Dzibilchaltun

Mérida, Yucatán. La zona arqueológica de Dzibilchaltún fue el escenario de la inauguración del Festival Internacional de la Cultura Maya, que este año tiene como tema central El Paisaje y el cual alude a la relación sociedad-naturaleza entre los mayas.

Durante 20 días, en varias sedes del estado de Yucatán, se realizarán diversas actividades culturales y artísticas como coloquios, conferencias, exposiciones y conciertos.

Este festival que se realiza por segundo año consecutivo reunirá a representantes de 30 países, más de mil 400 artistas, intelectuales y promotores culturales en más de 500 eventos.

Es un encuentro entre diferentes pueblos para reflexionar, dialogar y revalorar el conocimiento de una cultura milenaria, afirmó el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, en el acto inaugural.

Honduras y Chiapas, lugares donde también se asentaron los pueblos mayas, son este año los invitados de honor y participan con la exposición de sus costumbres, productos artesanales y diferentes expresiones artísticas.

El presidente Enrique Peña Nieto inauguró el Festival en Dzibilchaltún, que en lengua maya significa “el lugar donde hay escritura en las piedras”, en alusión a las numerosas estelas con representaciones de la cultura maya que existen en el sitio.

En la zona arqueológica está “El templo de las 7 muñecas” o “Templo del sol”, en el que cada año se puede observar un fenómeno natural durante los primeros días de primavera y de otoño, cuando el sol aparece en todo su esplendor en medio de la estructura. También ahí se encuentra el cenote Xlacah, que significa “pueblo viejo”, y es uno de los más grandes y profundos que existen en Yucatán.

Relación sociedad-naturaleza entre los mayas

El Festival Internacional de la Cultura Maya de este año tiene como tema El Paisaje con el propósito de destacar la estrecha relación que tenían los mayas con la naturaleza.

El primer Festival realizado en el 2012 tuvo como tema central el concepto del tiempo entre los mayas, ya que el 21 de diciembre de ese año fue la fecha 13 baktún, señalada en el calendario maya de cuenta larga como el comienzo de una nueva era.

Este año, el propósito es destacar la importancia de la naturaleza en la cultura maya.

De acuerdo con el antropólogo estadunidense David Stuart, el paisaje fue fundamental para definir el orden social y político de los mayas. Sus templos, plazas, calzadas, se construyeron en relación con montañas, ríos, arroyos, lagos, cenotes.

Aunque no tenían mapas, sí tenían conceptos de ubicación geográfica y su cosmología política, religiosa y social estaba basada en los elementos cielo, tierra-cueva (como centro) y agua, afirmó el experto durante la ponencia magistral del coloquio titulado “Relación sociedad-naturaleza entre los mayas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here