Tepezcohuite

El uso de remedios naturistas como el tepezcohuite para curar quemaduras puede provocar infecciones en la herida o complicaciones que pueden causar incluso la muerte, afirmó José Antonio León Pérez, especialista en Cirugía Plástica, del Instituto Nacional de Pediatría (INP).

Dijo que en México alrededor de 140 mil personas son atendidas anualmente por quemaduras; de ellas, entre 50 mil y 60 mil son niños.

El uso del tepezcohuite está contraindicado en el tratamiento del paciente quemado, ya que es la corteza de un árbol, en la cual se acumulan telarañas, insectos, polvo y suciedad que pueden provocar infección.

León Pérez explicó que este remedio tradicional fue retirado del tratamiento médico hace casi 70 años, porque algunos pacientes fallecían al absorber la sustancia activa del tepezcohuite: el ácido tánico, el cual llega a producir necrosis centrolobulillar hepática.

El ácido tánico, dijo, es utilizado para curtir pieles y cuando se le pone a un paciente con quemadura, se le hace una costra negra. “Si no se infecta, se va a curar, pero no por el efecto de la corteza, sino por el proceso de regeneración natural de la piel”, puntualizó.

El especialista recomendó a la población únicamente lavar la lesión con agua templada y jabón; sólo en los casos donde la quemadura sea profunda, se le coloca un paño seco y limpio, antes de trasladarlo a un hospital para su atención.

Indicó que la quemadura superficial se va a curar con o sin el médico sin necesidad de utilizar remedios caseros o naturistas, debido a que este tipo de lesiones se regenera de manera espontánea, a menos que se infecte.

Las quemaduras de primer grado sólo afectan la parte superficial de la piel y en forma parcial. Entre este tipo de lesiones se encuentra la quemadura solar, que causa enrojecimiento de la piel, inflamación, ardor y dolor.

Estas quemaduras tardan en sanar de cinco a siete días y la única indicación es tomar algún analgésico, colocar paños húmedos y no utilizar ropa. Este tipo de quemadura no deja cicatriz.

Las quemaduras de segundo grado se dividen en superficial  y profunda. Las superficiales son las ampollas, las cuales tardan de siete a 14 días en curarse y generalmente no dejan cicatrices.

Los de segundo grado profundo, tardan en curarse de 21 días a un mes, dejando cicatrices visibles, anchas, gruesas o rojas que dan mucha comezón.

ppc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here