Conacyt

El sector empresarial es beneficiado con más de 2 mil 900 millones de pesos a través de estímulos a la innovación tecnológica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Los apoyos son asignados a distintos sectores como el automotriz y el farmacéutico; Mabe, Ford, Senosiain, entre las marcas de renombre que han recibido estos apoyos.

La administración de Enrique Peña Nieto subsidia a empresas nacionales y extranjeras con casi 3 mil millones de pesos por concepto de innovación tecnológica. Son apoyos a fondo perdido, un subsidio a la innovación complementario al esfuerzo empresarial, explica en entrevista con Fortuna: Negocios y Finanzas, Miguel Chávez Lomelí, director de Innovación del Conacyt.

Este año se destinarán 2 mil 929 millones 238 mil 894 pesos en subsidios a la innovación tecnológica para 603 empresas mediante 704 proyectos, indica el listado de Propuestas Aprobadas para Apoyo del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación del Conacyt.

Los recursos serán canalizados a través de tres modalidades: Programa de Estímulos a la Innovación (Proinnova), Programa de Innovación Tecnológica para la Competitividad (Innovatec) y del Programa de Innovación Tecnológico de Alto Valor Agregado (Innovapyme).

En ningún caso. el Conacyt apoya al ciento por ciento los proyectos, sólo del 22 al 70 por ciento, expone Chávez Lomelí. Los subsidios están condicionados a que las empresas hagan lo que dijeron que iban a hacer y se gasten el dinero en lo que presupuestaron y se les autorizó.

Las más beneficiadas

El funcionario del Conacyt asegura que los Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación sí cuentan con criterios de asignación y evaluación confiables. Ningún proyecto que incumpla con la calidad puede ser objeto de un apoyo.

Estos programas, al igual que todas las políticas públicas, tienen una serie de diversificación. Tienen una clara orientación a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), lo que ha permitido que a lo largo de su vida, la participación de Pymes haya pasado del 31 al 70 por ciento en las últimas convocatorias.

El sector automotriz encabeza la lista de los más beneficiados con el fabricante de convertidores catalíticos y dispositivos diesel, Katcon, SA de CV, con 41 millones 105 mil 209 pesos, otorgados mediante las modalidades Innovatec y Proinnova, indica el listado del Conacyt.

Le siguen otras cuatro del mismo ramo: la alemana Continental Automotive, empresa con una planta en Guadalajara, Jalisco, a la que le fueron otorgados 36 millones de pesos; Volkswagen de México, SA de CV, beneficiada con 35 millones 983 mil 200 pesos; HUF México, S de RL de CV, con 24 millones 941 mil 80 pesos; Cummins Filtración, S de RL de CV, con 24 millones 103 mil 157 pesos.

El sector farmacéutico tiene a dos firmas entre las principales subsidiadas: Rubio Pharma y Asociados, SA de CV, que obtuvo 26 millones 881 mil 900 pesos –dedicada a la distribución de los medicamentos del Grupo Ergo-Pharm Alemania Heel, además de investigación en medicina homotoxicológica, ozonoterapia, mesoterapia estética, biopuntura–; también Landsteiner Scientific, SA de CV, con 21 millones 437 mil 668 pesos.

Una de las principales proveedoras de Petróleos Mexicanos en Campeche, Goimar, SA de CV recibió 26 millones 246 mil 916 pesos. Así como la compañía Corrosión y Protección, SA de CV, a la que se le asignaron 18 millones 651 mil 513 pesos.

Empresa Mabe

En tanto, la multinacional Mabe, SA de CV, encargada de la producción de electrodomésticos, se benefició con 26 millones 72 mil 660 pesos. Este subsidio lo obtuvo mediante 13 proyectos distribuidos en Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato y el Distrito Federal.

Las innovaciones

De acuerdo con el listado del Conacyt, fue por medio de la modalidad Proinnova que se otorgaron la mayoría de los recursos. Este esquema indica que para que sea aprobada la solicitud del subsidio, el monto destinado a ese rubro deberá ser igual o mayor al 10 por ciento del costo total del proyecto. Bajo este modelo el organismo otorgó 1 mil 726 millones 88 mil 788 pesos.

Con esta característica se encuentra la principal beneficiaria de la lista: Katcon, SA de CV, que obtuvo recursos por 23 millones 222 mil 738 pesos mediante Proinnova; así como 17 millones 882 mil 471 pesos a través de Innovatec.

El siguiente programa que más recursos destinó a las empresas fue Innovatec, con 625 millones 108 mil 171 pesos, que representan el 21.34 por ciento del total subsidiado. Este esquema de subsidio involucra a las grandes empresas que llevan a cabo desarrollo de nuevas tecnologías, cuyas propuestas pueden ser presentadas de manera individual o en vinculación.

Planta Ford Cuautitlan CO

Ford Motor Company, SA de CV es una de las que entraron en este esquema y se le otorgaron 1 millón 616 mil 272 pesos. También Kimberly Clark de México, SA de CV, con 3 millones 494 mil 809 de pesos. Así como los laboratorios Senosiain, a los que se benefició con 6 millones 99 mil 590 pesos, sólo por mencionar algunas.

El Programa Innovapyme, destinado a empresas micro, pequeñas y medianas, que presenten propuestas de manera individual o en vinculación. A través de éste se entregaron 578 millones 41 mil 935 pesos.

Chávez Lomelí comenta que los proyectos vinculados tienen una calificación mayor y, en esta convocatoria, el 91 por ciento estuvo asociado con algún centro de investigación o alguna institución de investigación superior.

Además, expone, los diseños tienen que ver con la circunstancia geográfica (se definió una circunstancia descentralizada) y tan es así, que del total de los recursos, que son federales, todos tienen una bolsa garantizada. Y a partir de ahí pueden promover la innovación.

Salvedad, dictamen de la ASF

De acuerdo con Auditoría 11-1-3890X-02-0354, elaborada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), podría existir un daño patrimonial por 42 millones 505 mil 568 pesos, debido a que los documentos comprobatorios con los que se avalaron los gastos de los recursos entregados no fueron justificatorios.

El máximo órgano de fiscalización de país determinó evaluar el Programa Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación debido a que “en revisiones anteriores se identificó que el Conacyt emite lineamientos para este tipo de programas, que no especifican los requisitos para la selección de los beneficiarios ni definen cómo se acreditarán los méritos de las personas físicas o morales a las que se les otorgan los apoyos y tampoco establecen criterios de calidad, pertinencia y relevancia. Por otra parte, los beneficiarios incumplen los plazos de comprobación de los apoyos otorgados establecidos en los convenios de asignación de recursos”.

El dictamen de la ASF, incluido en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2011, fue emitido con salvedad en la revisión del programa en este año fiscal.

La ASF recomienda al Conacyt realizar las acciones necesarias para precisar qué gastos son elegibles para los rubros de Prototipos, Modelos a nivel piloto, Escalamiento a nivel planta piloto y Evaluación de prototipos, y evitar la discrecionalidad en la aceptación de los gastos.

El director de innovación del Conacyt asegura que todo va en orden pues las empresas están obligadas a presentar un informe y una evaluación de un despacho externo a la empresa, además de que se hace una evaluación del ciento por ciento de los recursos que entregó el Conacyt. Esto está supervisado por todas las instancias de control.

“Si tomas en cuenta que tenemos un promedio de 500 a 700 proyectos cada año, claramente vamos a tener, aunque sea en porcentajes muy bajos, proyectos que tienen alguna desviación, que son imputables al contexto económico en el que se desarrollan”, comenta Chávez Lomelí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here