ABM Ruiz SacristanLa banca mexicana está preparada para asumir los retos que implica la reforma financiera para mejorar la oferta de crédito en el país, aseveró Jaime Ruiz Sacristán, presidente saliente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En su último discurso como dirigente de la ABM, Ruiz Sacristán dijo que la agrupación coincide con los objetivos de la reforma financiera y comparte el propósito de una reforma integral para ampliar el financiamiento a sectores estratégicos, como el de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

La ABM apoya el objetivo de ampliar el crédito, mediante a fortalecimiento al Estado de derecho, el incremento a la competencia, la reducción de arbitrajes regulatorios, el mejoramiento de régimen de garantías y de concursos mercantiles, manteniendo siempre un sector financiero sólido en apego a las sanas prácticas bancarias, sostuvo Ruiz Sacristán en la 76 Convención Bancaria que se realiza en Acapulco, Guerrero.

Mencionó que están a la espera de que el consejo rector del Pacto por México, en cumplimiento de los compromisos 62 y 63 de dicho Pacto, presenten la iniciativa de reforma financiera que, una vez aprobada por el Congreso de la Unión, deberá mejorar la oferta de crédito y, en conjunto con las otras reformas estructurales pendientes, aumentar la productividad y el crecimiento de la economía mexicana, así como incrementar la demanda de financiamiento en el país.

Consideró necesario acelerar el Programa de Inclusión Financiera y seguir apoyando el crecimiento con más crédito a los sectores productivos, particularmente a las Pymes.

Ruiz Sacristán dijo que la ABM lanzó el proyecto Mundo Pyme para brindar información a este sector y se pueda apoyar su acceso al financiamiento bancario, así como poner a su alcance diversas alternativas de capacitación en línea que fortalezcan y estimulen su crecimiento.

“Se dice que México está de moda entre los inversionistas nacionales e internacionales”, afirmó Ruiz Sacristán para luego precisar que si bien esta condición favorece también es fugaz, por lo que el reto es trascender de la moda para transformar al país en atracción permanente.

Agregó que este es el momento de redefinir el crecimiento, con énfasis en el mercado interno y en la formalidad, sin descuidar el gran mercado externo que se ha consolidado.

“Las reformas estructurales que se han aprobado y las que faltan, como la energética y la hacendaria, transformarán al país y nos deben llevar a un incremento sustancial en la productividad de la economía que se traduzca en mayor inversión, mayor crecimiento, mayor competencia, mayor empleo y, consecuentemente, mayor demanda de crédito”.

Para Ruiz Sacristán, la fortaleza de la banca es el resultado del manejo responsable de las finanzas públicas y la política monetaria, de la modernización del marco regulatorio bancario, de las instituciones bancarias, por ofrecer más financiamiento a las familias y a la producción.

Destacó que luego de la crisis económica de los años 90, entre el 2002 y el 2012, la banca se transformó para mejorar sus procesos, y volverse más eficaz y eficiente.

Cifras de la banca en México

Jaime Ruiz Sacristán, quien concluye dos años al frente de la ABM, mencionó algunos indicadores de la banca en México.

El incremento en la inversión dio solvencia al sistema bancario y permitió adoptar de manera anticipada las nuevas reglas de capital de Basilea III.

En febrero del presente año, el índice de capitalización alcanzó 16.5 por ciento; es decir, el doble de la referencia internacional y muy por encima de lo establecido por la nueva regla de capital de México.

El saldo de la cartera crediticia vigente de la banca en México se incrementó en términos reales más del doble entre el año 2002 y el año 2012  A la fecha suma 2.6 billones de pesos, lo que significa el crédito aumentó tres veces más rápido que la economía en ese decenio.

En ese mismo lapso, el crédito al sector privado casi se triplicó en términos reales, para alcanzar un poco más de 2.2 billones de pesos, lo que equivale al 85 por ciento de todo el financiamiento otorgado por la banca.

El crédito a las empresas se incrementó 2.6 veces entre 2002 y marzo del 2013, para alcanzar la cifra de 449 a mil 186 millones de pesos.

El mayor dinamismo del crédito se dio en las micro, pequeñas y medianas empresas, cuyo saldo creció a una tasa real de 21 por ciento en promedio anual, a partir del año 2005.

El número de empresas acreditadas pasó de 121 mil en el año 2005, a 650 mil en este año, cantidad equivalente a 78 por ciento de todas las micro, pequeñas y medianas empresas inscritas en el Seguro Social.

En este crecimiento influyó el apoyo de la banca de desarrollo, particularmente de Nacional Financiera (Nafin) y Fideicomiso Instituido en Relación a la Agricultura (FIRA), al que ahora se añaden los nuevos programas de la Sociedad Hipotecaria Federal y del Banco Nacional de Comercio Exterior.

También se fortaleció el financiamiento a los proyectos personales. El crédito a la vivienda se incrementó 2.3 veces en términos reales durante los últimos 10 años, y para marzo del presente, fue más de 460 mil millones de pesos. Por su parte, el crédito al consumo desde el 2012 superó en términos reales el nivel que tenía en el 2007, y para marzo pasado su monto ascendió a cerca de 600 mil millones de pesos.

Junto con el crédito han crecido también el número de bancos y su infraestructura. Del 2002 a la fecha, se incorporaron 15 nuevas instituciones, con el que el sistema suma ya 47 bancos, con más de 13 mil sucursales; es decir, casi el doble de las que había en el año 2002.

Existen casi 24 mil puntos de corresponsales bancarios, la banca llega a 37 mil sitios de atención, que representa la red más grande de servicios en México.

Adicionalmente, los cajeros automáticos distribuidos en el territorio nacional sumaban 41 mil en marzo pasado, lo que equivale a 2.4 veces más que los existentes en el 2002.

Las terminales punto de venta rebasan las 628 mil unidades, es decir, casi cinco veces más que al comienzo del lapso que se compara.

La banca tiene 50 millones de clientes que atiende mediante sucursales bancarias y a través de la banca por internet y la banca móvil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here