegaron incluso a Omnilife, fundada por Jorge Vergara, en la ciudad de Guadalajara.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here