celulares_robadosEn 2012 fueron robados y cancelados en el país 156 mil 681 celulares, lo que representó 430 aparatos al día, según un informe de Consejo Ciudadano de la Ciudad de México y la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Los celulares que fueron robados el año pasado tenían contrato con cuatro empresas de telefonía celular que operan en el país: Telcel, Movistar, Iusacell y Nextel, informó el presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, Luis Wertman Zaslav, en conferencia de prensa.

En tanto que en los meses de enero y febrero de 2013 se cancelaron 19 mil 301 celulares, lo que equivale a 332 aparatos al día, que significó 98 menos o 22.8 por ciento en relación con el año pasado.

Wertman Zaslav indicó que estos teléfonos fueron reportados por sus propios dueños, por lo que las empresas de telefonía suspendieron los números de identificación internacional de cada equipo (IMEI, por sus siglas en inglés) y con ello se inhabilitaron para ser utilizados.

Destacó que tras la reforma a la Ley de Telecomunicaciones, que cumplen un año de haber entrado en vigor, este proceso de inhabilitación de celulares es obligatorio para las empresas.

El presidente del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México confió que esta tendencia se mantenga y que empiece a verse en otros ámbitos, como es el robo a transeúnte, ya que por lo menos hasta 2012 el 40 por ciento de los robos de este tipo era para quitar a la gente su teléfono celular, pero al ser inhabilitados los aparatos esta actividad debe comenzar a bajar.

Destacó que con las empresas de telefonía celular se ha trabajado en esquemas que motiven a la gente a denunciar el robo de su celular, sobre todo aquellos que los tienen en esquema de prepago, a través de reembolsar su saldo, con la finalidad de dejar cada vez menos huecos en este delito. 

En cuanto a la colaboración entre empresas de telefonía celulares y autoridades judiciales, en este año de trabajo se recibieron y contestaron 39 mil 956 oficios de diversas autoridades ministeriales y del poder judicial sobre llamadas realizadas desde 80 mil teléfonos celulares. 

Wertman Zaslav dijo que en la mesa de trabajo entre el Consejo, la Anatel, las empresas de telefonía y la Comisión Nacional de Seguridad Pública se avanza en un proceso de asesoría que permita la instalación adecuada y correcta de inhibidores de telefonía celular en los diversos penales del país, para evitar los problemas de comunicación de las personas a sus alrededores o que no cumplan adecuadamente sus funciones.

Desde la entrada en vigor de las reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones se estableció una mesa de trabajo permanente para realizar acciones de prevención y mejores prácticas para reducir la comisión de delitos a través de celulares, explicó Wertman Zaslav.

Las mesas sesionan cada 15 días y lo seguirán haciendo para mejorar las prácticas de las empresas a favor de la seguridad de sus usuarios, sobre todo considerando que el celular es la herramienta de comunicación más importante hoy en día, ya que existen alrededor de 100 millones de aparatos en el país, puntualizó.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here