GFSantanderLos analistas del Grupo Financiero Banamex Accival reportaron hoy que tras un viaje a España, estiman necesario advertir sobre la cautela de inversionistas en títulos de Santander México e Inbursa ante el exceso de oferta de sus acciones.

De acuerdo con el reporte del área de análisis de  Banamex-Accival, firma filial de Citibank, después de un viaje a Madrid y Barcelona esta semana los especialistas en análisis del sector bancario (Stefan Nedialkov, analista de bancos españoles; Ronit Ghose, director de banca global) se reunieron con inversionistas para conocer la percepción respecto a las acciones del sector bancaria.

Derivado de reuniones con  las administraciones de los bancos y con instituciones macroeconómicas españolas (Spanish Banks – Postcard from Spain), los analistas de Citibank decidieron revaluar el riesgo de un exceso de oferta de acciones en Santander México e Inbursa, una de las razones que citan a menudo los inversionistas para mantenerse cautelosos respecto a ambas emisoras, al menos en el corto plazo.

“Nuestros colegas indican que el tono de sus reuniones fue optimista, con un amplio consenso de que España ya ha pasado lo peor, que los activos problemáticos de los bancos españoles probablemente llegarán a su punto más alto el próximo año, y que el gobierno español va probablemente a autorizar el mantenimiento de los activos de impuestos diferidos (DTA, por sus siglas en inglés) a finales de este mes debido a diferencias temporales”, se explica en el reporte.

Esta circunstancia, agregan, es particularmente importante para el riesgo de un exceso de oferta de acciones en Santander México e Inbursa que estamos tratando de reevaluar, ya que el índice de capital básico Tier I (CET1) de Basilea III de la mayoría de los bancos españoles aumentaría 100 puntos base  a 300 puntos base, si se aprueba esta medida.

En particular, Nedialkov estima actualmente que, tomando en cuenta el mantenimiento de los activos por impuestos diferidos, el índice CET1 de Banco Santander sería de 9.5%-10% para finales de 2013, y que el de Caixa excedería 10%, es decir, ambos excederían con holgura el mínimo del 8% impuesto por las autoridades reguladoras españolas para 2019, y se encontrarían dentro (o incluso ligeramente por encima) del rango de 9%-10% que siguen esperando la mayoría de los inversionistas.

En este sentido, parecería que la probabilidad de que cualquiera de ambos bancos necesite desprenderse de participaciones de acciones adicionales en sus filiales/subsidiarias mexicanas es baja. En Banamex cuantificaron  esa baja probabilidad, y estas fueron sus conclusiones:

Santander México: La provisión que impedía la venta de acciones por un periodo de 365 días relacionada con la OPI de septiembre de 2012 venció el 25 de septiembre de 2013. Banco Santander posee actualmente (directa e indirectamente) el 75% de Santander México. Si necesitara capital, posiblemente podría vender una participación adicional de 9% en Santander México (valorada en US$1,700 millones a los precios actuales) y aún poseería 66% del banco (el mismo porcentaje que posee actualmente en Santander Chile). ¿Probabilidad asignada a este escenario? 10%. ¿Por qué tan baja? Por cuatro razones principales: (1) con el mantenimiento de los activos fiscales diferidos, el índice CET1 de Basilea III de Banco Santander (estimado en 9.5%-10% para finales de 2013) parece cómodo; (2) Santander México es un activo clave para Banco Santander, y un contribuyente clave a las utilidades del grupo (es su tercera subsidiaria más significativa en el extranjero, con 12% de la utilidad neta de la compañía matriz); (3) BancoSantander tiene muchas opciones y activos que podría desinvertir si necesitara capital (por ejemplo, podría realizar una OPI de su negocio de bancominorista en EUA, como planea hacer actualmente, o colocar acciones de su subsidiaria británica; y (4) esta transacción solo añadiría 5-10 p.b. al índice CET1 de Basilea III de Banco Santander.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here