El Consejo Coordinador Empresarial  (CCE) pide apostar por el mercado interno, el cual depende en gran medida del desarrollo y de la multiplicación de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes),  responsables de más del 70 por ciento de los empleos en el país, pero sólo del 52 por ciento del valor de la economía.

CCE Gerardo Gutiérrez Candiani}

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, afirmó que ante la debilidad e incertidumbre en el sector externo, es fundamental apostar por el mercado interno, el cual es motor del crecimiento pero permanece estancado, funcionando a niveles inferiores de su capacidad.

Señaló que la brecha de productividad y dinamismo del  sector exportadorfrente alamayoría de las empresas en México sigue siendo honda, ya que no se ha podido conectarestos dos grandes polos.

Tras casi 20 añosde programas para Pymes, estos no han rendido resultadoscontundentes, por lo que persistenirregularidades e inconsistencias en la políticaindustrial.

Los principales problemas que enfrentan las Pymes son: Distorsiones enmercados, exceso de trámites, falta de acceso a crédito, tanto para capitaldetrabajo como para invertir, corrupción de autoridades, inseguridad pública,regulaciones excesivas para la capacidad administrativa de un pequeño negocio,obligaciones, costos fiscales y laborales complejos, además de restrictivos.

La mayoría de las Pymes opera sin apoyos ni solidez en suplaneación y gestión.El 75 por ciento de las que se abren, dejan de existirdurante losprimeros cinco años, y muy pocas pueden dar el paso para convertirse en medianas ocompañías de crecimiento acelerado, lo que en otros países ha sido clave deprogreso.

Para Gutiérrez Candiani, es el para apuntalar una política Pyme de avanzada y sentar las condiciones para incentivar una verdadera revolución empresarial que

catapulté a la economía nacional.

El CCE propone iniciar una cruzada nacional por la formalización económica y dar paso aincrementos significativos y sustentables del crédito, la productividad, lamasa salarial, y larecaudación tributaria.

Las empresas informales, en promedio, son 45 por ciento menos productivas quelas formales, ysu desarrollo está sumamente constreñido”, agregó Gutiérrez Candiani en su mensaje semanal.

El organismo también sugiere poner en funcionamiento un paquete de incentivos,apoyos y políticas que favorezcan una formalización económica masiva; propiciar cadenas de abastecimiento, esquemas de capitalsemilla y financiamiento aempresas de alto potencial, polos de desarrollo regional ymotores de crecimiento acelerado, como lo son el energético y la construcción.

Dar celeridad a un renovado Plan Nacional de Infraestructura, así como claridad y perspectiva en el sector construccióny en proyectos de alto impacto, como el plan para el Sur-Surestey el relanzamiento de la industria de la vivienda y del desarrollo urbano sustentable.

Para ello propone presupuestos multianuanuales en proyectosde infraestructura prioritarios.

El CCE pide que la banca de desarrollo amplíe el financiamiento a corto plazo con un programa de capitalizaciónde intermediarios, expediente único y calificacióninmediata; así como la ampliaciónde la participación en compras de gobierno a Pymes, con un sistema eficaz de fianzas para apoyar a proveedoras y contratistasdelgobierno.

En materia de eficiencia regulatoria, se requiere acabar con las barreras que se ponen a las Pymes en los estados y municipios, así como mejorar opciones de fomento,promoción y procuración de sinergias regionales.

También pide que en materia de seguridad pública, las Pymes sean tomadas en cuenta en los planes de prevención debido a que miles de empresas yempresarios de diversas regiones se encuentra vulnerables ante la delincuencia.

ppc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here